Pagan precio récord de más de 3 millones de dólares por un atún rojo en Japón

Por La Gran Época

Una cadena de restaurantes japoneses pagó más de USD 3 millones por un atún rojo de 278 kilogramos capturado en la costa de la prefectura de Aomori en Japón.

El atún de precio récord fue trasladado a uno de los establecimientos de la cadena de sushi de Kiyomura Corp. ubicado en Tsukiji, el antiguo mercado de pescado, informó Reuters.

Subasta de atún en Japón. (Captura de vídeo Reuters)

El atún se ve muy sabroso porque es gordo y muy fresco. Es un buen atún. Pero creo que pagué demasiado”, dijo a Reuters Kiyoshi Kimura, presidente de Kiyomura Corp.

“Esperaba pagar entre 30 y 50 millones de yenes (USD 276.000 a USD 460.000), o un máximo de 60 millones de yenes (USD 550.000), pero terminó siendo cinco veces más caro. ¡Oh, Dios mío!”, señaló.

Subasta de atún en Japón. (Captura de vídeo Reuters)

En 2013, Kimura también estableció un récord de USD 1,7 millones por un atún; pero ahora pagó el doble.

Advertencia a niños y embarazadas

Existe una advertencia de salud para el consumo de atún, y especialmente si son de mayor tamaño. No deben ser consumidos por personas embarazadas o niños pequeños, por sus altas concentraciones de mercurio, dijo el presidente del Departamento de Medio Ambiente del Colegio Médico de Chile, Dr. Andrei Tchernitchin, en una entrevista a La Gran Época.

Atoridades examinan la calidad del atún pescado en el Pacífico, febrero de 2012. (Daniel Berehulak/Getty Images)

El médico, quien además es profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, dijo que “todos los atunes al igual que el albacora, el pez espada, y el tiburón, por ser carnívoros y estar al final de la cadena trófica, tienen grandes cantidades de mercurio”. Son peces de mayor tamaño, que consumen a otros peces, acumulando mercurio en su interior.

“En el mar hay mercurio inorgánico, y parte de ese se une al fitoplancton en donde se metila, es decir se le agrega un grupo metilo, (que es -CH3) transformándose en un mercurio inorgánico, metil mercurio, que los peces que se alimentan de fitoplancton lo acumulan”, explicó el especialista.

En un atún de tamaño normal, sus niveles son “inocuos”, si se comen “una vez cada dos semanas”, dijo el Dr. Tchernitchin. Un pez de tamaño menor acumula menos mercurio y puede comerse con más frecuencia. Lo contrario de un pez mayor.

“La mujer embarazada no debiera consumirlo por ningún motivo porque puede ser peligroso para el feto, por daños mediante el mecanismo del ‘imprinting’, agregó. Es capaz de alterar el desarrollo genético natural, que es clave durante el período de embarazo. También el desarrollo de un niño puede verse afectado.

Descubra

¿Por qué China tiene un organismo estilo Gestapo?

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS