Salud

¿Cómo elegir el edulcorante adecuado para ti?

¿Cómo elegir el edulcorante adecuado para ti?
Las dos más populares alternativas de edulcorantes en el mercado hoy en día son stevia y splenda. Foto: gilaxia. Getty Images
Compartir

Ya que los peligros asociados con el consumo de azúcar refinada son moneda corriente, muchas personas están buscando alternativas seguras para satisfacer su gusto por el dulce. Y las dos más populares alternativas de edulcorantes en el mercado hoy en día son stevia y splenda, que pretenden proporcionar una dosis segura de dulce sin calorías, ni el deseo al azúcar. Entonces, ¿cuál de ellas debería elegir para su salud?

Al entrar en sus 16 años en el mercado de EE.UU., splenda, el ingrediente activo es la sucralosa que afirma ser un sustituto del azúcar sin calorías hecho de azúcar real. McNeil Nutritionals, LLC, la compañía que fabrica splenda, admite que el producto no es natural, pero la publicidad asociada con splenda sugiere que es muy parecida al azúcar.

En su página web, McNeil también afirma que la sucralosa no es metabolizada por el cuerpo ya sea por los carbohidratos o calorías. Debido a esto, a splenda se le comercializa como que no tiene ningún efecto en el cuerpo que no sea hacer que los alimentos y bebidas sepan dulces. En otras palabras, una persona puede consumir splenda y no ganar ningún peso, de acuerdo con la empresa.

Además de esto, McNeil afirma en su sección FAQ (preguntas frecuentes, por sus iniciales en inglés) de splenda que “no hay efectos secundarios conocidos” asociados con el edulcorante, y que más de 110 estudios científicos en más de 20 años de investigación apoyan esta declaración. Debido a esto, una persona puede comer con seguridad tanto splenda como desee, y no experimentar ningún efecto adverso, según la compañía.

Estas y otras declaraciones hechas en el sitio web de splenda, hacen parecer como si este edulcorante artificial, basado en productos químicos es completamente seguro. Pero hay un lado muy diferente de la historia que no es contada por McNeil y que el público debería saber.

Splenda no es completamente eliminado por el cuerpo después de ser consumida

Una afirmación en la página web de splenda es altamente engañosa, implica la respuesta del cuerpo a la sustancia química. Según McNeil, splenda en gran parte no es absorbida por el cuerpo, ni se acumula en los tejidos ni órganos. Este es el razonamiento por detrás de su imagen de marca como edulcorante cero calorías que no afecta los niveles de azúcar en la sangre.

Después de que se ingiere, la mayoría (alrededor del 85%) no es absorbido y pasa a través del cuerpo sin cambios en las heces”, explica la sección FAQ de splenda. “De la pequeña cantidad que es absorbida, la mayoría, en 24 horas abandona el cuerpo sin cambios en la orina”.

Esto es muy engañoso, sin embargo, ya que los estudios demostraron que por lo menos el 15% de splenda consumido, es absorbido por el cuerpo y gran parte de este porcentaje se descompone y es absorbido por el cuerpo, a pesar de lo que afirma la compañía. Un estudio de 2009 publicado en el Diario Internacional de Morfología reveló esto después de estudios investigativos hechos en los dos productos de hidrólisis de la sucralosa.

El producto de hidrólisis 4-CG es excretado por la orina, esencialmente en forma intacta, mientras que 1,6-DCF sigue a una de las dos vías metabólicas principales: la reducción de 1,6 dichloroaminnitol, es excretado rápidamente en forma inalterada en la orina, o aglutinado con glutatión”.

El glutatión, por supuesto, es el antioxidante maestro del cuerpo, y uno de los productos de hidrolisis de la sucralosa que literalmente se une para intercambiar con materia genética. Esto puede tener profundos efectos en la salud, que podría dar lugar a una acumulación de sucralosa en el interior del cuerpo, y la degradación en la función inmune, sin mencionar las alteraciones constantes de flora intestinal como consecuencia del consumo de esa sustancia química.

Incluso si el cuerpo absorbe sólo el 15% de splenda como afirma McNeil, esta “pequeña” cantidad puede crear problemas ya que el cuerpo no reconoce la identidad de este producto químico artificial. Dado que es técnicamente un cloro-carbón – eso significa que contiene cloro – splenda es un veneno altamente tóxico que podría causar problemas de salud a largo plazo. Realmente, ¿vale la pena correr ese riesgo?

Stevia: la alternativa segura a edulcorantes químicos

Toda stevia natural, por otra parte, es de cero calorías, es un edulcorante a base de plantas sin efectos secundarios conocidos. Consumido por más de 200 años en toda América del Sur, la planta de stevia tiene hojas que son naturalmente dulces – hasta endulzan 400 veces más, por volumen, que el azúcar de mesa – y no daña la flora intestinal pero provoca otros problemas en la misma forma que el splenda.

El extracto puro de hojas de stevia contiene glucósidos de esteviol que da el edulcorante, tanto en fuerte sabor como en intensidad. Estos glucósidos son completamente naturales, y al menos un estudio determinó que en realidad pueden promover la salud bloqueando la inflamación, tumores, patógenos nocivos, y otros destructores de la salud.

Sólo asegúrese de evitar versiones modificadas químicamente de extracto de stevia como Truvia (Cargill) y PureVia (Pepsico), los dos están hechos de componentes aislados de stevia combinados con rellenos elaborados. Cargill, el fabricante de Truvia, en realidad fue demandado por falsa publicidad de ser natural, con respecto a Truvia, que no lo es.


Compartir
TE RECOMENDAMOS
EN FOCO