Historias inspiradoras, Momentos, Salud

Crisis en Venezuela: “Muchas veces debo decidir entre los medicamentos y la leche de mi pequeño”, afirma joven trasplantada

En medio de la crisis de su país esta joven madre de 23 años debe poner en la balanza la compra de la medicina que necesita para sobrevivir diariamente o la leche de su pequeño bebé de ocho meses.

Crisis en Venezuela: “Muchas veces debo decidir entre los medicamentos y la leche de mi pequeño”, afirma joven trasplantada
(Captura de video)
Compartir

Una joven madre venezolana terminó en la sala de nefrología del hospital Miguel Pérez Carreño en Caracas, Venezuela, luego de dos meses de no poder tomar la medicina que necesitaba para evitar el rechazo de su riñón trasplantado.

Yuleidy Valera, es el nombre de la joven venezolana, que luego de dos meses de no poder tomar sus medicinas tuvo que acudir a dicho hospital para que le hicieran hemodiálisis, informó El Universal. La joven de 23 años es uno de los 3500 pacientes con trasplante en Venezuela.

Yuleidy en una entrevista a El Universal, contó que hace diez años se le hizo el trasplante de riñón debido a un problema renal de origen hereditario.

Su problema de salud empezó a los 11 años, cuando se detectó que uno de sus riñones no funcionaba correctamente y se le hizo el trasplante dos años después.

Desde ese momento debe tomar medicamentos inmunosupresores diariamente, pues si por algún motivo dejara de ingerirlos, su cuerpo inmediatamente rechazaría el riñón trasplantado y tendría que acudir al proceso de diálisis, informó el diario.

La joven Yuleidy tiene un niño de 8 meses y no tiene empleo debido a su condición. Ella vive con sus padres y hermanos, su único sustento es el sueldo de su padre que trabaja como motorizado. Muchas veces deben poner en la balanza la compra de medicamento o el alimento de la familia, porque el dinero no alcanza, señala.

“Es muy difícil para mí conseguir estos medicamentos, donde los consigo cuestan mucho dinero por lo que muchas veces debo decidir entre los medicamentos y la leche de mi pequeño”, contó a El Universal.

Para ella su prioridad más grande es su bebé, un hermoso niño que vino a llenar su mundo de alegría. “Por mi muchacho hago lo que sea, él es mi prioridad siempre y en todo momento”, cuenta con los ojos brillantes y una amplia sonrisa.

También mencionó que tuvo que dejar de ir a la universidad muchas veces debido a sus problemas de salud, pero que esa no es excusa para ella pues sueña con estudiar la carrera que le apasiona: Medicina Forense.

Asimismo admite que tiene mucho miedo de perder su riñón, pues considera que más allá de su salud, está la estabilidad de su hijo y el amor que solo ella como madre puede brindarle. “Yo quiero ver a mi hijo crecer, él es mi adoración”, afirma.

Espera que muy pronto pasen los problemas en Venezuela para que todo “vuelva a ser como antes” y pueda conseguir todo lo necesario tanto para ella como para su bebé.

“Mientras el riñón funcione y todo esté bien, yo sigo echando para adelante”, concluye.


Compartir
TE RECOMENDAMOS
EN FOCO