Salud

Esta lombriz puede ser la esperanza en la lucha contra el cáncer de pulmón

Esta lombriz puede ser la esperanza en la lucha contra el cáncer de pulmón
Imagen representativa (Crédito ANDY BUCHANAN/AFP/Getty Images)
Compartir

Científicos en Polonia descubrieron que una sustancia en los intestinos de las lombrices de tierra logra matar células cancerígenas.

Los resultados in vitro mostraron daños en las células de cáncer de pulmón A549 en el 80 por ciento de los casos, mientras que las células sanas resultaron ilesas, informó UZreport.

Las lombrices se alimentan de hongos, bacterias y restos de plantas que están en el suelo y digieren los microorganismos, tanto patógenos como no patógenos.

Para sobrevivir en un entorno así, las lombrices de tierra han tenido que desarrollar un sistema inmunológico capaz de protegerse de las infecciones. Uno de estos mecanismos está en sus intestinos, que producen sustancias altamente potentes, biodestructivas y antibióticas.

En pruebas de laboratorio anteriores, el fluido extraído directamente de las lombrices mataba tanto a las células cancerosas como a las sanas.

Las pruebas recientes tuvieron más éxito. Estas incluían calentar el fluido celómico a 70 grados Celsius y cambiar la dieta de las lombrices.

“Para que el fluido celómico funcione, las lombrices deben ser criadas en condiciones óptimas”, dijo la investigadora Marta Fiolka, del Departamento de Inmunobiología de la Universidad Maria Curie-Skłodowska en Lublin.

“Tienen que ser alimentadas con una dieta rica en nutrientes como verduras hervidas y hojas de té verde. Necesitan humedad y temperatura adecuadas, solo entonces podemos extraer el fluido celómico de ellas. Ello se somete a un procesamiento ulterior y obtenemos una formulación que afecta de una manera significativa a las células A549″.

EL proceso de extracción del líquido se realiza aplicando electricidad de 4.5 voltios.

Luego el fluido extraído se filtra para eliminar microorganismos potenciales y se calienta a 70 grados Celsius.

Las condiciones iniciales son cruciales: elegir la temperatura correcta que influye en el sistema de proteínas y azúcares de manera que se convierta en una formulación selectiva que no dañe las células sanas.

“Sin embargo, ¿por qué sucede así? Esto todavía necesita una investigación exhaustiva”, aclaró la bióloga genética Jolanta Rzymowska a Reuters.

La siguiente etapa de la investigación consistirá en probar la formulación en animales.

El cáncer de pulmón es la segunda forma más común de la enfermedad tanto en hombres como en mujeres, y representa el 14 por ciento de todos los nuevos diagnósticos de cáncer.


Compartir
TE RECOMENDAMOS
EN FOCO