Medicina china

Té de crisantemo para desintoxicar y revitalizar el cuerpo

Té de crisantemo para desintoxicar y revitalizar el cuerpo
Crisantemos se reverencian como una de las cuatro plantas nobles en la antigua china por sus valores medicinales. (Lcc54613/thinkstock)
Compartir

Las elites cultas de la antigua China veneraban a los crisantemos como una de las cuatro plantas más nobles, y los valoraban altamente por sus propiedades medicinales.

El clima cálido ya llegó, es el momento ideal para desintoxicar y revitalizar su cuerpo, bebiendo una taza de té calmante de crisantemo.

Este té floral tiene un sabor agradable, deja una sensación de limpieza en el paladar, y ayuda a fortalecer  el hígado, eliminar toxinas, y aclarar los ojos.

Aunque las flores de crisantemo se han cultivado en China desde aproximadamente 1500 a.C., la flor se introdujo y popularizó por primera vez como un té, durante la dinastía Song (960-1279). Hoy en día, de las cerca de 40 especies de crisantemos, sólo dos tipos se utilizan para té: el morifolium y el indicum.

Los crisantemos en la medicina china

Las elites cultas de la antigua China veneraban a los crisantemos como una de las cuatro plantas más nobles, y los valoraban altamente por sus propiedades medicinales.

El registro más temprano sobre los beneficios curativos de las flores de crisantemo, viene de uno de los libros de hierbas más antiguos de China, el “Shen Nong Ben Cao Jing“, traducido como “Materia Médica del Divino Granjero“, el cual fue compilado durante la dinastía Han del este (25-220 d. C). Este antiguo clásico herbario describe a los crisantemos como una hierba superior, para rejuvenecer y prolongar la vida.

De acuerdo con el “Shen Nong”, cuando el té de crisantemo se consume durante un largo período de tiempo, ayuda al qi (energía) y el flujo sanguíneo y retrasa el envejecimiento, lo que lo convierte en el té favorito de muchos taoístas. El té de crisantemo se utiliza en la medicina china para ayudar a tratar una variedad de dolencias, tales como afecciones de ojos, obstrucciones derivadas de la mala circulación, mareos, inflamación, reumatismo y enfermedades agravadas por el viento y la humedad.

Las elites cultas de la antigua China veneraban a los crisantemos como una de las cuatro plantas más nobles, y los valoraban altamente por sus propiedades medicinales

Durante la dinastía Ming (1368-1644), Li Shi Zhen, uno de los más grandes herbolarios chinos, también documentó los beneficios curativos de las flores de crisantemo en su “Bencao Gang Mu” o “Compendio de hierbas“. Li dijo que el crisantemo es una hierba no tóxica, que puede eliminar el calor y las toxinas del cuerpo, retirar el fuego del hígado, y mejorar la vista.

Beneficios para la salud

El té de crisantemo aporta muchos beneficios para la salud. Es libre de cafeína por lo cual ayuda a calmar y suavizar los nervios. El té también ayuda a regular los niveles de colesterol y la presión arterial. Además, tiene un efecto de enfriamiento y se puede utilizar para ayudar a tratar la insolación. Además, cuando se bebe con los alimentos, ayuda a la digestión, especialmente de grasas y comidas fritas.

Los crisantemos contienen:

• Beta-caroteno, que se convierte en vitamina A, ayudando a mejorar el sistema inmunológico y aliviar los problemas de la piel.

• Altos niveles de potasio y de calcio y otros minerales, tales como hierro, magnesio, y fósforo.

• Vitamina B, como colina, ácido fólico, niacina y riboflavina.

• Vitamina C, que ayuda a aliviar la congestión nasal, el frío y síntomas de gripe.

Té de crisantemo tiene propiedades antivirales y antibacterianas y puede ayudar a inhibir la infección bacteriana, producida por el Estafilococo, E. coli, Estreptococo, C. diphtheriae, y B. dysenteriae.

El té también tiene un efecto desintoxicante; purifica la sangre y mejora el flujo sanguíneo. Limpia el hígado y ayuda a mejorar la visión y la audición. También ayuda a fortalecer los pulmones y alivia la dificultad para respirar.

Por último, el té de crisantemo tiene cero calorías cuando se consume sin azúcar ni miel. Por lo tanto, es una buena bebida para los individuos preocupados por las calorías.

Cómo preparar el té del crisantemo

Hay varias maneras de preparar té con flores de crisantemo. Algunas personas agregan  las flores secas al té verde o negro, o se puede comprar tés pre-mezclados, tales como Ba Bao Cha (ocho tesoros del té), que contienen flores secas de crisantemo.

También se puede preparar fácilmente té de flores de crisantemo simple, con flores secas disponibles en las tiendas de comestibles asiáticos o en tiendas de hierbas chinas. Normalmente compro brotes de crisantemo, que son sólo un poco más grandes que un garbanzo, y cuando se humedecen, se abren en diminutas flores de casi una pulgada de diámetro.

Muchas tiendas de comestibles asiáticos también venden té de crisantemo pre-hecho en paquetes o latas, pero a menudo contienen una gran cantidad de azúcar, que por muchas razones, es mejor evitar. Desde la perspectiva de la medicina china, el azúcar es muy yin (frío), y debido a que el té de crisantemo es ya una bebida yin relativamente fría, la adición de azúcar puede volverla excesivamente fría.

Por el contrario, si usted tiene un exceso de yang o condición caliente, o si vive en los trópicos, el té de crisantemo es una gran manera de refrescarse.

En los días más fríos, se puede añadir una pequeña pizca de sal marina, que es yang y caliente, para equilibrar los efectos del enfriamiento.

Crisantemos se reverencian como una de las cuatro plantas nobles en la antigua china por sus valores medicinales. (Lcc54613/thin)

Crisantemos se reverencian como una de las cuatro plantas nobles en la antigua china por sus valores medicinales. (Lcc54613/thin)

Ingredientes y utensilios:

6-8 flores o brotes secos de crisantemo por persona

Agua caliente

Una taza para té con tapa

Preparación:

• Coloque las flores de crisantemo secas en la taza.

• Agregue un poco de agua caliente para remojar las flores.

• Agite el agua a su alrededor y luego vierta el líquido desde lejos. Si quiere puede saltarse este paso, pero yo generalmente lo hago para desprender la suciedad superficial de las flores.

• Agregue más agua caliente y tape la taza.

• Deje reposar el té durante cinco minutos.

• Bébalo mientras esté caliente.

La preparación anterior es para una sola persona. Yo prefiero usar una taza de vidrio transparente, porque es agradable contemplar las flores, mientras bebo el té.

Se puede reutilizar varias veces los brotes, simplemente añadiendo más agua caliente sobre las flores, después de haber terminado la primera infusión del té.

El té es claro, con una coloración amarillenta y desprende un aroma floral. Se puede disfrutar caliente o frío en los días cálidos de verano. Por sus numerosos beneficios curativos, el té de flores de crisantemo podría ser un sustituto perfecto del té o del café tradicional.

Nota: Estos remedios naturales de los alimentos son para el mantenimiento de la salud y bienestar. No sirven para sustituir ningún tratamiento médico. Si a usted le han diagnosticado una enfermedad, o tiene dudas, debe siempre consultar a un médico.

Los crisantemos en la cultura china

En la cultura china, muchas flores y plantas tienen un significado especial. Los crisantemos (Juhua en chino), simbolizan integridad. A menudo se juntan con flores de ciruelo (mei), orquídeas (lan) y bambú (zhu), para simbolizar nobleza, temperamento poético, fuerza moral e integridad.

Desde la antigüedad, los estudiosos chinos han cantado alabanzas a los crisantemos. Ellos fueron un tema importante en la poesía, caligrafía, pinturas y otras obras de arte, apareciendo en cajas lacadas y piezas de porcelana. Los crisantemos son también conocidos como flor de otoño. Son capaces de soportar temperaturas muy bajas y florecen a finales del otoño y principios del invierno, cuando todas las otras flores se han marchitado y muerto.

Tao Yuanming (365-427 dC) fue el poeta chino más eminente durante el periodo de las Seis Dinastías de China, entre las Han y Tang. Un taoísta, creó algo inspirado en los crisantemos que crecían cerca de su casa: “Arrancaré crisantemos bajo el seto del este, y miraré lejos, hacia las montañas del sur”.

Yuan Zhen, famoso poeta de la dinastía Tang, una vez escribió un poema haciendo alusión a la fuerza de las flores del crisantemo.

Racimos de otoño rodean mi casa como la de Tao Yuanming.

Camino en círculo completo alrededor de la cerca, mientras que el sol se inclina lentamente.

No es que me encanten los crisantemos más que otras flores,

Pero es que ninguna otra florece después de que estas flores se marchitan.

Fue Confucio quien una vez sugirió el uso de flores de crisantemo como un objeto de meditación.

Los antiguos chinos veneraban a los crisantemos por su capacidad de crecer en casi cualquier lugar; crecen por igual en las laderas de las montañas, bordes de carreteras, granjas y en jardines de gente humilde y de académicos. Como tal, a menudo se asemeja a una persona culta y sabia, que no se preocupa por la fama y la ganancia, ni se ajusta a la burocracia, pero aprecia la vida pacífica y simple de la gente sencilla.

La Dra. Margaret Trey tiene un doctorado en orientación de la Universidad del Sur de Australia. Con formación en  medicina oriental, shiatsu y macrobiótica, la Dra. Trey es una defensora del bienestar; sus orientaciones e investigaciones se centran en los efectos positivos de la meditación.


Compartir
TE RECOMENDAMOS
EN FOCO