Salud, Vida

6 tratamientos faciales caseros avalados médicamente

6 tratamientos faciales caseros avalados médicamente
(Foto: PeopleImages / Getty Images)
Compartir

El cuidado del rostro ha sido un must desde épocas remotas. No en vano las emblemáticas Nefertiti y Cleopatra pusieron tanto énfasis en ello, marcando un precedente histórico. Nadie puede culpabilizarlas, porque ¿quién no quiere tener un rostro 10 estrellas?

Así, con el paso del tiempo, y los nuevos descubrimientos de la industria cosmética, el abanico de tratamientos y productos disponibles en el mercado se ha vuelto incontable. Sin embargo, y a pesar de las muchas opciones en términos de precio, calidad y diversidad, hay quienes siguen prefiriendo los productos naturales y del tipo “hazlo tú mismo”. Internet está lleno de “recetas” de este tipo, que se erigen como una solución rápida y casi milagrosa.

Mascarillas hidratantes, exfoliantes, tónicos, cremas y sérums, son algunos de los productos cosméticos que podemos hacer en casa, con bastante facilidad y con pocos ingredientes.
Pero, ¿son realmente efectivos y buenos para nuestra piel?

Los dermatólogos por lo general se muestran bastante escépticos al respecto, y prefieren no pronunciarse al respecto. No obstante, hoy en BioBioChile te presentamos 6 tratamientos caseros que si cuentan con aprobación dermatológica.

1- Mascarilla de Avena y Miel

(Foto: Kinetic Fix)

(Foto: Kinetic Fix)

Si tu tratamiento cosmético habitual dejó tu piel sensible, utiliza esta mascarilla de avena y miel, que posee propiedades calmantes, suavizantes, antiinflamatorias y antisépticas. El yogurt, ácido láctico, actúa como exfoliante y las semillas de girasol con su aceite aportan hidratación.

Solo debes moler en la licuadora una cucharada de avena y una cucharada de semillas de girasol. Mezclar bien e incorporar 2 cucharadas de yogurt natural sin azúcar y una cucharada de miel caliente.

Aplica sobre el rostro limpio, frotándola contra tu rostro y cuello suavemente. Deja actuar por 3 – 5 minutos. Enjuaga con agua tibia.

2- Azúcar para piel reluciente

(Foto: New Leaf Wellness)

(Foto: New Leaf Wellness)

Las mascarillas exfoliantes de azúcar son divertidas y muy fáciles de realizar. Tan sólo necesitas mezclar una parte de aceite de coco o de oliva por dos cucharadas de azúcar.

Puedes agregar algunas gotitas de tu aceite esencial favorito para llevar la experiencia a un mayor nivel de placidez, recomienda la dermatóloga Jessie Cheung a Reader´s Digest.

3- Té verde para piel enrojecida

Una buena alternativa para combatir el enrojecimiento en tu piel es el agua de rosas con té verde. El té verde actúa como antioxidante y se combina con las propiedades antiinflamatorias del agua de rosas.

“Cuando la piel se vuelve roja o poco a poco como el eczema o la psoriasis, hay inflamación subyacente”, dice la famosa doctora de Beverly Hills, Ava Shamban. Esta mezcla actúa como coadyuvante de nuestro sistema natural para mitigar los efectos del daño de los radicales libres de las células, indica la profesional.

Para hacer tu propia agua calmante, debes empapar dos bolsas de té verde en media taza de agua hirviendo y dejar la mezcla reposar por 15 minutos. Elimina las bolsas y mezcla el líquido con media taza de agua de rosas. Traspasa a una botella que tenga sistema spray. Refrigera lo que te sobre de la mezcla en un frasco de vidrio sellado.

4- Leche para piel irritada

Las compresas de leche son muy antiguas, pero son realmente eficaces, asegura la doctora Esta Kronberg. Lo único que necesitas hacer es empapar una gaza o toallita con leche, apretarla para eliminar el exceso y aplicarla sobre el área afectada por al menos 15 minutos. Enjuagar con agua tibia.

5- Aceite de coco como humectante

(Foto: FashionLady)

(Foto: FashionLady)

Conocidos son los innumerables beneficios del aceite de coco. Es calmante y antiinflamatorio. Por lo que sus ventajas sobre la piel son innegables. Es ideal para el cutis propenso a la sequedad, pieles alérgicas e incluso con eczema, asegura la connotada dermatóloga Tsippora Shainhouse.

Tan solo debes tomar una pequeña porción y aplicarla directamente sobre la piel limpia. Úsalo como crema hidratante antes de acostarte o en cualquier momento. Es también ideal para tratar talones y manos agrietadas. Luego de aplicarlos, cúbre tus pies con calcetines y tus manos con guantes libres de látex.

6- Claras de huevos para limpiar los poros

(Foto: Incredible Egg)

(Foto: Incredible Egg)

Las claras del huevo en combinación con los beneficios del yogurt y la palta, son una combinación perfecta para limpiar en profundidad la piel de tu rostro y deshacerte de esos detestables puntos negros.

El ácido láctico actúa aflojando la grasa de tus poros, mientras que el poder de las claras y sus proteínas, limpian en profundidad, secando todo indicio de impureza. Por su parte, la palta, añade humedad, hidratando y combatiendo la inflamación.

Con la ayuda de una batidora eléctrica, bate una clara de huevo. Una vez que estén vaporosas, incorpora una cucharada de yogurt y la mitad de una palta bien molida. Combinar con movimientos envolventes. Debes aplicarla sobre tu piel y dejar actuar por diez minutos. Enjuaga después.

Artículo original aquí.


Compartir
TE RECOMENDAMOS
EN FOCO