Chef ve restaurantes en China que preparan comida con opiáceos y se esfuerza por cocinar comida auténtica

Por Li Yen - La Gran Época

Se especuló mucho sobre restaurantes en China que preparan comidas con cáscaras de amapola (da yan ke) –el capullo de la planta de la que se hace el opio– para que los comensales se vuelvan adictos y así hacerlos volver por más.

Este impactante rumor resultó ser cierto, así lo demostró el chef Zhang Hua, ganador del premio de Oro por la cocina de Huaiyang en la segunda edición de la Competencia Internacional de Cocina China de NTD en 2009.

Esta es la inspiradora historia de cómo el chef Zhang, que fue copropietario del restaurante chino Chef Jon’s en Nueva Jersey, se transformó desde un chef mercenario en un restaurante a un hombre honesto dedicado a difundir el auténtico arte culinario chino.

Foto cortesía de Zhang Hua

Un chef galardonado

En 2009, cuando NTD Television organizó la 2º Competencia Internacional de Cocina China, Zhang aprovechó la oportunidad y participó en el concurso.

“Siento que esta fue una oportunidad para mí”, dijo Zhang, quien trabajó como chef de varios hoteles de 5 estrellas en Shanghai antes de llegar a los Estados Unidos, en el documental Legends Unfolding.

“Probablemente no exista tal competencia en China”, dijo a La Gran Época en 2008. “Muchos de los llamados concursos no eran muy auténticos. Cualquier cocinero podía comprar un certificado en un concurso de ese tipo. Además, las competencias raramente eran justas”.

La Gran Época | Dai Bing

En la final de la competencia celebrada en Manhattan, Zhang preparó un plato clásico de Huaiyang llamado Camarón de Cristal, que requiere una preparación intensiva en mano de obra: remojar y enjuagar constantemente los camarones para lograr una textura crujiente y una apariencia cristalina.

La cocina de Huaiyang (淮扬菜) –una de las cinco cocinas principales de la cocina china, junto con la cocina cantonesa, la cocina de Shandong, la cocina de Sichuan y la cocina del noreste– deriva de los estilos culinarios nativos de la región que rodea la parte baja de los ríos Huai y Yangtze en la provincia de Jiangsu.

Conocida como la cocina de poetas y eruditos, la cocina Huaiyang requiere habilidades intrincadas con el cuchillo y está meticulosamente preparada para “conservar el sabor original, la frescura y la sobriedad de la comida”, según Confucio es un Foodie.

El Camarón de Cristal de Zhang Hua (La Gran Época | Dai Bing)

Los Camarones de Cristal de Zhang se veían estéticamente agradables a la vista. Su interpretación del plato tradicional de Huaiyang se destacó entre los demás y lo ayudó a conseguir la medalla de oro en la categoría de cocina de Huaiyang.

“Me llevé a casa la única medalla de oro de la competición”, dijo Zhang. “Estaba eufórico porque las técnicas tradicionales de cocina china que aprendí a través de años de duro trabajo no estaban obsoletas. Es uno de los valores tradicionales de la cocina china”.

El Camarón Dinamita de Shanghai de Zhang Hua (La Gran Época | Dai Bing)

Un año antes, Zhang perdió la oportunidad de asistir a la 1era Competencia Internacional de Cocina China de NTD, ya que fue detenido en el Aeropuerto de Pudong por Inmigración de China el 28 de septiembre de 2008, por “desafiar los intereses nacionales” y “divulgar secretos de Estado” justo antes de su partida.

“No sabía que mi buena cocina divulgaba secretos de Estado”, dijo Zhang a Minghui.org. “Pero mi mantra siempre ha sido: ‘Prepara comida auténtica y sé una persona auténtica’”.

La Sra. Kaili Hong, portavoz de NTDTV explicó: “La Competencia Internacional de Cocina China de NTDTV fue diseñada para promover las artes culinarias chinas auténticas y tradicionales. El Partido Comunista Chino (PCCh) destruyó la cultura tradicional china en las últimas décadas. El PCCh restringe la salida de los concursantes para interferir en el concurso”.

El comienzo

En la década de 1980, muchas personas en China se esforzaban por ser ricas después de experimentar años de pobreza bajo el PCCh. Como muchas personas que querían ganar fama y fortuna, Zhang comenzó a aprender las artes culinarias.

“Cuando tenía 17 años, en la década de 1980, la gente en China estaba pensando en cómo hacer dinero. Fue entonces cuando decidí estudiar artes culinarias”, dijo Zhang.

Zhang dominaba un arte culinario chino bastante auténtico, especialmente conocido en las gastronomías de Huaiyang y Chaozhou. Más tarde, Zhang ganó fama y fortuna después de convertirse en el jefe de cocina de un restaurante de Shanghai siendo apenas un veiteañero.

En una sociedad donde los principios morales y la integridad seguían decayendo, Zhang fue testigo de cómo los dueños de restaurantes chinos comenzaron a recortar gastos y a introducir tácticas engañosas para ganar dinero.

“En la década de 1990, los restaurantes empezaron a añadir cáscaras de amapola a los estofados para que los clientes se volvieran adictos, de modo que pudieran ganar más dinero”, reveló Zhang.

“En ese momento, los restaurantes chinos buscaban mayores ganancias y novedades, modificando así las técnicas tradicionales de cocina”, agregó.

Debido a las malas influencias de colegas y amigos, Zhang comenzó a fumar, a jugar a las cartas y a beber.

Aunque Zhang estaba en el crepúsculo de su carrera, solía hacerse esta pregunta: “¿Es esta una vida feliz?”

El corazón del chef Zhang cambió después de que aprendió algo precioso.

Niños que practican Falun Dafa-una antigua práctica de mente y cuerpo-en China. (©Minghui)

Un giro a su vida

En 1994, la madre de Zhang, que se enfermaba a menudo desde pequeña, se tropezó con el libro titulado Falun Gong de China antes de planear someterse a una cirugía de extracción de cálculos biliares.

Siendo una entusiasta del Qigong, su madre buscó varias prácticas de Qigong para tratar su enfermedad. Luego fue a una conferencia sobre Falun Dafa en Jinan “con la duda de que eso podría ser una estafa como todos los otros Qigong que había probado antes”.

Para sorpresa de Zhang, cuando su madre regresó a casa 10 días después, parecía una persona totalmente diferente.

“Mi padre y yo estábamos impresionados. ¡Vaya! Era completamente nueva”, recordó Zhang. “Sus enfermedades desaparecieron y ya no necesitaba la operación”.

Más de 10.000 practicantes de Falun Dafa realizan una meditación de pie en la provincia china de Liaoning en esta foto sin fecha. En julio de 1999, el cabecilla del Partido Comunista, Jiang Zemin, lanzó una campaña de persecución contra la disciplina espiritual, que continúa hasta el día de hoy. (©Minghui)

La milagrosa recuperación de su madre también llevó a Zhang a participar en las conferencias sobre Falun Dafa en Hefei en abril de 1994.

Sorprendentemente, al aprender la antigua práctica de mente y cuerpo, que puede ser de gran beneficio para la salud física y mental de una persona, la vida de Zhang cambió completamente.

“Cuando regresé, también me convertí en una persona diferente. El Maestro nos enseñó ‘Verdad, Benevolencia, Tolerancia’. Eso dejó una profunda impresión en mí”, dijo.

Mientras Zhang practicaba Falun Dafa, también conocido como Falun Gong, sus graves adicciones a fumar y beber desaparecieron.

“Sentí que ya no debía vivir una vida sin sentido como la que solía tener”, dijo.

La persecución

Zhang vivió una vida maravillosa después de practicar Falun Gong. Pero tristemente, su felicidad duró poco.

El 20 de julio de 1999, el excabecilla del Partido Comunista Chino, Jiang Zemin, lanzó una brutal persecución para erradicar a Falun Dafa, por celos y miedo.

Con un cifra estimada de 70 a 100 millones de practicantes en China, el PCCh percibió la presencia de Falun Gong como una amenaza a su régimen autoritario e ideología atea.

Para poner la opinión pública en contra de Falun Dafa, Jiang incluso utilizó la abrumadora maquinaria propagandística del PCCh para difundir calumnias sobre la práctica a la comunidad internacional.

“Desde entonces, millones de personas que practican Falun Gong han sido sometidas a encarcelamiento injusto, sesiones de ‘lavado de cerebro’ y tortura, con miles de muertes bajo custodia confirmadas”, afirma el Centro de Información de Falun Dafa.

“Varios expertos estiman que más de un millón de practicantes de Falun Gong fueron asesinados para que sus órganos vitales puedan ser utilizados para impulsar un floreciente negocio de trasplantes de órganos en China”.

Zhang, que era dueño de un restaurante en esa época, tampoco pudo escapar de la persecución.

“Me dijeron que el edificio violaba las reglas y que no se me permitía dirigir el restaurante. Más tarde la policía vino a la puerta y me dijo: ‘Si tú o tu madre salen a atacar a Falun Gong, podemos hablar con ustedes sobre dinero o autos’”, contó Zhang.

Continuó: “La represión a Falun Gong por parte del PCCh es muy intensa. Debido a que me negué a renunciar a mi fe, destruyeron constantemente mi trabajo y dañaron mis ingresos”.

Cocinar comida auténtica y ser una persona auténtica

A pesar de la cruel persecución que se estaba desarrollando en China, Zhang persevera en su práctica de Falun Dafa.

Se esfuerza por ser una mejor persona y chef.

Asimilándose a la verdad, uno de los principios rectores de Falun Dafa, se motivó a “preparar comida auténtica y ser una persona auténtica”.

Foto cortesía de Zhang Hua

“Tradicionalmente, los chefs veteranos deben hacer una olla de caldo por sí mismos para realzar el sabor de los platos. Hoy en día, los chefs chinos generalmente gastan poco esfuerzo en hacer caldo. La autenticidad del sabor de los alimentos fue disimulada por la esencia de pollo y el glutamato monosódico”, dijo.

En opinión de Zhang, la forma moderna de cocinar con esencia de pollo y glutamato monosódico no se ajusta a las técnicas de cocina tradicionales.

“Durante mucho tiempo, el antiguo pueblo chino tuvo un profundo aprecio por el Tao de la ingesta alimentaria, haciendo hincapié en que ‘el Tao sigue a la naturaleza’ e incorporando los principios de la conducta humana adecuada en su dieta”, afirma el sitio web de la Competencia Internacional de Cocina China de NTD.

Zhang lo explicó: “La forma de cocinar encarna la armonía entre los humanos y la naturaleza”.

“Solo cuando se es bueno en la virtud se pueden entender las sutilezas de la cocina y presentar el sabor delicioso y auténtico de los ingredientes”, enfatizó.

El chef Zhang Hua, al final de la mesa a la derecha, se sienta con el panel de jueces de la Competencia Internacional de Cocina China de NTD durante Taste Asia en Times Square en la ciudad de Nueva York, el 27 de junio de 2015. (La Gran Época | Edward Dye)

Su misión

Zhang nunca regresó a China después de su participación en la Competencia Internacional de Cocina China en 2009.

Fue copropietario del restaurante Chef’s Jon en la Ruta 10, Whippany, con tres mujeres de Nueva Jersey que conoció durante la competencia.

El eslogan de Chef’s Jon es “Sé un hombre honesto; prepara comida auténtica”.

“A medida que pasa el tiempo, las técnicas tradicionales de cocina se desvanecen gradualmente”, dijo. “Estuve inmerso en la cocina china durante 30 años. Suelo ponerme a pensar en qué más puedo hacer”.

En 2017, Zhang se unió al equipo culinario de NTD Television como el chef principal de la cocina china con la misión de difundir las habilidades de la cocina china tradicional en el extranjero.

“Como chef del arte culinario chino, tengo la responsabilidad y la misión de heredar y transmitir las habilidades de la cocina china tradicional y conservar el verdadero sabor de la cocina china”, dijo.

***

Te puede interesar

La historia de un maestro cocinero que llegó a la cima profesional y luego descubrió el verdadero éxito en la vida

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS