Su madre fue asesinada por la policía cuando tenía 12 años. Hoy, ella es una violinista consumada

Por La Gran Época

La música puede expresar lo que el lenguaje humano no puede, razón por la cual hay una sensación profundamente vasta y conmovedora entrelazada en las piezas que toca la violinista Fiona Zheng. Ella entiende la relación entre el corazón del artista y el dominio técnico de la música y cómo esto puede impactar a su público.

“Cuando estudiamos música, siempre nos encontramos con esta pregunta: ¿cómo puedes conmover a tu público? ¿Cómo puedes tocarlos aún más profundamente? De hecho, creo que cuando puedes soltarte por completo y ampliar tu corazón, tu música también se amplía hasta el punto en que abraza los corazones de la audiencia. Entonces puedes conmoverlos verdaderamente”, dice Fiona en un video publicado por Shen Yun Performing Arts, de cuya orquesta Fiona es violinista.

(Cortesía de La Gran Época)
(Cortesía de La Gran Época)

“Deambulando para evitar la persecución”

Mientras Fiona toca Aires Gitanosde Sarasate, o Zigeunerweisen, un sentimiento melancólico de la vida real imbuye la pieza, que se extiende directamente desde el corazón virtuoso. De hecho, Fiona tiene una interpretación personal de esta pieza, que es inequívocamente transmitida a través de sus expresiones faciales intensamente emotivas y golpes de arco que son tan cautivadores como la composición musical misma.

(Cortesía de La Gran Época)
(Cortesía de La Gran Época)

Cuando la abuela de Fiona todavía estaba viva, sufría de muchas dolencias, incluida la presión arterial alta y su cadera estaba cubierta de forúnculos. Más tarde descubrió Falun Dafa, también conocida como Falun Gong, una hermosa práctica de mente y cuerpo centrada en los principios de Verdad-Benevolencia-Tolerancia, que floreció en China durante la década de los 90. Al ver que las dolencias de su abuela “desaparecieron milagrosamente” a través de la práctica de esta increíble disciplina espiritual, Fiona y toda su familia abrazaron la práctica también.

De repente, sin razón alguna, el Partido Comunista Chino consideró que la popularidad de Falun Dafa era una amenaza a su gobierno autoritario en julio de 1999. A esto le siguió una persecución feroz, destrozando a muchas familias, incluida Fiona.

(Cortesía de La Gran Época)
(Cortesía de La Gran Época)

“En 2006, policías irrumpieron en nuestra casa, tomaron todos nuestros libros de Falun Dafa y arrestaron a mi madre y mi abuela. Tanto mi madre como mi abuela fallecieron a causa de la tortura y la persecución; sus muertes se produjeron con tan solo 15 días de diferencia”, recuerda Fiona, en una entrevista en el sitio web de Shen Yun.

(Cortesía de La Gran Época)
(Cortesía de La Gran Época)

“Después, mi padre y yo estábamos en constante movimiento, como los gitanos que inspiraron a Zigeunerweisen, de Sarasate, siempre deambulando para evitar la persecución”.

Fiona estaba completamente horrorizada al saber por qué el régimen chino intentó eliminar a Falun Dafa de China.

“¿Hay algo de malo en creer en la Verdad, la Benevolencia y la Tolerancia?”, se pregunta Fiona. “¿Por qué están persiguiendo a gente inocente?”.

(Cortesía de La Gran Época)
(Cortesía de La Gran Época)

Aunque su pesadilla parecía haber terminado cuando se mudó a Estados Unidos, la realidad que la instó a huir de su tierra natal en primera instancia es, sin embargo, un doloroso recuerdo. Quizás esta es la razón por la cual Gypsy Airses particularmente evocadora el arco de Fiona toca esta pieza.

Un viaje de autodominio

Durante los primeros seis meses de estar en el extranjero, una Fiona atormentada no se atrevía a meditar en un parque. Optaría por practicar en su habitación con las persianas cerradas. Cada vez que veía un carro de policía, su “corazón se agitaba”.

Con el tiempo, aprendió a calmarse y se dio cuenta de que está a salvo en Estados Unidos, una nación que no está gobernada por un régimen comunista.

(Cortesía de La Gran Época)
(Cortesía de La Gran Época)

Desde que se unió a Shen Yun en 2012, la experta violinista ha compartido su talento con el público en algunas de las salas de conciertos más prestigiadas del mundo, incluyendo el Carnegie Hall de la ciudad de Nueva York.

(Cortesía de La Gran Época)
(Cortesía de La Gran Época)

Incursionó en la música a los 3 años de edad, y tomó un violín por primera vez a los 5 años. Fiona admite que ha sido un viaje constante de autodominio, siendo la mejora de su corazón la piedra angular de todo.

(Cortesía de La Gran Época)
(Cortesía de La Gran Época)

“Creo que la música es muy compleja. Cuando algo cambia en lo más profundo de tu corazón, la energía que emites también será diferente”.

(Cortesía de La Gran Época)
(Cortesía de La Gran Época)

Y los miembros de la audiencia pueden sentirlo.

“¡Oh Dios mío! He estado en todas partes… Estuve en la ópera, en todo, y ella me dejó sin aliento. Creo que es increíble y consumada”, dijo la neoyorquina Linda Midas, que asistió a la presentación matutina de la Orquesta Sinfónica de Shen Yun el 10 de octubre de 2015. “La violinista simplemente conquistó mi corazón. Así de bella es la forma en que tocó”.

(Cortesía de La Gran Época)
(Cortesía de La Gran Época)

Fiona admite que se pone “muy nerviosa” antes de una actuación de solista, pero al tocar esa primera nota, todas las preocupaciones desaparecen a medida que se concentra en la música.

(Cortesía de La Gran Época)
(Cortesía de La Gran Época)

Además, ella también tiene la costumbre de meditar antes de una actuación, lo que le ayuda inmensamente.

“Hace que mi música sea más poderosa y puedo sentir la energía que fluye de cada nota”.

Mira a Fiona Zheng tocar Zigeunerweisen de Sarasate:

Para conocer la historia de Fiona Zheng, mira el video a continuación:

La Orquesta Sinfónica Shen Yun, con sede en Nueva York, está compuesta por músicos de las cinco compañías itinerantes de Shen Yun Performing Arts. Haz clic aquí para obtener más información sobre Shen Yun Performing Arts , o aquí para la Orquesta Sinfónica de Shen Yun.

Créditos de la foto: Captura de pantalla de YouTube | Cuenta oficial de Shen Yun .

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS