¡Se revela el secreto del negocio multimillonario de China!

Por La Gran Época

Hacer enormes cantidades de ganancias, miles de millones de dólares cada año, de una manera tan aborrecible, solo puede describirse como una historia de terror tan indescriptible que es casi increíble. Pero en China, ahora convertida en una de las mayores superpotencias del mundo, con la mayor población, con una de las fuerzas militares más grandes y con una de las economías más grandes; comenzó a surgir una “nueva forma de maldad” para hacer dinero y se ha mantenido en secreto hasta ahora.

China gana miles de millones de dólares cada año por asesinar a sus ciudadanos para el turismo de trasplante de órganos. Las víctimas son principalmente personas que practican ejercicios saludables y meditación, llamado Falun Gong. Este grupo ha sido brutalmente reprimido en China desde 1999.

La creciente evidencia de testigos creíbles y expertos confirma que las horribles acusaciones son ciertas… ¡pero no sorprende que sean difíciles de creer! El crimen contra la humanidad del gobierno chino es una nueva forma de genocidio que, una vez revelada a la corriente principal, el mundo se sorprenderá de que esto haya sucedido durante los últimos 19 años.

Una nueva forma de genocidio es confirmada como verdadera

La evidencia concluyente de este negocio multimillonario engendrado por una “nueva forma de maldad” se reveló por primera vez en 2006 por dos destacados abogados canadienses de derechos humanos, David Kilgour y David Matas, quienes confirmaron que el gobierno chino ha enviado sistemáticamente presos de conciencia inocentes a hospitales bajo órdenes del estado, extirpando sus órganos mientras aún están vivos; vendiendo los órganos para obtener enormes ganancias y luego quemando los cuerpos en hornos para ocultar esto.

“Desde que fui estudiante del Holocausto, siento que, hasta cierto punto, lo que estamos viendo es solo la continuación de lo que vimos allí en otra forma, que es la interminable e infinita depravación de la naturaleza humana. No hay límite para la forma de maldad en que las personas pueden hundirse”, declaró solemnemente David Matas, abogado canadiense de derechos humanos, nominado al Premio Nobel de la Paz. Además, el Sr. Matas declaró, en un artículo del New York Post de 2016, titulado ‘La sombría realidad de la sustracción de órganos en China‘ , que “El [Partido Comunista] dice que el número total de trasplantes legales es de aproximadamente 10.000 por año. Pero podemos superar fácilmente la cifra oficial china simplemente mirando a los dos o tres hospitales más grandes”.

Investigadores nominados al Premio Nobel de la Paz por su empeño en eliminar la sustracción forzada de órganos por parte del Estado de China. De izquierda a derecha: el ex secretario de Estado canadiense David Kilgour, el abogado canadiense de derechos humanos David Matas y el periodista de investigación Ethan Gutmann (© La Gran Época )
Investigadores nominados al Premio Nobel de la Paz por su empeño en eliminar la sustracción forzada de órganos por parte del Estado de China. De izquierda a derecha: el ex secretario de Estado canadiense David Kilgour, el abogado canadiense de derechos humanos David Matas y el periodista de investigación Ethan Gutmann (© La Gran Época  )

Según Damon Noto, MD, Vocero de Doctores contra la Sustracción Forzada de Órganos (DAFOH , por sus siglas en inglés) , “a partir de finales de 1999, la cantidad de trasplantes que estaban teniendo lugar aumentó. Los militares están ganando dinero de esto, los hospitales están ganando dinero de esto, los intermediarios están ganando dinero de esto y hablando de dinero, se trata de una operación multimillonaria”.

El Dr. Harold King ( DAFOH ) explicó: “La manera de gobernar del gobierno chino deja muy en claro que, si no está de acuerdo con tu forma de pensar, pronto enfrentarás una retribución. Y lo mismo para los doctores. Siguen órdenes, son parte de grandes estructuras médicas, a veces hospitales militares. Ellos siguen órdenes, y si no siguen las órdenes, pueden ser asesinados, encarcelados y puede haber consecuencias posteriores para sus familias. Este temor que el gobierno ha generado no solo funciona en la población en general, sino también con los médicos”.

Video: ¡Se revela el secreto de los miles de millones de dólares obtenidos por China!

Profundamente sorprendido de que esto está sucediendo

¿Cómo puede pasar algo tan impactante en esta avanzada edad moderna? ¿Cómo puede una superpotencia mundial como China generar tales atrocidades con el único propósito de ganar dinero? ¿Y de dónde vienen realmente estos órganos? Un hecho conocido es que en la cultura tradicional china la gente le da importancia a mantener el cuerpo intacto desde que nacen hasta que mueren. Sin embargo, con base en el conjunto de pruebas ahora reveladas, el Partido Comunista Chino va en contra de la tradición china y asesina sistemáticamente a personas por sus órganos.

Justo después de que la persecución a Falun Gong comenzó el 20 de julio de 1999, China rápidamente se convirtió en el país con el segundo mayor número de trasplantes de órganos en el mundo. “Alrededor de 1999, había cerca de 150 centros de trasplantes. De seis a siete años después, tenían 600 centros de trasplante. Este es un aumento de 300 por ciento en un período de tiempo tan corto y sin contar con un programa de donación de órganos”, dijo el Dr. Torsten Trey, director ejecutivo de Médicos contra la Sustracción Forzada de Órganos (DAFOH) , un grupo de defensa de la ética médica con sede en los Estados Unidos.

Mientras que la sola idea de sustraer órganos de personas vivas puede ser difícil de digerir y difícil de comprender; muchos distinguidos legisladores, doctores, defensores de los derechos humanos e incluso una reina de belleza están expresando su preocupación por el encubrimiento del régimen comunista chino de este crimen tan atroz.

¿Qué es Falun Gong y por qué es perseguido en China?

El ex secretario de estado canadiense y coautor del libro “Cosecha sangrienta: El asesinato de practicantes de Falun Gong por sus órganos”, David Kilgour, dijo: “A cualquier lugar que vaya alguien de China, tiene que enfrentarse con esto. Estás matando a tus propios ciudadanos, que hacen ejercicios suaves, que no son violentos, que no son políticos, que creen en Verdad-Benevolencia-Tolerancia, tal como lo hace la comunidad de Falun Gong. Estás matando a estas personas por sus órganos. ¡Qué comportamiento tan escandaloso! ¿Eres un gobierno civilizado? ¿Eres peor que Hitler?”.

La persecución a Falun Gong, también conocido como Falun Dafa, se puede comparar con el genocidio nazi, según Edward McMillan-Scott , entonces vicepresidente del Parlamento Europeo, en una reunión en el Parlamento Europeo en 2010. “Al igual que durante la guerra, los nazis destacaron la característica especial de los judíos e hicieron lo que hicieron a los judíos, lo mismo está pasando hoy con Falun Gong en China. Es por eso que es un genocidio. Es por eso que digo que es muy serio”, dijo.

Edward McMillan-Scott explicó que “la industria de trasplantes de órganos está en manos de los militares. El Ejército Popular de Liberación es responsable de los hospitales, el transporte de partes del cuerpo y la venta de ellos. Es, por lo tanto, una actividad gubernamental y constituye un genocidio en virtud del artículo 2 de la Convención contra el Genocidio”.

Video: Profesor australiano compara al régimen chino con la Alemania nazi

Más evidencia revelada

El régimen comunista chino ataca a cuatro principales grupos de personas inocentes para sustraer sus órganos estando aún con vida y venderlos con fines de lucro: los budistas tibetanos, los musulmanes uigures, los cristianos y el más perseguido, Falun Gong, que se convirtió en el movimiento espiritual más grande y popular de China entre 1992 y 1998. Según un artículo de The National Post, titulado ‘Los carniceros de Beijing’ ( The Butchers of Beijing) , “No hay otra explicación plausible para la obtención de este número de órganos que el asesinato de Falun Gong (y, en menor medida, la matanza de uigures, tibetanos y cristianos) por sus órganos”, concluyen Kilgour, Matas y Gutmann.

En 2006, un médico militar chino dio un paso adelante aceptando que era del conocimiento oficial que los practicantes de Falun Gong cautivos, fueron enviados por la fuerza en “trenes de carga sellados” hacia y desde al menos 36 campos de concentración: “Fui testigo de un tren de carga especialmente despachado que transfirió a más de 7.000 personas en un viaje desde la ciudad de Tianjin al área de Jilin”, recordó la fuente. “Corría de noche, custodiado por el ejército chino. Todos los que estaban a bordo fueron esposados a pasamanos especialmente diseñados sobre el techo, como pollos en un asador”. Además, la fuente continuó, “los practicantes de Falun Gong… ya no son considerados como seres humanos, sino como materia prima para productos comerciales, uno debe entender que… el Comité Central del Partido Comunista Chino decidió tratar a los practicantes de Falun Gong como ‘enemigos de clase’ y manejarlos en cualquier manera que sea económicamente rentable”.

Video: Confesiones de un médico chino que sustrae órganos

De pie en el lado correcto del destino

Ethan Gutmann, autor de “La masacre” ( The Slaughter) , periodista de investigación y nominado al Premio Nobel de la Paz de 2018, dijo: “Esto es administrado por el estado, es un asesinato y proviene del estado”. Luego agregó que: “Es una de las pruebas centrales de nuestro tiempo, y si podemos sacar algo de una tragedia como esta, es simplemente que la especie humana no tiene otra opción, más que mirar lo más cerca posible a esta forma de genocidio. Esta es una nueva forma de genocidio. Está utilizando a los miembros más respetados de la sociedad [practicantes de Falun Gong] para implementarlo y por estas razones, no podemos evitar esto por más tiempo”.

El representante de los EE. UU. Para Nueva Jersey, Chris Smith, llama al presidente Donald Trump para instar a China a detener la sustracción forzada de órganos (© Chris Smith )
El representante de los EE. UU. por Nueva Jersey, Chris Smith, llama al presidente Donald Trump para instar a China a detener la sustracción forzada de órganos (©Chris Smith)

Niclas Malmberg (miembro del Parlamento sueco) dio un valioso relato sobre el tema de la sustracción de órganos al decir: “Muy pocas personas realmente han oído hablar de la situación y aquellos quienes escucharon, simplemente no lo creen. Es tan horrible que no puedes imaginar que sea cierto. Entonces, lo que tenemos que hacer es sacar los hechos, contar lo que está sucediendo en China para que más personas se den cuenta de esta situación”.

El profesor Paul Macneill, profesor asociado honorario de Ética en la Salud de Sydney (Sydney Health Ethics) de la Universidad de Sydney y miembro de la Coalición Internacional para Acabar con el Robo de Órganos en China alentó a las personas a firmar la petición en el sitio web Fin al Robo de Órganos para ayudar a detener esta atrocidad y dijo: “Estoy seguro de que usted, como yo, querrá que otras personas sepan que esto está sucediendo, porque en última instancia debemos presionar a China a que detenga esta actividad atroz”.

“El mundo es un lugar peligroso, no por quienes hacen el mal, sino por aquellos que miran y no hacen nada… y un poco de conocimiento es algo peligroso”. (Albert Einstein)

Personas de todo el mundo firman peticiones para que se ponga fin a la persecución a Falun Gong y la sustracción forzada de órganos en China (© NTD.TV ).
Personas de todo el mundo firman peticiones para que se ponga fin a la persecución a Falun Gong y la sustracción forzada de órganos en China (©NTD.TV).

*Nota del editor:

Falun Dafa es una práctica de cultivación de mente y cuerpo que enseña Verdad, Benevolencia, Tolerancia como una forma de mejorar la salud y el carácter moral y alcanzar la sabiduría espiritual.

Para obtener más información sobre la práctica o descargar “Zhuan Falun”, visite:Falundafa.org. Todos los libros, música de ejercicio, recursos e instrucciones están disponibles de forma completamente gratuita.

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS