¿Sabías de esta persecución que ha durado casi 20 años? A pesar de su crueldad, “aún somos optimistas”

Un practicante de Falun Dafa habla sobre por qué viaja a Washington cada 20 de julio

Por La Gran Época

Casi veinte años son más que suficientes para que una generación crezca. Sin embargo, la misma generación de personas, sigue regresando a Washington, más o menos el mismo día cada año, para pedir que se ponga fin a una persecución que ha durado casi 20 años en China: la persecución a la práctica espiritual Falun Gong o Falun Dafa. Algunos, incluso, traen a sus hijos que crecieron durante estos años.

El año pasado, cerca de 600 practicantes locales de Falun Dafa y otros que viajan desde Nueva York, Nueva Jersey, Boston o cualquier otra parte del mundo, se reunieron nuevamente en el Monumento a Washington, para realizar actividades de un día de duración, que incluyeron demostraciones de ejercicios de Falun Dafa, discursos y una vigilia con velas encendidas.

Con semejanzas al budismo, los practicantes de  Falun Dafa realizan 5 ejercicios de meditación y viven de acuerdo a los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia. Al ver que la práctica atraía a 100 millones de adeptos y temiendo que el pueblo chino, prefiriera sus enseñanzas morales tradicionales a la ideología comunista, el 20 de julio de 1999 el entonces líder del Partido Comunista Chino, lanzó una campaña para erradicar a Falun Dafa.

Hasta la fecha, se puede confirmar que más de 4.303 practicantes de Falun Dafa fueron asesinados, por medio de tortura y abusos, aunque, debido a la dificultad de conseguir información de China, se cree que el verdadero número de muertes es mucho mayor. Un número desconocido, pero que podría ser aterradoramente grande, de practicantes de Falun Gong han sido asesinados por sus órganos. Muchos siguen en prisión y podrían ser asesinados en cualquier momento.

Xueye Zhu, participa del 19º aniversario del comienzo de la persecución de Falun Gong, el 20 de julio de 1999, en el Monumento a Washington, en Washington D.C. el 19 de julio de 2018. (Samira Bouaou/The Epoch Times)

Por esta razón, Zhu Xueye, un ingeniero de puentes de 54 años, de Nueva York, estuvo presente en el Monumento a Washington casi todos los años, durante los últimos 19 años.

“En los primeros años, pensamos que la persecución terminaría muy pronto, ya que era obviamente un error. Creíamos que el mundo debía estar con nosotros, para ponerle fin muy pronto”, recordó Zhu.

Zhu no esperaba que la persecución durara tanto tiempo, hasta que se dio cuenta de que el PCCh estaba silenciando al mundo con dinero. Una parte de ese dinero, podría ser el “beneficio” que se obtuvo del “comercio ilegal” de órganos de practicantes vivos.

Sin embargo, ahora es cada vez más optimista. “Si nos fijamos en la historia, la persecución de las creencias rectas, nunca terminó, debido a que ningún régimen utilizó su poder político para poner fin a la represión. La persecución terminó por la fuerza de las creencias rectas, que hicieron imposible que la persecución perdurara”.

Zhu confía plenamente, en el hecho de que mucha gente se dio cuenta de lo cruel que es la persecución, y muy pronto se producirá una ruptura que desintegrará al Partido Comunista Chino.

Mira el video a continuación:


Los practicantes de Falun Gong están siendo asesinados por sus órganos en China

Nota del editor:

Falun Dafa es una práctica de cultivación de mente y el cuerpo que enseña los principios universales de Verdad, Benevolencia y Tolerancia como una forma de mejorar la salud y el carácter moral y alcanzar la sabiduría espiritual.

Para más información sobre la práctica, visite www.falundafa.org. Todos los libros, música de los ejercicios, recursos e instrucciones están disponibles gratuitamente.

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS