Creyentes espirituales levantan la voz para poner fin a un sangriento asesinato

Por La Gran Época

Casi dos décadas de persecución incesante a los practicantes de Falun Dafa, en China, que son víctimas de difamación violenta, persecución, tortura y sustracción forzada de órganos por el Partido Comunista Chino, son una vez más expuestas al mundo. La sangrienta persecución continúa incesantemente hace casi 20 años. ¿Cuántas vidas se perderán antes de que las naciones del mundo se unan para decir “no más” a la dictadura china?

Marcha pacífica en la ciudad de Nueva York, el 16 de julio de 2018 (Crédito: Minghui)

El régimen comunista comenzó su persecución a Falun Gong (también conocido como Falun Dafa) el 20 de julio de 1999, la razón fue que esta práctica de meditación pacífica, con sus tres principios de “Verdad-Benevolencia-Tolerancia”, se volvió muy popular en china.

Vigilia a la luz de las velas, en la ciudad de Nueva York, 16 de julio de 2018 (Fotografía: Minghui)

Los practicantes de Falun Dafa de varias ciudades, se unen una vez más para manifestarse pacíficamente en contra de las atrocidades a las que están sometidos sus compañeros practicantes en China y para llorar la pérdida irremediable de gran cantidad de vidas inocentes asesinadas por el Partido Comunista.

Vigilia a la luz de las velas, en la ciudad de Nueva York, 16 de julio de 2018 (Fotografía: Minghui)

Esta solemne vigilia se celebra frente al consulado chino en Nueva York

Vigilia con velas, en la ciudad de Nueva York, 16 de julio de 2018 (Fotografía: Minghui)

La Sra. Zhang Hongyu (abajo), sostiene una pancarta pidiendo la liberación de su padre, también practicante de Falun Gong, en la manifestación pacífica en Nueva York.

Manifestación pacífica en la ciudad de Nueva York, 16 de julio de 2018 (Crédito: Minghui)

Esta marcha en San Francisco, informa al mundo de la persecución en China.

La gran marcha pacífica en San Francisco el 14 de julio de 2018. (Crédito: Minghui)

“Verdad-Benevolencia-Tolerancia”, los tres principios de Falun Gong, es una combinación de tres palabras fuertemente censuradas en China.

Gran marcha en San Francisco el 14 de julio de 2018. (Crédito: Minghui)

Un reporte de 680 páginas proporciona pruebas irrefutables del atroz y continuo crimen de lesa humanidad cometido por el Partido Comunista.

Gran marcha en San Francisco el 14 de julio de 2018. (Crédito: Minghui)

A pesar de que el régimen comunista niega la abominable sustracción forzada de órganos, Estados Unidos ha confirmado que personas inocentes están siendo destrozadas y despojadas de sus órganos vitales.

Gran marcha en San Francisco el 14 de julio de 2018. (Crédito: Minghui)

La Banda de Tianguo es una parte importante del desfile, llamando la atención sobre el genocidio de inocentes por parte del Partido Comunista.

La gran marcha en San Francisco el 14 de julio de 2018. (Crédito: Minghui)

Desfile en Vancouver, Canadá, con otro contingente de la Banda de Tianguo

Marcha y concentración en Vancouver, Canadá el 14 de julio de 2018. (Crédito. Minghui)

Estos mensajes se muestran a personas en todo el mundo.

Marcha y concentración en Vancouver, Canadá el 14 de julio de 2018. (Crédito. Minghui)

“La única esperanza de la humanidad es mejorar la moralidad”, dice una bandera en Los Ángeles.

Manifestación pacífica en Los Ángeles, en playa de Santa Mónica, 15 de julio de 2018. (Crédito: Minghui)

Los mensajes fuertes y directos, evidencian la naturaleza destructiva del comunismo.

Manifestación pacífica en Los Ángeles, en playa Santa Mónica, 15 de julio de 2018. (Crédito: Minghui)

Practicantes de Falun Gong meditan junto a la playa de Santa Mónica.

Manifestación pacífica en Los Ángeles, en playa Santa Mónica, 15 de julio de 2018. (Crédito: Minghui)

Un encuentro multitudinario en Melbourne, Australia, deja claro que la persecución “debe terminar ahora”.

Manifestación pacífica en Melbourne, Australia, 14 de julio de 2018. (Crédito: Minghui)

La sustracción forzada de órganos, un escenario impactante para cualquier transeúnte.

Manifestación pacífica en Melbourne, Australia, 14 de julio de 2018. (Crédito: Minghui)

“La meta final del comunismo, es destruir la humanidad”. Para más información, lea “Cómo el espectro del comunismo gobierna nuestro mundo“.

Desfile en Melbourne, Australia, 14 de julio de 2018. (Fotografía: Chen Ming, La Gran Epoca).

Una vigilia con velas en Taizhong, Taiwán, muestra a los practicantes sosteniendo las coronas conmemorativas de los practicantes que fueron asesinados en la persecución.

Vigilia con velas en Taizhong, Taiwán. 14 de julio del 2018. (Crédito: Minghui)

Los dos símbolos chinos que aparecen en el frente se refieren al duelo de todas esas vidas inocentes perdidas.

Vigilia con velas en Taizhong, Taiwán. 14 de julio del 2018. (Crédito: Minghui)

Los persistentes esfuerzos de los practicantes de Falun Gong para exponer la persecución de una manera tan pacífica son admirables. Algunos se preguntarán de qué sirve firmar peticiones y manifestarse en las calles, especialmente si la persecución no ha cesado en todos estos  casi 20 años. Tal vez la siguiente cita de Abraham Lincoln, el decimosexto presidente de los Estados Unidos, pueda decir mucho de su noble causa.

“La probabilidad de fracasar en la lucha no debe disuadirnos de apoyar una causa que creemos justa”.

Mitin en el Monumento a Washington, 20 de julio del 2018. (Crédito:  Minghui)

Para firmar una petición en Internet, para pedir el fin de la persecución a Falun Dafa y la sustracción forzada de órganos, haga clic aquí.

Para saber más sobre el genocidio, cometido en China, vea el siguiente vídeo:


¿Por qué el comunismo no es tan odiado como el fascismo?

Nota del editor:

Falun Dafa (también conocido como Falun Gong) es un sistema de meditación para el mejoramiento personal basado en los principios universales de Verdad, Benevolencia y Tolerancia. Fue presentado al público por el Sr. Li Hongzhi en 1992 en China. Actualmente lo practican más de 100 millones de personas en 114 países. Sin embargo, este sistema de meditación pacífica está siendo brutalmente perseguido en China desde 1999. Para más información, por favor visite: falundafa.org y faluninfo.net.

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS