Bajo un cielo luminoso piden poner fin a la oscura persecución a Falun Dafa

Los practicantes de Falun Gong se reúnen para denunciar la persecución de 19 años del régimen chino contra ellos

Por Jennifer Zeng – La Gran Época

WASHINGTON – En un día cálido y soleado, un grupo de alrededor de 600 personas se reunieron en el Monumento a Washington con un mensaje muy grave: “19 Años de torturas; 19 Años de asesinatos; 19 años son demasiados”, dice una pancarta. Se reunieron para pedir el fin de 19 años de persecución de Falun Gong en China, que comenzó el 20 de julio de 1999.

Cada uno de los oradores y participantes del mitin tenía una historia diferente que contar.

Faith McDonnell, directora de Programas de Libertad Religiosa, Instituto de Religión y Democracia, habla en el mitin pidiendo el fin de la persecución de Falun Gong, ante el Monumento a Washington, el 19 de julio de 2018. (Mark Zou/La Gran Época)

Para Faith McDonnell, directora de programas de libertad religiosa del Instituto de Religión y Democracia, este evento “nos recuerda con tanta fuerza las terribles violaciones de los derechos humanos cometidas por el régimen chino”.

“Pero también nos recuerda la solidaridad que tenemos con los que han sido perseguidos en China, y con todos los esfuerzos incansables en su causa”, dijo.

Teniendo en cuenta que “este es el 19º aniversario del comienzo de la violenta persecución contra Falun Gong en China”, ella se preguntó: “¿Terminará la persecución antes de que tengamos que conmemorar el 20º aniversario?

Con algunas similitudes con las prácticas budistas, Falun Gong se basa en hacer cinco ejercicios meditativos, y vivir de acuerdo con los principios de verdad, benevolencia y tolerancia. El 20 de julio de 1999, viendo que la práctica había atraído a 100 millones de adherentes, y temiendo que el pueblo chino prefiriera sus enseñanzas morales tradicionales antes que la ideología comunista, el entonces líder del Partido Comunista Chino, Jiang Zemin, lanzó una campaña para erradicar a Falun Gong.

Hasta la fecha, se ha confirmado que más de 4.236 practicantes de Falun Gong han sido asesinados por medio de torturas y abusos, aunque, debido a la dificultad de obtener información de China, se cree que el verdadero número de muertes es mucho mayor.

Un número desconocido -podría ser un número aterradoramente grande- de practicantes de Falun Gong que han sido asesinados por sus órganos. Muchos siguen en prisión y podrían ser asesinados en cualquier momento.

Abuso psiquiátrico

William Murray, presidente de la Coalición para la Libertad Religiosa, habla en la manifestación pidiendo el fin de la persecución de Falun Gong, ante el Monumento a Washington, el 19 de julio de 2018. (Mark Zou/ La Gran Época)

William Murray, presidente de la Coalición para la Libertad Religiosa, recordó a todos las famosas palabras de Martin Niemöller:

“Vinieron por el judío, y yo no dije nada porque no era judío. Luego vinieron por mí, y no quedaba nadie que hablara por mí”.

En el caso de la Dra. Linda Lagemann, de la Comisión de Ciudadanos por los Derechos Humanos, está muy preocupada por el abuso psiquiátrico político al que son sometidos los practicantes de Falun Gong. Se sabe que más de 150 hospitales aplican tortura contra los practicantes de Falun Gong.

Por otro lado, los principios, ejercicios y meditación de Falun Gong “son reconocidos como alternativas viables a las drogas psiquiátricas peligrosas”, dijo Lagemann.

“Las prácticas de Falun Gong aumentan el bienestar físico y mental”, dijo.

“Desde que Falun Gong fue prohibido en China, las ventas de medicamentos antidepresivos en China aumentaron 138 por ciento en solo cuatro años, de 2002 a 2006. Las ventas del genérico de Zyprexa, un antipsicótico, se multiplicaron por 10, (y pasó) de menos de 6 millones de dólares en 2005 a casi 63 millones de dólares en 2014”.

“Hubo un incremento increíble en las ventas de las principales drogas psiquiátricas en China en los últimos 16 años”.

La Dra. Linda Lagemann, de la Comisión de Ciudadanos por los Derechos Humanos, habla en el mitin pidiendo el fin de la persecución de Falun Gong, ante el Monumento a Washington, el 19 de julio de 2018. (Mark Zou/La Gran Época)

Sustracción de órganos

David Cleveland, abogado voluntario principal de ‘Catholic Charities’ de Washington, compartió algunas historias y cifras aterradoras: “Aquí en Estados Unidos tenemos cerca de 14.000 personas en lista de espera para un nuevo hígado. Hacemos unos 7.000 trasplantes de hígado al año. Cada año, la gente muere esperando”.

“Es la misma situación en Corea del Sur; pero se ha hecho público que un gran número de coreanos van a China por trasplantes“.

Continuó describiendo cómo una investigación realizada por TV Chosun, mostró a enfermeras coreano-chinas, y a coreanos, dentro de un hospital chino admitiendo ante la cámara que solo les demoró dos días, o semanas en conseguir un órgano. “Si pagas más dinero, va más rápido”, dijo uno.

David Cleveland, abogado voluntario principal de ‘Catholic Charities’ de Washington, habla en un mitin pidiendo el fin de la persecución de Falun Gong, ante el Monumento a Washington, el 19 de julio de 2018. (Mark Zou/La Gran Época)

Un esposo en peligro

La Dra. Zhang Yuhua, profesora universitaria en la Universidad Normal de Nanjing en China, habló sobre su gran preocupación por la seguridad de su esposo, Ma Zhenyu, quien actualmente está encarcelado en China por practicar Falun Gong. El jefe de la oficina local de la 610 -una organización extralegal del Partido, que fue creada para dirigir la persecución de Falun Gong- le aseguró que su esposo “moriría en la cárcel”.

Zhang estaba extremadamente aterrorizada porque el mismo jefe de la oficina 610 le había prometido que la enviaría al campo de trabajo y lo consiguió en su séptimo intento.

La presión arterial de Zhang era tan alta que el campo de trabajo se negó a acogerla, hasta que el jefe de la 610 sobornó a los oficiales del campo de trabajo. Se tomó tantas molestias solo porque le había prometido al marido de Zhang que lo haría, dijo ella.

Ahora, el mismo oficial promete que el esposo de Zhang “morirá en la cárcel”, por lo que Zhang está haciendo un llamado urgente al gobierno y al pueblo de Estados Unidos para que ayuden a su esposo para que sea liberado y reunirse con ella en EE. UU.

La Dra. Zhang Yuhua, profesora universitaria de la Universidad Normal de Nanjing en China, hace un llamado para que se ponga fin a la detención de su esposo en China, ante el Monumento a Washington, el 19 de julio de 2018. (Mark Zou/La Gran Época)

Listo para caer

Yi Rong, presidente del Centro Global Tuidang, dijo que con 310 millones de chinos que han renunciado al Partido Comunista Chino (PCCh) y sus organizaciones afiliadas, ve esperanza de que “el pueblo chino experimente un cambio profundo en sus vidas luego de renunciar a los juramentos que le hicieron al PCCh”.

El movimiento Tuidang, de renuncias al PCCh, “está sentando las bases para una futura China, donde no habrá Partido Comunista”.

Wang Zhiyuan, portavoz de la Organización Mundial para Investigar la Persecución de Falun Gong (WOIPFG), compartió algunos números impresionantes: Hasta el 12 de junio de 2018, WOIPFG ha investigado y recolectado evidencia sobre 38.843 instituciones y 83.836 individuos que supuestamente han participado en la persecución de practicantes de Falun Gong.

Entre ellos, hay 891 hospitales chinos y 9.519 médicos sospechosos de haber sustraído órganos de practicantes vivos de Falun Gong, además de 8.147 personas del sistema de 610 consultorios, y 10.353 personas de la Comisión de Asuntos Políticos y Jurídicos.

Wang prometió que WOIPFG “continuaría investigando la conducta criminal de todas las instituciones, organizaciones e individuos involucrados en la persecución a Falun Gong,” y para “restaurar y mantener la justicia en la sociedad”. “Esta es nuestra promesa a la humanidad, y nunca nos rendiremos”, dijo.

Muchos de los cientos de practicantes de Falun Gong que se reunieron en Washington viajaron durante horas para asistir a los eventos, y luego estuvieron de pie o se sentaron bajo el sol abrasador durante horas. Más tarde celebraron una vigilia con velas para honrar la memoria de sus compañeros que han sido asesinados por el régimen chino.

Entrevistados en el mitin, hablaron de la fe que los sostuvo durante 19 años, y de su creencia de que el régimen comunista chino está listo para caer.

Practicantes de Falun Gong sostienen pancartas en una manifestación pidiendo el fin de la persecución de Falun Gong, en el Monumento a Washington, el 19 de julio de 2018. (Mark Zou/La Gran Época)
 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS