Después de que su mamá pierde ambos senos, joven mexicano inventa lo que puede ayudar a salvar vidas

Cuando tenía 13 años Julián Ríos Cantú, su mamá recibió el 2º diagnóstico de cáncer que casi le quita la vida. Eso lo motivó a indagar cómo ayudar a pacientes con cáncer de seno y, después de 2 años de investigaciones, creó un aditamento especial para sostén que puede ayudar en la detección temprana del cáncer de mama.

“El tumor pasó de tener la dimensión de un grano de arroz a las de una pelota de golf en menos de 6 meses, comenta el joven sobre el avance del cáncer de su madre.

Pero el diagnóstico llegó tarde, “mi mamá perdió ambos senos y, por muy poco, la vida”.

Esto motivó a su hijo y tiempo después, con tan sólo 17 años, ya como estudiante del Instituto Tecnológico de Monterrey (ITM), Julián creó un aditamento para detectar el cáncer de mama.

Con un premio internacional, este joven desarrolló ‘Eva’, un brasier o sostén especial que puede ayudar a detectar el cáncer de mama usándolo 1 hora a la semana.

“Eva no es un brasier, es un parche de biosensores”, aclara el joven creador, ya que la red de biosensores se puede colocar bajo o dentro de un sostén.

El ‘sostén inteligente’ o ‘el bra autoexplorador’, contiene 200 biosensores de tacto que escanean la superficie de los senos para detectar cambios de color, textura y temperatura.

“EVA es una red de biosensores que va sobre el seno de la mujer, toma los datos de temperatura los analiza y a partir de ahí envía información a una aplicación o a cualquier computadora”, informa Julián.

Imagen: YouTube | Higia

Mediante una aplicación móvil o una computadora, la información que registra este sostén puede ser enviada cada semana al médico oncólogo de la paciente.

Imagen: YouTube | Higia

Su propósito es reducir el tiempo en que el cáncer puede ser diagnosticado y, con ello, anticipar su apropiado tratamiento médico.

Y aclara, “el dispositivo no ofrece un diagnóstico sino únicamente una evaluación de riesgo a modo de prevención. El diagnóstico es atribuible únicamente al patólogo y a la biopsia”, dice el comunicado del Conacyt sobre el dispositivo.” Luego de detectada alguna anormalidad, se alerta al oncólogo o médico para el tratamiento pertinente”.

Imagen: Higia Technologies

“EVA no pretende ser un sustituto para la mastografía, dado que entienden este método como el más eficiente para determinar el lugar exacto del cáncer en el seno”, agrega el comunicado del Conacyt que informó el inicio de las pruebas clínicas previas a la comercialización de EVA, en colaboración con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

El sostén ‘Eva’ fue presentado en Alemania en el Global Student Entrepreneur Awards (GSEA) por sus creadores en mayo del año pasado, ganando un premio que les ayudó a impulsar su empresa de tecnología para desarrollar su invento, que se sumó al premio Everis México para emprendedores.

A sus 16 años, el joven regiomontano y un compañero, crearon la empresa Higia Technologies y con otros 4 compañeros de escuela formaron un equipo para crear un medio más certero para la detección temprana del cáncer de mama que la autoexploración, y también menos doloroso y agresivo que la mamografía.

Ahora buscan hacer posible que quien necesite este sostén pueda acceder en a él en 2018, según estimaciones de Higia, que ya tiene compradores interesados de varias partes del mundo.

Para hacerlo posible convocan a tecnólogos a sumarse a su esfuerzo.

Y también buscan hacer aportes tecnológicos para detectar pie diabético y cáncer de testículo.

Así que parece que tendremos más noticias del talento de este joven mexicano y de sus compañeros en bien de la detección temprana de estas enfermedades, y tal vez, de otras más.

Te puede interesar: A los 15 años su mamá le dice su grave enfermedad, entonces estudia medicina y descubre la verdad.

¿Te gustó esta historia? Entonces compártela con tus contactos y haz que las buenas noticias lleguen a todos.

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS