Opinión

Documental muestra los lazos de Antifa con los grupos revolucionarios comunistas

'America Under Siege: Antifa' expone los lazos del grupo extremista de izquierda

Documental muestra los lazos de Antifa con los grupos revolucionarios comunistas
Subtítulos del documental que muestran un cántico de los extremistas de izquierda, pidiendo que se acaben los Estados Unidos y la presidencia de Donald Trump. (Captura de pantalla vía Capital Research Center/Youtube)
Compartir

Un nuevo documental expone al grupo extremista de izquierda Antifa y sus lazos con los grupos revolucionarios comunistas en Estados Unidos. El documental revela que el grupo de manifestantes, que usualmente se muestran encapuchados y vestidos de negro y se han hecho famosos por usar la violencia e intimidación para silenciar a los conservadores, podría seguir directivas de grupos que operan detrás de escena.

America Under Siege: Antifa” (América bajo ataque: Antifa), de 37 minutos de duración, fue estrenado el 25 de septiembre por el Centro Capital Research y Cohesion Films. Según el autor del film, el conservador Trevor Loudon,  los principales medios de comunicación -en su mayor parte- presentaron a Antifa como un grupo de niños desahogando su ira, pero con un poco de investigación “sabemos que ese no es el caso”.

Antifa promueve una mezcla de anarquismo y comunismo, y fue formada en la Alemania de los años 20 como el ala violenta e intimidatoria del Partido Comunista de Alemania (KPD).

En un informe previo, La Gran Época expuso sus orígenes. Antifa era entonces conocida como la Antifaschistische Aktion (Acción Antifascista), creada bajo la guía directa del régimen soviético ruso –una brutal dictadura que, según el Libro Negro del Comunismo, asesinó a más de 20 millones de personas.

Loudon dice que él y sus compañeros investigadores querían descubrir si Antifa aún mantenía lazos con el partido comunista. No sólo lo confirmaron, sino que también encontraron que sus conexiones con grupos políticos prominentes le otorgaron pase libre a la violencia de Antifa.

Según se dice, en los recientes enfrentamientos de Berkeley, Charlottesville y Oakland, a la policía local que estuvo presente en los incidentes se le ordenó no actuar. En Charlottesville, la policía incluso condujo a los manifestantes de derecha por entre la multitud de manifestantes de Antifa cuando comenzó la violencia.

“Encontramos que la violencia de Antifa era más prominente en las ciudades controladas por municipios demócratas, en las cuales la policía está bajo el control de la municipalidad” dijo Loudon.

Él dijo que en Berkeley, Antifa está afiliada al grupo extremista de izquierda By Any Means Necessary -Por Cualquier Medio Necesario- (BAMN por sus siglas en inglés), y que varias figuras políticas importantes de Berkeley, incluyendo al alcalde Jesse Arreguin, son miembros del grupo de BAMN en Facebook.

Loudon resalta que BAMN surgió de la Liga de Trabajadores Revolucionarios Trotskistas.

Los lazos de Antifa con los grupos extremistas y comunistas varían dependiendo de su lugar de operación. Loudon dice que en Orlando, Antifa es muy cercana a los Socialistas Democráticos de América. La rama de Texas de Antifa está enlazada con la Guardia Roja, una organización maoísta. Otra rama de Antifa, Refuse Fascism, es un frente del Partido Revolucionario Comunista.

Loudon informa que uno de los patrocinadores de Refuse Fascism es Bill Ayers, un ex líder de Weather Underground, una organización comunista que perpetró ataques terroristas en Estados Unidos en los años 70. En caso de que la organización tuviera éxito en su revolución comunista, tenía planeado asesinar a 25 millones de estadounidenses.

“Hoy en día Antifa es como una franquicia”, dice Loudon, agregando que “en muchos casos” también tiene lazos cercanos con el partido demócrata.

Antifa juntó un poco de apoyo de los medios principales de comunicación al afirmar que se opone al fascismo, y declarando que la violencia es un medio para suprimir al fascismo. No obstante, afirma Loudon, que basado en las acciones y creencias del grupo, “Antifa hoy en día es el grupo fascista más activo en Estados Unidos”.

Él comparó a Antifa con los camisas pardas de Hitler, que también usaban la violencia para atacar e intimidar a los enemigos del partido alemán Nacional Socialista de los Trabajadores (Nazi). Ambos lados, dice, “creen en coartar por completo la libertad de expresión, creen en forzar a otros a aceptar su voluntad”.

Loudon agrega que ambos -Antifa y los camisas pardas nazis- son poco más que “pandillas callejeras” que promueven sistemas totalitarios.

También resalta que incluso históricamente, cuando los nazis ganaron en Alemania, muchos ex miembros del KPD comunista, el cual dio inicio a Antifa, se unieron a los camisas pardas de Hitler.

“Hubo un informe interno de los camisas pardas diciendo que el 55 por ciento de los rangos de los camisas pardas eran alemanes ex comunistas”, continúa Loudon. “Ellos los llamaban ‘carne nazi asada’: pardos por fuera, rojos por dentro”.


Compartir
TE RECOMENDAMOS
EN FOCO