Régimen de Maduro niega cifra de refugiados y arremete contra Acnur

Por Sabrina Martín

El régimen de Nicolás Maduro dice que es mentira que existen más de cuatro millones de venezolanos refugiados por el mundo e insinuó que la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) busca apropiarse del dinero destinado a paliar la migración.

El usurpador ministro de Relaciones Exteriores de Nicolás Maduro, Jorge Arreaza, afirmó que Acnur emprende una “obsesiva agresión” contra Venezuela y que “instrumentaliza” la migración venezolana.

“Mienten e inflan cifras para pedir y recibir más recursos con destino incierto, en medio de una rebatiña parasitaria, a costa de la dignidad y los Derechos Humanos de los venezolanos”, aseveró.

Esta declaración se produce un día después de que la actriz estadounidense Angelina Jolie, enviada especial de Acnur, destacara desde la frontera con Colombia la respuesta humanitaria del gobierno de Iván Duque para ayudar a los venezolanos que huyen de su país.

Según Acnur, el número de venezolanos que han abandonado su país por la crisis superó la barrera de los cuatro millones.

PanAm Post se comunicó con Acnur para conocer su reacción ante las declaraciones de Arreaza, pero señalaron que no entrarían en polémica con el tema; sin embargo aclararon que las cifras publicadas por ACNUR y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) son el resultado de una compilación de estadísticas oficiales publicadas por los gobiernos receptores.

En el portal web R4V, Acnur especifica que para cubrir los requerimientos básicos de los refugiados, se necesitan USD 737.611.378 y que hasta el momento solo se ha cubierto 21%.

Los países que hasta el momento han dado aportes para paliar la crisis migratoria venezolana son: Estados Unidos, la Unión Europea, Canadá, Suecia y Holanda.

Los recursos han sido destinados a más de 90 organizaciones internacionales, y según Acnur han sido invertidos en Asistencia de emergencia, protección, integración socio-cultural, educación, etc.

Y es que los ciudadanos venezolanos se han convertido en uno de los grupos de poblaciones desplazadas más grandes del mundo, tras la aceleración del éxodo masivo a partir del 2016.

En solo siete meses, contados desde noviembre del 2018, el número de refugiados y migrantes venezolanos aumentó en un millón, según datos de las autoridades nacionales y de otras fuentes creíbles utilizados por ambos organismos de las Naciones Unidas.

El número total de venezolanos desplazados ya alcanzó los 4 millones, de una población de unos 30 millones, lo que representa el 13% de la población de Venezuela.

Las condiciones para emigrar son cada vez peores, no solo por la imposibilidad de acceder a dólares tras el férreo control de cambio instaurado por el régimen, sino que además miles de venezolanos esperan hasta dos años para obtener sus pasaportes; una situación que los ha obligado a emigrar desesperadamente de manera ilegal y llegar a los países de destino en condiciones precarias.

En una entrevista para PanAm Post sobre la emigración venezolana, el sociólogo Tomás Páez, coordinador del Proyecto Global de la Diáspora Venezolana, informó que “la principal causa de la emigración venezolana es el socialismo del siglo XXI”.

Páez explicó que la migración venezolana ha repetido el mismo patrón de toda la migración latinoamericana, señaló que los países de destino son los de mayor libertad y desarrollo, que son los que están en el norte, como Estados Unidos, Canadá y países de la Unión Europea.

Sin embargo, en los últimos años, producto del fracaso económico que vive Venezuela, y que ha empobrecido al 87% de la población, en el país se ha hecho imposible comprar pasajes de avión, por lo que ahora los migrantes deciden salir por tierra y llegar a países como Colombia, Brasil, Ecuador, Perú, Chile, Uruguay, Argentina, Panamá y, hasta por mar, las islas del Caribe.

Colapsa frontera colombo-venezolana

Al mismo tiempo en que Acnur dio a conocer la cifra de refugiados venezolanos, el régimen de Nicolás Maduro también ordenó abrir la frontera con Colombia, luego de haber estado cerrada por cuatro meses; situación que generó un colapso migratorio.

Más de 70.000 personas lograron cruzar a pie el sábado 8 de junio para abastecerse o recibir atención médica, pese al bloqueo con contenedores que encuentran colocados del lado venezolano.

El jefe de Migración Colombia, Christian Krüger, señaló que unos 34.000 ciudadanos venezolanos ingresaron a Colombia el sábado y cerca de 40.000 retornaron a Venezuela.

Este artículo fue publicado originalmente en PanAm Post.

 

***

A continuación

Memorias de un esclavo del comunismo

Una historia de tragedia, fe y resistencia frente al totalitarismo brutal.

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS