Sobrevive Julia, la bebé más pequeña del Norte de Chile y contra todos los pronósticos la dan de alta

Por La Gran Época

Una de las bebés de menor peso nacida en n el norte de Chile, la pequeña Julia Victoria sobrevivió contra todos los pronósticos negativos de su estado de salud al nacer, que le daban tres días de vida, y fue dada de alta. Ahora vive con su madre en un hogar de Tocopilla.

Julia nació el 1 de febrero en un parto prematuro de 26 semanas en el Hospital Ragional de Antofagasta, pesando tan solo 490 gramos. Sus pulmones aún no estaban formados. Informó la Estrella de Tocopilla.

Durante el embarazo los médicos estaban más preocupados por el mal estado de salud de la madre, Nataly Miranda, que de la pequeña. Incluso le propusieron un aborto  que ella descartó.  Nataly llevaba una vida que cuidar.

El parto se adelantó y al nacer a Julia  le diagnosticaron: “Problemas respiratorios, Problemas Hematoinfecciosos, Problemas Meyabólicos Renales, Problemas Neurológicos, Problemas Cardiovasculares, Problemas de audición y problemas oftalmológicos”, según el reporte de Estrella de Tocopilla.

Al parecer las ganas de vivir de la bebé fueron mucho mayores que los obstáculos. Pasó por todos los procesos de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y en todo este tiempo la bebé evolucionó y creció con rapidez. Su desarrollo fue tan progresivo y sin interrupciones, que los médicos catalogaron su nacimiento como “el milagro del Norte”.

“Tuvo muchas complicaciones, pero cada avance era favorable, los doctores se portaron un siete. Estaba constantemente bajo revisiones y cada complicación que se presentaba se iba resolviendo sin problemas mayores”, declaró Nataly al medio local.

La madre tuvo que asistir durante los cuatro meses a diario al hospital para amamantar a su hija, cambiarle sus pañales y sostenerla en brazos para no romper el vínculo entre ambas.

Los médicos dijeron a La Estrella que el “pequeño milagro del norte” se encuentra en óptimas condiciones, está pesando dos kilos y sigue con sus controles en la unidad de NEO (neonatal) del Hospital Regional de Antofagasta.

“Amamanta sin problemas y su diagnóstico es el de una niña completamente saludable”, reportó la Estrella de Tocopilla.

La abuela de Julia comentó a los periodistas la importancia de la decisión de su hija para salvar a la bebe y no consentir al aborto.

Mapa de Tocopilla (Google Map)

“La experiencia nos tocó a fondo, a veces uno no cree en las cosas, no se pone en los zapatos ajenos, si hubiésemos permitido el aborto, la Julia no existiría y nos nos hubiera regalado el premio de verla crecer y que nos diera tremenda lección de vida, hasta ahora sigue sorprendiendo a todos su historia”, declaró emocionada su abuelita Roxana Castillo.

“Su abuelito le habla y ella gira la cabeza, la llevamos al control de los siete días y hasta se paró muy firme, sigue entregándonos lindas lecciones de vida”, dijo la anciana mujer.

***

Descubra a continuación

¡El viaje de un ingeniero de software hacia el éxito y la felicidad!

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS