Bebé hospitalizado luego de contraer herpes en los ojos por un beso

Por Tom Ozimek - La Gran Época

Un bebé de Gran Bretaña luchó por su vida luego de contraer el virus del herpes en su ojo después de que alguien lo besó durante una ceremonia de bautizo.

Según The Sun, el recién nacido Noah Tindle tenía cuatro semanas de edad cuando su madre, Ashleigh White, notó una inflamación y ampollas en su ojo izquierdo.

Ella le dijo al noticiero que una consulta médica inicial en septiembre del año pasado sugirió que pudo haber sido un bloqueo benigno del conducto lagrimal. Pero después de que la hinchazón y la decoloración empeoraron, llevó a su bebé a una clínica para obtener una segunda opinión.

El pequeño Noah fue luego remitido al Hospital Barnsley, donde los médicos le hicieron una prueba y confirmaron que se había infectado con el virus del herpes simple 1 (VHS1).

“Leí algo en Facebook acerca de otro bebé que tenía el virus y las ampollas tenían exactamente el mismo aspecto”, le dijo a The Sun.

“Lo que no me di cuenta es que incluso si no tienes una fuerte herpes labial, igual tienes el virus en tu sistema y saliva, lo que significa que debes ser extremadamente cuidadoso”.

Ella dijo que los médicos le dijeron que probablemente Noah había contraído el virus por un beso.

“Fuimos a un bautizo donde nuestros amigos lo abrazaban y lo besaban, podría haber sido cualquiera de ellos”, dijo al medio.

Noah pasó más de dos meses en el hospital recibiendo tratamiento para la infección. Si bien el virus del herpes es benigno para los adultos sanos, los bebés pueden sufrir complicaciones, incluyendo la muerte.

“Logramos detectarlo antes de que pudiera ingresar a su torrente sanguíneo”, dijo la madre aliviada a The Sun. “No pudo abrir los ojos durante días”.

Ella dijo que Noah recibió medicamentos antivirales intensos por vía intravenosa durante dos semanas, seguidos de medicamentos profilácticos durante otros seis meses. Sufrió una recaída en marzo y tuvo que recibir otra ronda de medicamentos intensos.

“Todavía tenemos un largo camino por recorrer antes de salir de la oscuridad”, dijo su madre.

La madre dijo: “Solo quiero que más personas sepan de los riesgos y las consecuencias de besar a un bebé, especialmente a un recién nacido cuando sufres de herpes labial”.

Ella agregó: “Por favor, por favor, por favor, no besen a los recién nacidos”.

El virus del herpes simple

El virus del herpes simple es un virus contagioso que se transmite a través del contacto interpersonal directo.

Según Healthline, alrededor del 67 por ciento de las personas de 49 años o menos son portadoras del virus, aunque es posible que nunca experimenten un brote.

Los bebés que contraen el virus del herpes pueden desarrollar complicaciones graves, según Healthline, que incluyen ceguera, daño cerebral y muerte.

Las personas que contraen el virus del herpes lo tendrán por el resto de sus vidas y no hay cura. El tratamiento se enfoca en aliviar algunos de los síntomas, que pueden incluir llagas abiertas.

Un bebé pasa 4 días en el hospital después de ser besado por un miembro de la familia

En noticias relacionadas, un bebé en el Reino Unido pasó cuatro días en el hospital después de que un miembro de su familia la besó en los labios. Al parecer, el miembro de la familia tenía un herpes labial, pero la bebé desarrolló una erupción dolorosa como resultado.

Se dice que Kaylah Merritt, del condado de Durham, casi murió después de que una erupción púrpura cubriera su cuerpo.

Según el Daily Mail, a Kaylah se le diagnosticó eccema herpético, que es causado por el virus del herpes simple, que puede causar herpes labial.

Brogan Thomas y Connor Merritt llevaron a Kaylah al hospital. Ella necesitó dos rondas de antibióticos, dijeron los médicos al periódico.

Sus padres dijeron que la persona anónima que besó a la bebé tenía herpes labial. Ellos emitieron una advertencia tras el susto.

“Cuando los médicos me dijeron lo peligroso que era, lloré y lloré pensando que podría haberla perdido debido a un insignificante beso”, dijo Brogan. “Connor se sorprendió y no podía creer que todo esto se hubiese ocasionado por un beso”.

Ella agregó: “Si no hubiéramos ido al hospital rápidamente, podría haber sido muy peligroso, podríamos haberla perdido”.

“Fue una pesadilla horrible, había erupciones de color púrpura por todas partes y Kaylah lloraba mucho”.

Ella agregó: “Los médicos nos dijeron que alguien con herpes labial debió haberla besado en los labios y, como el sistema inmunológico de los bebés no es lo suficientemente fuerte, desarrolló la erupción”.

Brogan ha compartido su historia como una advertencia a otros padres.

“Me sentí muy aliviado cuando Kaylah estuvo fuera de peligro”, dijo antes de agregar, “Solo quiero que otros padres sepan, no tienes que estar físicamente enfermo para dañar a un bebé; puedes ser un portador del virus e igual les afecta”.

Jack Phillips contribuyó a este informe.

***

Mamá comparte el secreto que liberó a su hijo del autismo

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS