Estados Unidos y México firman parte clave del acuerdo migratorio, dice Trump

Por Ivan Pentchoukov - La Gran Época

Estados Unidos y México firmaron una parte clave del acuerdo de inmigración que requerirá la aprobación del cuerpo legislativo de México, anunció el presidente Donald Trump el 10 de junio.

Los detalles del acuerdo se darán a conocer en “un futuro no muy lejano”, escribió Trump en Twitter. El Presidente agregó que si la legislatura de México no aprueba el acuerdo, la Casa Blanca seguirá adelante con la amenaza de aumentar los aranceles a las importaciones mexicanas.

“Hemos firmado y documentado completamente otra parte muy importante del acuerdo de Inmigración y Seguridad con México, algo que Estados Unidos ha estado pidiendo durante muchos años”, escribió Trump. “¡Se revelará en un futuro no muy lejano y necesitará el voto del cuerpo legislativo de México!”

“No prevemos un problema con la votación, pero si por alguna razón la aprobación no se produce, ¡se restablecerán los aranceles!”, agregó el Presidente.

Estados Unidos y México llegaron a un acuerdo el 7 de junio en el que México aceptó ayudar a detener el flujo de inmigrantes ilegales hacia Estados Unidos. El acuerdo se produjo después de que Trump amenazara con imponer un arancel del 5 por ciento a todas las importaciones de México. Los aranceles se incrementarán en un 5 por ciento por mes a menos que México tome medidas para evitar que los migrantes atraviesen su territorio con el fin de entrar ilegalmente a Estados Unidos.

El Departamento de Estado dio a conocer un borrador del acuerdo el 7 de junio, el cual afirma que México acordó tomar “medidas sin precedentes para aumentar la aplicación de la ley con el fin de frenar la migración irregular”, incluyendo el despliegue de la Guardia Nacional Mexicana en todo el país, a partir del 10 de junio, especialmente en su frontera sur con Guatemala. México también se comprometió a tomar “medidas decisivas para desmantelar las organizaciones de contrabando y tráfico de personas, así como sus redes ilícitas de financiación y transporte”.

El borraedor del acuerdo también establece que Estados Unidos “ampliará inmediatamente la implementación” de un programa que devuelve a México a los inmigrantes que cruzan la frontera sur mientras se resuelven sus solicitudes. México, a su vez, “ofrecerá puestos de trabajo, cobertura médica y educación” a esas personas, “de acuerdo con sus principios”, señala el acuerdo.

Los dos países también acordaron continuar la discusión sobre los próximos pasos a seguir en 90 días.

“Esto se está haciendo para reducir en gran medida, o eliminar, la Inmigración Ilegal que viene de México y hacia Estados Unidos”, escribió Trump en Twitter el 7 de junio.

El canciller mexicano Marcelo Ebrard dijo en Washington el 7 de junio que estaba satisfecho con el acuerdo.

“Diría que es un acuerdo bastante balanceado, porque se habían planteado medidas y propuestas más drásticas en un principio y se logró un punto medio”, dijo.

El 8 de junio, Trump dijo que creía que México “se esforzaría mucho” para hacer cumplir el acuerdo. En mensajes separados, el Presidente también agradeció al Presidente mexicano y al ministro de Relaciones Exteriores de México por trabajar arduamente para llegar a un acuerdo y anunció que México aceptó comprar grandes cantidades de productos agrícolas estadounidenses.

“México se esforzará mucho, y si lo hace, este será un acuerdo muy exitoso tanto para Estados Unidos como para México”, dijo el Presidente.

Janita Khan y Mimi Nguyen Ly colaboraron en este artículo.

***

Video relacionado

Por qué los progresistas quieren más inmigración ilegal

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS