Bandas criminales están diezmando la fauna de California con enormes cultivos de marihuana, dice funcionaria

Por Charlotte Cuthbertson - La Gran Época

WASHINGTON — Bandas criminales están instalando campamentos armados en los bosques de California y cultivando una enorme cantidad de marihuana, según afirma Stacey Montgomery, Fiscal de Distrito del Condado de Lassen, California.

“Están armados. Están instalando campamentos y están cultivando enormes cantidades de marihuana en nuestros terrenos públicos”, contó Montgomery al Presidente durante una mesa redonda en la Casa Blanca el pasado 17 de mayo.

“Gran parte de las personas que están involucrándose en esto son inmigrantes ilegales”.

El Condado de Lassen es un área muy boscosa situada al noreste de California, con una población de alrededor de 35.000 personas.

El Condado de Lassen es un área muy boscosa sita en el noreste de California, con una población de alrededor de 35.000 personas. (Google Maps/captura de pantalla)

“Debido a la legalización de la marihuana en California, ahora estamos viendo a esos mismos individuos trabajar con otros grupos criminales –los grupos asiáticos, los grupos rusos, los grupos motociclistas– todo tipo de crimen organizado”.

Montgomery dijo que los grupos están diezmando el ambiente y causando un daño generacional.

“Están matando la fauna. Están desviando arroyos. El daño que están causando, tanto a la economía como a nuestras tierra públicas, será generacional”, dijo.

Ella culpa tanto a la legalización de la marihuana como a las políticas de asilo del estado de California que protegen a los inmigrantes ilegales (entre ellos muchos criminales condenados) de las autoridades federales de inmigración.

“La legalización lo empeoró”, dijo. “Estoy horrorizada, como Fiscal de Distrito, alguien que juró defender la Constitución y las leyes del Estado, de que hemos caído tan bajo en California”.

Ella dijo que su oficina trabaja con el Departamento de Peces y Fauna, que formula denuncias y hace todo lo que puede, no obstante, el impacto es limitado.

“Estas personas están viniendo a nuestros bosques, están poniendo en peligro a nuestros ciudadanos”, dijo. “No hay nada que podamos hacer”.

Dijo que las leyes de asilo de California están frustrando a las fuerzas de seguridad y a su oficina.

“Ahora mismo estamos acusando a un inmigrante ilegal que ha sido deportado varias veces y tiene un historial criminal violento, atropelló y mató a un chico de 16 años –un chico de nuestra comunidad– y huyó de la escena. Así que su caso está pendiente por ahora. Luego de presentar la acusación, fui inmediatamente notificada de un secreto de sumario para prevenir que hable sobre el caso”, dijo.

“En los últimos cuatro años, he visto a California volverse un desastre. Ha sido trágico ver a mi estado aprobar leyes que básicamente llevaron a nuestras comunidades a una situación muy peligrosa”.

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS