Encuentran bebé recién nacida llorando dentro de una bolsa, fue “intervención divina” dice la policía

Por Venus Upadhayaya - La Gran Época

Una niña recién nacida fue encontrada viva y llorando dentro de una bolsa de plástico en Georgia y las autoridades buscan a sus padres.

En una declaración, el Alguacil del Condado de Forsyth dijo que alrededor de las 10:08 p.m. del 6 de junio se informó sobre un bebé llorando en el bloque 1900 de Daves Creek Road.

“Poco después de que los agentes llegaron a la escena, localizaron a una beba blanca y recién nacida, que fue dejada en un área boscosa”, dice la declaración.

La policía declaró que los agentes que encontraron a la niña le dieron primeros auxilios. Fue llevada a un hospital y se encuentra en condiciones estables.

En una conferencia de prensa el viernes, el sheriff del condado de Forsyth, Ron Freeman, dijo que fue una “intervención divina” que la bebé permaneciera ilesa dentro de la bolsa de plástico.

“Era obvio que la beba era recién nacida. Creemos que el descubrimiento se produjo a las pocas horas de su nacimiento”, dijo Freeman.

Por el momento fue nombrada India y está bajo el cuidado del Departamento de Servicios para la Infancia y la Familia.

Según ABC News, la portavoz de la oficina del sheriff, la diputada Jenny Belafi, dijo el lunes que la gente está presentando propuestas para la adopción de la niña.

“La Ley de Refugio Seguro de Georgia permite que una madre, hasta 30 días después del nacimiento de un bebé, lo pueda dejar en un hospital, una estación de bomberos, una estación de policía o una estación del sheriff”, dijo Freeman.

“Y mientras lo entreguen a una persona, a un ser humano vivo, no pueden ser acusados de abandono, de crueldad hacia los niños. Es una manera de asegurarse que un niño como éste reciba cuidados seguros”, dijo.

Las autoridades piden al público que comparta cualquier información que tenga sobre una mujer en las últimas etapas del embarazo que pueda haber dado a luz al bebé.

En un caso similar pero trágico, una madre que ocultó su embarazo a su familia y amigos fue condenada por asesinar a su hija recién nacido en el Reino Unido.

La niña fue encontrada envuelta en tres bolsas de plástico, tenía múltiples fracturas de cráneo, moretones y cortes en su cuerpo. Todavía estaba viva cuando su madre la dejó en un terreno vacío cerca de su casa.

Según un informe de la BBC, Hannah Cobley, de 29 años de edad, de Leicestershire, quedó embarazada en la aventura de una noche y lo ocultó por vergüenza.

“Pensé que se avergonzarían de mí”, dijo Cobley cuando se le preguntó por qué no reveló el embarazo a su madre.

El niño nació a las 32 semanas en un inodoro, según la BBC. La madre le infligió heridas en la cabeza, le metió algo en la garganta para silenciarla y la envolvió en bolsas de plástico mientras aún estaba viva.

Después de la muerte de la beba, Cobley comenzó a sangrar mucho durante unas vacaciones en Skegness. Se desmayó y fue llevada a un hospital, tras lo cual se supo la verdad.

Cobley dijo a la corte que su hija nació muerta y que las lesiones ocurrieron cuando se cayó en el inodoro durante el parto, según informó el Leicester Mercury. Sin embargo, la evidencia indica lo contrario.

“Cobley podría haber buscado la ayuda de su propia familia o de profesionales, pero en su lugar se ocupó con sus propias manos. Esta decisión significó que a una niña recién nacida se le negó la vida”, dijo el oficial investigador principal Jon Blockley, según ITV News.

El caso de la fiscalía contra Cobley fue tan fuerte que le tomó a un jurado una hora y 40 minutos para decidir sobre un veredicto de culpabilidad.

*****

Mira a continuación:

Un largo camino a casa

“Estaba horrorizada… no sabía que algo así podría pasarle a cualquiera”. Conoce esta increíble historia de amor y fuerza.

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS