Prensa china sugiere que la cúpula del régimen no apoya la persecución a Falun Gong

La campaña anticorrupción del líder del Partido Comunista Chino, Xi Jinping, está entrando a su cuarto año. Decenas de miles de funcionarios del PCCh han sido investigados y varios de los que alguna vez fueron los más poderosos en China han sido purgados y condenados. El 12 de enero fue condenado el primer funcionario de alto rango de 2016. Fue hallado culpable y sentenciado.

Medios de comunicación de Occidente sobre la condena del ex viceministro de Seguridad Pública, Li Dongsheng, se concentraron en la sentencia de 15 años que recibió por sobornos. Pero la cobertura del juicio de Li en China revela mucho más, sugiere que la cúpula actual considera a la persecución a Falun Gong la obra de una facción leal a Jiang Zemin.

Desde el principio, las acusaciones contra Li Dongsheng por corrupción han estado ligadas a su rol en perseguir a Falun Gong.

Las acusaciones de corrupción contra el ex viceministro de Seguridad Pública, Li Dongsheng, han estado atadas a su rol en perseguir a Falun Gong.

En diciembre de 2013, cuando el sitio oficial de la Comisión Central de Inspección Disciplinaria anunció la investigación de Li Dongsheng, usó tres de sus títulos: vicejefe del Grupo de Liderazgo Central para la Prevención y Manejo de Asuntos Relacionados a Sectas; jefe de la oficina del Grupo de Liderazgo, también conocido como la Oficina 610; y viceministro de Seguridad Pública.

Esa fue la primera vez que las autoridades chinas admitieron oficialmente la existencia del grupo de liderazgo y su Oficina 610, la cual fue establecida el 10 de junio de 1999 por el entonces cabecilla del partido Jiang Zemin para eliminar la práctica espiritual Falun Gong. La exposición del nombre de la agencia secreta sugiere fuertemente que el crimen real de Dongsheng estaba de alguna forma relacionado con ella.

Cuando Li Dongsheng fue sentenciado, el único título mencionado en el informe de la agencia de noticias estatal, Xinhua, fue viceministro de Seguridad Pública, pero ese mismo día la revista de negocios Caixin publicó los crímenes de Li otra vez en el contexto de su rol en la persecución a Falun Gong.

Li Dongsheng, ex jefe de la fuerza policial secreta llamada Oficina 610, en el Gran Salón del Pueblo en Beijing el 14 de octubre de 2007. (Frederic J. Brown/AFP/Getty Images)
Li Dongsheng, ex jefe de la fuerza policial secreta llamada Oficina 610, en el Gran Salón del Pueblo en Beijing el 14 de octubre de 2007. (Frederic J. Brown/AFP/Getty Images)

‘Arma afilada’

Caixin ha jugado un rol especial en China los últimos tres años. Publica regularmente noticias que parecen venir directamente desde dentro de Zhongnanhai, el complejo de liderazgo del partido. Debido a sus investigaciones sobre la campaña anticorrupción, se cree ampliamente que la revista tiene una relación estrecha con el jefe de esta tarea, Wang Qishan. También se rumorea que Caixin es cercana al líder del partido, Xi Jinping.

Caixin ha jugado un rol especial en China los últimos tres años… También se rumorea que Caixin es cercana al líder del partido, Xi Jinping.

El artículo de Caixin llevaba el título “La persona de confianza de Zhou Yongkang, el viceministro de Seguridad Pública, Li Dongsheng, es sentenciado a 15 años en su primer juicio”. En 2009, Li fue ascendido a jefe de la Oficina 610 y vicejefe del grupo de liderazgo, y también a la posición de viceministro de Seguridad Pública. Uno de los párrafos menciona los dos títulos de Li relacionados con la persecución a Falun Gong y luego dice que en octubre de 2009 Li fue ascendido formalmente a un funcionario de alto rango a nivel ministerial y por tanto se convirtió en el “arma afilada de Zhou Yongkang”.

La frase “arma afilada de Zhou Yongkang” es muy interesante.

La frase “arma afilada de Zhou Yongkang” es muy interesante. Ninguna ley autoriza la persecución que Li llevó a cabo. Es, en cambio, una campaña política del partido. Cuando Li Dongsheng asumió los cargos en el grupo de liderazgo y la Oficina 610, debió ser considerado el arma del partido, no de Zhou Yongkang.

Cuando Jiang Zemin comenzó la campaña contra Falun Gong, era el líder mayor del partido y el partido como un todo se unió a la campaña. Durante ese periodo, Jiang y el partido eran lo mismo. Cualquiera dentro de la cúpula del partido que no se uniera activamente a la persecución era la excepción y por lo tanto sólo se representaba a sí mismo, no al partido.

Cuando Jiang Zemin se retiró parcialmente en 2002 y se retiró completamente en 2004, hubo cambios sutiles en la forma en que se lideraba el partido, los cuales debilitaron la autoridad de su líder, aumentó la autonomía de los líderes individuales y le dio a Jiang Zemin una continuada influencia de la dirección del partido. El número de miembros en el Comité Permanente del Politburó (el cuerpo más poderoso del partido) aumentó a nueve. Los miembros adicionales eran leales a Jiang y junto con los miembros anteriores que también le eran leales, le dieron una influencia preponderante.

Zhou Yongkang, ex miembro a cargo de la seguridad en el Comité Permanente del Politburó del Partido Comunista Chino en una corte en la Primer Corte Intermediaria del Pueblo de Tianjin, China, el 11 de junio de 2015. Zhou fue sentenciado a cadena perpetua. (CCTV via AP)
Zhou Yongkang, ex miembro del Comité Permanente del Politburó del Partido Comunista Chino a cargo de la seguridad, en un tribunal de la Primera Corte Popular Intermedia de Tianjin, China, el 11 de junio de 2015. Zhou fue sentenciado a cadena perpetua. (CCTV via AP)

Además de aumentar el tamaño del comité, Jiang decidió que cada miembro estaba a cargo sólo de su propia cartera y que nadie tendría poder de veto sobre otros. Luo Gan y Zhou Yongkang, quien remplazó a Luo en 2007, se convirtieron en miembros del Comité Permanente a cargo de llevar adelante la persecución, y los nuevos arreglos les dieron luz verde.

El mensaje oculto del artículo de Caixin que se refiere al “arma afilada de Zhou Yongkang”, es que Hu Jintao y Wen Jiabao, los dos principales líderes en ese tiempo, no fueron responsables de la persecución.

Conspiración

En junio de 2015, Zhou Yongkang fue sentenciado a cadena perpetua por tres crímenes: aceptar sobornos, abuso de poder y filtrar secretos de Estado. Pero estos cargos no engloban todos sus crímenes, ni incluso los peores. Sus crímenes reales pueden ser divididos en al menos tres partes: corrupción, conspirar contra Xi Jinping (ahora aludido en la prensa oficial como actividades políticas no organizacionales) y la persecución a Falun Gong y otros grupos religiosos.

El artículo de Caixin implica que la corrupción y persecución a Falun Gong de Li Dongsheng estaban relacionadas con Zhou Yongkang. ¿Caixin también insinúa que Li fue un arma en la conspiración de Zhou?

En junio de 2012, Bloomberg publicó un especial exclusivo sobre la riqueza que se decía que tenía la familia de Xi Jinping. En ese entonces, Xi era el sucesor esperado de Hu Jintao como líder mayor. La publicación de esta clase de información es tomada muy en serio por los líderes del Partido Comunista Chino, ya que filtrarla amenaza la posibilidad de hacerse del poder y ejercerlo.

El informe de Bloomberg constituía una especie de ataque hacia Xi. Analistas de China dijeron que Bloomberg hubiera tenido gran dificultad en producir la información en el artículo si fuera por sí mismo. Se suponía que detrás del artículo había una conspiración relacionada con la facción de Jiang.

Retratos de practicantes de Falun Gong asesinados en China en una marcha en Washington, D.C., el 18 de julio de 2011. (La Gran Época)
Retratos de practicantes de Falun Gong asesinados en China en una marcha en Washington, D.C., el 18 de julio de 2011. (La Gran Época)

Justo después del anuncio en diciembre de 2013 de que Li fue puesto bajo investigación, el Apple Daily de Hong Kong informó que el periodista Gao Yu, ahora en prisión, le dijo a Apple Daily que la fuente de información sobre la fortuna de la familia de Xi Jinping había sido rastreada hasta la Oficina 610. Otra fuente le contó a Apple Daily que la Oficina 610 también filtró muchas otras fortunas de familias de la elite a la prensa extranjera, pero no la de Zhou Yongkang.

Fuentes dentro del Partido Comunista describieron los planes de miembros de la facción de Jiang para remover a Xi luego de que tomara el poder. El intento de golpe fue anulado pero los intentos de socavar a Xi continuaron. Si el informe del Apple Daily es verdad, Li Dongsheng y su Oficina 610 central se convirtieron en el arma de Zhou y la facción de Jiang Zemin en la supuesta campaña contra Xi.

Sorpresivo ascenso

Cuando el artículo de Caixin hablaba de Li como arma de Zhou, especificaba que esto pasó en octubre de 2009, cuando Li Dongsheng, sin previa experiencia legal, sorpresivamente tomó el puesto de viceministro de Seguridad Pública. Caixin no dio ninguna explicación. Eso es porque ni Caixin, ni ningún otro medio chino, tenía permitido explicar.

En los papeles, Li no tenía experiencia relevante para su puesto como viceministro de Seguridad Pública. Li había trabajado en diferentes unidades desde principios de los 90, siempre en la maquinaria de propaganda del PCCh. La Oficina 610 provee el eslabón perdido que conecta sus roles en el aparato de propaganda y la seguridad pública.

La Oficina 610 provee el eslabón perdido que conecta los dos roles de Li Dongsheng en el aparato de propaganda y la seguridad pública.

En junio de 1999, Li Dongsheng se hizo vice jefe de la nueva establecida Oficina 610 Central como subdirector de China Central TV (CCTV). Estaba a cargo de la propaganda contra Falun Gong y el lavado de cerebro. En enero de 2001, el jefe de Li en la Oficina 610, Luo Gan, puso en escena las autoinmolaciones en la Plaza Tiananmen para desacreditar a Falun Gong. Li orquestó la propaganda sobre este incidente para incitar el odio hacia los practicantes de Falun Gong.

En ese entonces, Li era subdirector de la Administración Estatal de Radio, Cine y Televisión, la organización que es superior a CCTV y los otros portavoces del partido. Fue luego promovido a subdirector del Departamento Central de Propaganda cuando aún mantenía su puesto de vice jefe en la Oficina 610 Central.

En octubre de 2009, cuando Liu Jing, entonces jefe de la Oficina 610 se estaba por retirar, le fue difícil encontrar un remplazo porque incluso en el partido, no era fácil encontrar a alguien suficientemente malo como para tomar este trabajo y que lo haga bien, y que también pueda ser de confianza de Zhou Yongkang.

Li Dongsheng estuvo en la posición de vice jefe por 10 años. Era conocido por su avaricia (aceptaba sobornos), por corrupción (trabajaba como proxeneta, regenteando jóvenes mujeres de CCTV a Zhou Yongkang y otros líderes centrales corruptos) y por ser impiadoso (torturando a aquellos que se rehusaban al lavado de cerebro). Con estas calificaciones, podía ser confiado y era el mejor y único candidato.

Además, luego de 2004, el régimen cambió su estrategia para reprimir a Falun Gong. Trató de ocultar la persecución para evitar la crítica internacional de sus violaciones a los derechos humanos. La propaganda de ataque a Falun Gong ya no era la prioridad y el puño de hierro detrás de escena se convirtió en el método principal. Siendo jefe de propaganda no podía comandar la fuerza especial para hacer el trabajo. Esa fue la única razón por la que Li Dongsheng fue encargado de liderar la fuerza policial, asumiendo una posición de autoridad en un campo en el que no tenía experiencia.

Según la información de Xinhua sobre la sentencia, Li Dongsheng comenzó a abusar del poder para beneficiarse él y su familia desde 1996 hasta 2013, y aceptó sobornos desde 2008 hasta 2013 por unos 20 millones de yuanes (US$ 3,3 millones). Ya que la propaganda y la seguridad pública son campos totalmente diferentes, es difícil imaginar que Li pudiera llevarse las conexiones de la corrupción desde su antiguo puesto hacia el nuevo. La corrupción comenzó, según la corte, antes que fuera designado viceministro de Seguridad Pública en 2009.

La única posición que podría vincular su corrupción en estos dos trabajos es su puesto en la Oficina 610. Esto también sugiere que la corrupción de Li no fue nunca investigada antes de que Xi Jinping tomara el poder debido a su puesto en la Oficina 610 y su posición en contra de Falun Gong.

Heng He es periodista de La Gran Época.

Las opiniones expresadas en este artículo son las opiniones del autor y no necesariamente reflejan la opinión de La Gran Época.

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS