Autoridades chinas no hablan sobre la reunión de Trump y Xi, y censuran las redes sociales de la embajada de EE.UU.

Por Annie Wu - La Gran Época

Las autoridades chinas aún guardan silencio sobre los detalles de la reunión en la cumbre del G-20 entre el mandatario chino Xi Jinping y el presidente estadounidense Donald Trump, mientras que las autoridades de Internet censuraron parcialmente las publicaciones de las redes sociales de la embajada de Estados Unidos en Beijing.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de China, que es el único departamento gubernamental que lleva a cabo una sesión informativa diaria a la que pueden asistir los medios de comunicación extranjeros, habría remitido en varias ocasiones las preguntas de los periodistas al Ministerio de Comercio de China.

Pero el Ministerio de Comercio también estuvo callado. El ministerio tiene previsto celebrar su próxima reunión informativa semanal el 6 de diciembre.

Un funcionario chino informó a Reuters que los funcionarios estaban “esperando a que regresaran los líderes” antes de publicar los detalles. Xi y sus más altos funcionarios, entre ellos el Ministro de Comercio y los dos diplomáticos más importantes del país, se encontraban en Portugal y regresaron a China el 6 de diciembre.

Si bien la mayoría de los medios de comunicación chinos continúan dando pocos detalles sobre la reunión, algunos comenzaron a mencionar el plazo de 90 días para que las negociaciones continúen antes de que aumenten los aranceles de los Estados Unidos.

“Aparentemente, el gobierno chino no quiere que su pueblo considere el acuerdo como un fracaso para China”, comentó a Reuters Fang Kecheng, investigador chino de medios de comunicación de la Universidad de Pensilvania.

“El límite de 90 días suena como un ultimátum otorgado por el actor fuerte al actor débil”, agregó. Fang es un experiodista del periódico chino Southern Weekly.

Luwei Rose Luqiu, profesora de periodismo en la Universidad Bautista de Hong Kong y exreportera de la televisión pro-Beijing ‘Phoenix TV’, con sede en Hong Kong, explicó a Reuters que las autoridades chinas suelen dar pocos detalles a los medios de comunicación chinos sobre estas reuniones bilaterales.

La noticia oficial inicial es normalmente redactada por el Ministerio de Relaciones Exteriores y aprobada por la Oficina General del Comité Central del Partido Comunista Chino, señaló.

Sin embargo, los medios de comunicación estatales chinos son en su mayoría positivos acerca de las conversaciones. El periódico estatal de línea dura Global Times publicó un artículo el 4 de diciembre en el cual se refería a que las acciones mundiales habían aumentado con la noticia de un alto el fuego en la disputa comercial.

Mientras tanto, un editorial del Global Times del 3 de diciembre publicado en su edición en inglés admitió rotundamente que “es casi imposible superar las enormes diferencias entre las dos partes en 90 días”. Sin embargo, el artículo decía que los acuerdos hechos entre Xi y Trump hasta ahora son “un gran avance”, y que “es muy probable que 90 días de esfuerzo puedan crear cierta confianza y llevar a acuerdos que sean aceptables para ambos”.

Publicaciones en las redes sociales de la Embajada de los EE.UU.

Pero las publicaciones en las redes sociales de la embajada de Estados Unidos están siendo censuradas, impidiendo que los ciudadanos chinos puedan acceder a información sobre los asuntos del G-20 por fuera de lo que los medios de comunicación chinos tienen permitido informar.

En la popular plataforma de redes sociales WeChat, la embajada de Estados Unidos en Beijing publicó el 3 de diciembre la declaración oficial de la secretaria de prensa de la Casa Blanca sobre las conversaciones, así como una traducción al chino. El posteo era visible, pero estaba bloqueado para que no se pudiera volver a publicar o compartir.

Según un informe de Bloomberg, otro posteo de la embajada de Estados Unidos en WeChat sobre el fallecimiento del expresidente George H.W. Bush no tenía tales restricciones.

En Weibo, una plataforma similar a Twitter, la embajada de Estados Unidos también publicó un mensaje en chino que explica los detalles de las conversaciones del G-20 mencionadas en la declaración de la Casa Blanca. Sin embargo, hasta el 4 de diciembre, los usuarios no podían ampliar la publicación para leer el posteo completo. Las frases que eran visibles explicaban la designación del fentanilo, el cese de los aumentos arancelarios y la promesa de China de comprar más “productos agrícolas, energéticos, industriales y otros bienes de Estados Unidos”.

Algunos internautas también describieron que sus comentarios no eran visibles públicamente. Las funciones de volver a publicar y compartir tampoco funcionaban, detallaron.

Debido a que es menos probable que los comentarios en una cuenta perteneciente a una entidad estadounidense sean censurados por los monitores de Internet de China, la cuenta de Weibo de la Embajada de Estados Unidos ha sido considerada como un raro refugio seguro para la libertad de expresión en China, que permitía a los internautas decir lo que pensaban. A principios de este año, los internautas pudieron comentar libremente sobre la disputa comercial entre Estados Unidos y China.

Un comentarista de Weibo también mencionó que el código QR que permite a los usuarios acceder a la cuenta de la Embajada de EE.UU. en WeChat ya no funcionaba.

***

Mira a continuación

¿Por qué China se comporta de forma contraria al resto del mundo?

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS