Pez dragón de los abismos, revelan por qué son tan temibles como un monstruo extraterrestre

Por Anastasia Gubin - La Gran Época

Expertos en materiales y oceanógrafos revelaron las características únicas del monstruoso pez dragón que vive en los abismos en la costa de San Diego, Estados Unidos, a unos 500 metros bajo el mar, y el misterio de sus gigantescos dientes transparentes.

Tiene apenas con unos 15 centímetros de largo, del tamaño de un lápiz, pero su ferocidad es extraordinaria. Se matan incluso entre ellos mismos.

El pez dragón – Aristostomias scintillans -es un voraz depredador de las profundidades marinas con un arsenal de sorprendentes  herramientas para cazar presas y permanecer oculto.

Donde viven, reina la oscuridad y como su sonrisa con dientes transparentes es oscura, pueden atacar por sorpresa. No logran ser vistos por sus presas ni por los de su misma especie. La poca luz que hay no se refleja en ellos como en los dientes humanos.

Pez Dragón y sus colmillos transparentes. (Universidad de California e San Diego )

“En las profundidades casi no hay luz, y la poca luz que hay proviene de peces, como el pez dragón, que tiene pequeños fotoforos que generan luz y atraen a las presas”, dice Marc Meyers, experto en materiales de la Universidad de Calfornia en San Diego.

“Pero los dientes del pez dragón son enormes en proporción a su boca – es como un monstruo de la película Alien – y si esos dientes se hicieran visibles, la presa se alejaría inmediatamente. Especulamos que los dientes son transparentes porque ayudan al depredador”.

Pez Dragón. (Universidad de California e San Diego )

Los dientes transparentes, junto con un cuerpo oscuro, hacen al pez dragón esencialmente invisible para sus presas, explica el experto en materiales Audrey Velasco-Hogan, en un informe de la Universidad el 5 de junio.

Debido a este camuflaje dientes transparentes junto con un cuerpo oscuro, los peces dragón se encuentran entre los principales depredadores de las profundidades marinas a pesar de ser pequeños y ser relativamente lentos.

Pasan la mayor parte del tiempo sentados con las mandíbulas abiertas, esperando que pase algo. Sus dientes siempre están expuestos, por lo que es importante que sean transparentes para que no reflejen ni dispersen ninguna luz bioluminiscente del ambiente”, dijo Velasco.

La cabeza extraordinariamente grande está llena de dientes en forma de colmillo unidos a un cuerpo de piel oscura, parecido a una anguila.

Pez Dragón y sus colmillos transparentes. (Universidad de California e San Diego

“Los peces son tan voraces que tienden a comerse unos a otros mientras los investigadores están en el proceso de recolectar especímenes”, señala el informe liderado por Velasco y el oceanógrafo Dimitri D. Deheyn, también de la Universidad de California en San Diego.

La investigación reveló que la transparencia es una adaptación única del pez dragón. Están cubiertos de un material que reduce la dispersión de la luz, permitiendo que la boca abierta de los peces desaparezca efectivamente justo antes de que sus mandíbulas se abren sobre su presa.

Pez Dragón. (Universidad de California e San Diego )

Para sorpresa de Velasco y Deheyn, como los dientes humanos, son compuestos de una capa externa similar al esmalte y una capa interna de dentina. Sin embargo tienen unos nanocristales, de unos 20 nanómetros de tamaño, que está dispersos a través de la matriz amorfa del esmalte, impidiendo que la luz que se encuentra en el ambiente se refleje o se disperse en la superficie de los dientes.

“Los dientes son también relativamente delgados en comparación con otros peces depredadores, lo que añade a este efecto de dispersión de luz”, señala el informe.

Pez Dragón. (Universidad de California e San Diego )

“Pensamos que la nanoestructura sería diferente, y cuando miramos esto, encontramos nanocristales del tamaño de un grano incrustados en los dientes que son responsables de esta extraña propiedad óptica”, dijo Meyers.

Para resolver los misterios del disfraz dental del pez dragón, los investigadores fotografiaron y analizaron la nanoestructura de los dientes utilizando una combinación sofisticada de microscopía electrónica, haz de iones enfocado y pruebas de nanoindentación.

Según Velasco típicamente, los dientes no son nanoestructurados y tienden a tener características como los túbulos de dentina. “Desde la perspectiva de los materiales, es muy interesante ver que los dientes de pez dragón tienen arquitecturas que no vemos en otros”.

“También me parece fascinante cómo hay similitudes fundamentales entre los materiales en el laboratorio y en la naturaleza”, agregó.

***

A continuación

¿Por qué China se comporta de forma contraria al resto del mundo?

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS