Inversores mundiales huyen de las acciones chinas al ritmo más acelerado desde la caída de la bolsa china en 2015

Más de 6000 millones de dólares en inversiones se retiraron de las acciones chinas durante las recientes tensiones comerciales

Por Emel Akan - La Gran Época

WASHINGTON – La reciente disputa comercial entre Estados Unidos y China provocó la mayor salida de capitales de las acciones chinas en casi cuatro años. Más de 6000 millones de dólares de capital huyeron del mercado bursátil chino desde el 6 de mayo, según datos recopilados por el Instituto de Finanzas Internacionales (IIF por sus siglas en inglés).

Las tensiones aumentaron entre Estados Unidos y China cuando Trump escribió el 5 de mayo en un tuit que aumentaría los aranceles del 10 por ciento al 25 por ciento sobre productos chinos por un valor de 200.000 millones de dólares. Trump acusó a Beijing de dar marcha atrás en su compromiso de llevar a cabo reformas estructurales.

La disputa reveló la vulnerabilidad del mercado de valores de China, con el Índice Compuesto de la Bolsa de Valores de Shanghai cayendo casi un 6 por ciento el 6 de mayo, un día después del tuit de Trump. Las acciones no se han recuperado desde entonces.

La fuga de capitales de las acciones chinas por parte de los no residentes desde que las tensiones se intensificaron alcanzó un total de 6200 millones de dólares, según IIF, que realizó un seguimiento diario de los movimientos del capital en las acciones de los mercados emergentes desde 2010.

El tuit de Trump y la intensificación del conflicto comercial fueron una gran sorpresa para los inversores, según Jonathan Fortun, economista del IIF.

“Esta última ronda de salidas es una reacción instintiva a todo lo que estuvo sucediendo”, dijo.

Las acciones chinas registraron salidas netas de capitales por 2600 millones de dólares y 2800 millones de dólares en las semanas que finalizaron el 10 de mayo y el 17 de mayo, respectivamente. Estas salidas semanales fueron las mayores desde la caída de la bolsa china en 2015. La mayor salida de capitales en una semana se produjo durante la semana que finalizó el 10 de julio de 2015, cuando las acciones chinas cayeron un 30 por ciento en tres semanas.

La naturaleza inesperada de la escalada en las tensiones comerciales desencadenó importantes salidas de capitales en las últimas dos semanas, dijo Fortun. Los inversores estaban aumentando su exposición a las acciones chinas con la expectativa de que el conflicto se estuviera resolviendo, explicó.

La fuga de capitales continuó en la semana del 19 de mayo, donde un total de 900 millones de dólares en inversiones huyeron de las acciones chinas el 20 y 21 de mayo.

“Creo que las salidas [de capitales] van a continuar, al menos hasta que tengamos un poco más de claridad sobre el camino a seguir en el conflicto comercial”, dijo Fortun. “No estamos en la peor parte todavía, pero creo que esto podría ser potencialmente un ciclo de salida [de capitales] importante para China”.

China registró alrededor de 1100 millones de dólares de fuga de capitales en octubre de 2018 durante las primeras fricciones comerciales entre Estados Unidos y China.

El conflicto golpea a todos los mercados emergentes

La disputa sobre los aranceles también desencadenó una cantidad significativa de salida de capitales de las acciones en los mercados emergentes.

Países como Corea del Sur, India, Taiwán, Brasil e Indonesia han reflejado la tendencia de China, destacando los riesgos para los mercados en general derivados del aumento de las tensiones comerciales. Las salidas de capitales de los mercados emergentes, excluyendo a China, ascendieron a un total de 8400 millones de dólares desde el 6 de mayo.

Según Fortun, el conflicto comercial entre Estados Unidos y China también afectará a las economías de mercados emergentes, ya que implica la interrupción de las cadenas de suministro mundiales que abarcan a muchos países.

Las recientes fugas de capitales son diferentes de las que se observaron durante el desplome de los mercados en 2015. Las inversiones que salieron de China fueron a otros mercados emergentes en 2015. Sin embargo, esta vez el dinero está fluyendo hacia los mercados desarrollados, los bonos y los criptoactivos, dijo Fortun.

La administración Trump utilizó la amenaza de los aranceles como parte de una táctica de negociación para aumentar la presión sobre Beijing. Y China tiene más que perder económicamente en una verdadera guerra comercial, según los analistas.

Estados Unidos comenzó a imponer aranceles a las importaciones chinas en julio de 2018. Junto con las dos rondas anteriores de aranceles, un total de 250.000 millones de dólares en productos chinos se enfrentan ahora a un gravamen del 25%.

Washington también se está preparando para imponer aranceles a los 325.000 millones de dólares restantes de productos chinos, que se destinan a la mayoría de los bienes de consumo importados desde China. Como represalia, Beijing también anunció que aumentaría los aranceles sobre 60.000 millones de dólares de productos estadounidenses.

“Esta vez, los aranceles se aplican a un rango más amplio de productos”, dijo Fortun, afectando la cadena de suministro mundial. Los aranceles potenciales de Estados Unidos sobre los automóviles y autopartes están poniendo nerviosos a los inversionistas, agregó.

A pesar de la reanudación de las tensiones, Trump dijo que las conversaciones con Beijing continuarán. El 13 de mayo dijo que se reuniría cara a cara con el mandatario chino Xi Jinping en la cumbre del G-20 a finales de junio en Japón.

En una serie de tuits, Trump acusó a China de retirarse de un acuerdo “muy bueno” y “casi completado” e instó a China a cerrar pronto un acuerdo comercial.

Según Fortun, los flujos de capital, especialmente en acciones, son muy dinámicos y a medida que se resuelva el asunto comercial, el capital comenzará rápidamente a fluir otra vez hacia China.

“Cualquier señal de voluntad de tener una resolución real del conflicto comercial será positiva no solo para China sino para todo el conjunto de mercados emergentes”, señaló.

Los inversionistas regresarán una vez que termine la tormenta, dijo, pero hasta entonces, continuarán manteniendo su dinero en el extranjero en diferentes tipos de activos líquidos.

***

Mira a continuación

Los negocios son una guerra

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS