Huawei da inicio al ‘modo de respaldo’ para lidiar con la prohibición de exportación de Estados Unidos

El gigante tecnológico chino se enfrenta a problemas de producción a medida que surge información de que Google suspenderá algunos negocios

Por Nicole Hao - La Gran Época

A pesar de que el Gobierno de Estados Unidos recientemente promulgó una prohibición de exportación que prohíbe a las empresas estadounidenses proporcionar tecnología y equipos al gigante chino de las telecomunicaciones Huawei, el fundador de la empresa, Ren Zhengfei, se jactó de que confiaba en que la empresa seguiría prosperando.

En una conferencia de prensa celebrada por la empresa china para los medios de comunicación japoneses el 18 de mayo, Ren dijo que la prohibición de exportación solo afectaría ligeramente al negocio de Huawei porque “en realidad hemos previsto este día durante muchos años, y tenemos un plan de respaldo”.

Pero un día después, Reuters informó que Google suspendió algunos de sus negocios con Huawei, amenazando el negocio de teléfonos inteligentes de la compañía, ya que todos sus teléfonos funcionan con el sistema operativo Android de Google.

Huawei intentó desarrollar sus propios chips y sistemas operativos en los últimos años, pero sigue siendo una cuestión de si funcionarán sus intentos de independizarse de los proveedores extranjeros.

‘Modo de respaldo’ de Huawei

El 15 de mayo, el Departamento de Comercio de Estados Unidos agregó a Huawei y sus 70 afiliadas a su “Lista de Entidades”, lo que significa que la compañía no puede adquirir componentes y tecnología de empresas estadounidenses a menos que reciba la aprobación especial del gobierno de Estados Unidos.

Ese mismo día, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó una orden ejecutiva para proteger las redes de telecomunicaciones de Estados Unidos de los “adversarios extranjeros”.

El secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, dijo en una declaración que Trump respaldó la decisión para “impedir que la tecnología estadounidense sea utilizada por entidades de propiedad extranjera de manera que pueda socavar potencialmente la seguridad nacional o los intereses de política exterior de Estados Unidos”.

Ren dio su primera respuesta pública a la prohibición diciendo a los medios de comunicación japoneses que Huawei estará “bien” sin los chips de Qualcomm y otros proveedores estadounidenses.

“Ya nos hemos estado preparando para esto”, dijo Ren al medio de comunicación japonés Nikkei.

Una carta abierta de Teresa He Tingbo, presidente de la filial HiSilicon de Huawei, confirmó el cambio a modo de emergencia.

“Hoy es el día en que la historia tomará una decisión: que todos los ‘neumáticos de repuesto’ que hemos preparado se conviertan en ‘neumáticos en uso’ de la noche a la mañana”, dijo en una carta enviada a todos los empleados de HiSilicon el 17 de mayo, anunciando que Huawei comenzó su ‘modo de respaldo’. La carta fue filtrada por muchos medios de comunicación chinos.

“Hace muchos años, nuestra compañía había hecho la hipótesis de una situación extrema en la que no podríamos obtener ningún chip ni tecnología avanzada de Estados Unidos”, dijo.

Dependencia extranjera

Pero Reuters informó el 19 de mayo que, según una fuente cercana al asunto, Google respondió a la prohibición de exportación del gobierno de Estados Unidos y suspendió “la transferencia de hardware, software y servicios técnicos, excepto aquellos disponibles públicamente mediante licencias de código abierto”.

Esta suspensión significa que Huawei perderá pronto el acceso a la actualización del sistema operativo Android en sus teléfonos. Los nuevos teléfonos inteligentes Huawei tampoco podrán instalar aplicaciones populares desarrolladas por Google, como Google Play Store, Gmail y Google Maps.

La fuente dijo a Reuters que Google todavía está evaluando los detalles de la suspensión. Huawei no hizo comentarios hasta ahora.

Huawei también depende en gran medida de los proveedores estadounidenses. El medio de comunicación estatal chino Yicai Global informó en noviembre de 2018 que Huawei tiene 92 proveedores principales, el 36 por ciento de los cuales son compañías estadounidenses. E incluso el 40 por ciento de sus proveedores chinos utilizan tecnología estadounidense para su producción.

Linda Sui, una analista de análisis de estrategias de teléfonos inteligentes de Global Wireless Practice, dijo a Reuters el 17 de mayo: “Me sorprendería que HiSilicon pudiera hacer [chips] sin ningún proveedor de Estados Unidos”.

Una fuente radicada en China le dijo a Reuters: “[Ninguno de los proveedores de Huawei en EE.UU.] puede ser reemplazado por los chinos, al menos no en pocos años”.

La persona dio un ejemplo de que Huawei y sus subsidiarias utilizan software de diseño de chips de Cadence Design Systems y de Synopsys, ambas con sede en California y líderes en el mercado mundial.

“Es difícil reemplazar [los softwares]”, dijo a Reuters Mike Demler, analista senior de la compañía consultora y de análisis de tecnología de semiconductores Linley Group. “Cadence y Synopsys tienen prácticamente todo cubierto para cualquier cosa que necesites”.

Con información de Reuters

***

Mira a continuación

Los negocios son una guerra

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS