Descifran la enigmática lengua del manuscrito Voynich el “texto más misterioso del mundo”

Por Anastasia Gubin - La Gran Época

Un lingüista inglés de la Universidad de Bristol descifró finalmente el libro antiguo y críptico del siglo XV que recibió el título del “más misterioso del mundo”, conocido como el manuscrito de Voynich.

“El investigador asociado Gerard Cheshire necesitó dos semanas, utilizando una combinación de pensamiento lateral e ingenio, para identificar el lenguaje y el sistema de redacción del famoso documento inescrutable”, dijo la Universidad de Bristol a través de Eureka Alert el 15 de mayo.

El manuscrito fue escrito en la extinta lengua proto romance en Isquia, Italia. Es la primera muestra escrita que se obtiene.

En su publicación en la revista Romance Studies, Cheshire reveló que “el manuscrito utiliza un idioma que surgió de una combinación de latín hablado, o latín vulgar, y otros idiomas en todo el Mediterráneo durante el período medieval temprano después del colapso del Imperio Romano y posteriormente evolucionó a las muchas lenguas románicas, incluido el italiano”.

“Por ese motivo se le conoce como proto-romance (prototipo de la lengua románica). Durante mucho tiempo se había planteado la hipótesis de que era el vínculo lógico entre el latín hablado y las lenguas romances, pero nunca antes se había encontrado evidencia documentada”, dijo el autor señalando estudios anteriores de la reconstrucción del proto-romance.

Muestra plantas medicinales. Extracto del Manuscrito de Voynich
Muestra de algunas plantas medicinales. Extracto del Manuscrito de Voynich (Wikimedia Commons- Biblioteca de la Universidad de Yale).

La Universidad destaca que esto “es aún más sorprendente que los mitos y las fantasías que ha generado” al tratar de traducirlo. “Tampoco es exagerado decir que este trabajo representa uno de los desarrollos más importantes hasta a la fecha en la lingüística románica”.

El  proto-romance “es la lengua ancestral de las lenguas romances de hoy en día como portugués, español, francés, italiano, rumano, catalán y español”.

Manuscrito de Voynich (Wikimedia Commons)

Fue usado en el Mediterráneo durante el período medieval, “pero rara vez estaba escrito en documentos oficiales o importantes porque el latín era el idioma de la realeza, la iglesia y el gobierno. Como resultado, el proto-romance se perdió del registro. hasta ahora”, dijo la Universidad.

Para Cheshire lo inusual y enigmático del manuscrito es que “utilizaron un lenguaje extinto”.

Su alfabeto, según el informe, combina símbolos hasta ahora desconocidos con otros más familiares. No incluye signos de puntuación dedicados, pero sí algunas variantes de símbolos para indicar alguna puntuación o acentos fonéticos. “Todas las letras están en minúsculas y no hay dobles consonantes. Incluye diptongos, trivalentes, cuadrilongos e incluso quintifongos para la abreviatura de componentes fonéticos. También incluye algunas palabras y abreviaturas en latín”.

El alfabeto del manuscrito codificado como MS408 va de la A a la Z, como el moderno alfabeto en cursiva, con símbolos que no son familiares.

Letra de dela lengua extinta proto romance. (Captura de imagen- Universidad de Bristol)

Sus 200 páginas llevarán tiempo traducirlas, dice la Universidad.

“El sistema de escritura han sido explicados, las páginas del manuscrito han sido abiertas para que los académicos exploren y revelen, por primera vez, su verdadero contenido lingüístico e informativo“, dice el equipo de Bristol.

Relación con el reino de Aragón

El manuscrito de Voynich lleva el nombre de Wilfrid M. Voynich (1865-1930), un comerciante y anticuario polaco, que compró lo compró en 1912. De acuerdo al informe, es un texto medieval, escrito a mano e ilustrado, que ha sido fechado en carbono hasta mediados del siglo XV.

“Fue compilado por monjas dominicanas como una fuente de referencia para María de Castilla, reina de Aragón, que es la tía abuela de Catalina de Aragón”, explica la academia inglesa.

1912 fue el año en que su lugar de origen, el Castello Aragonese, en Ischia, pasó a ser propiedad privada y quizás se vendió antes de la venta de la propiedad. Hoy el documento reposa en la Universidad de Yale, archivado como el elemento MS408 en la Biblioteca de libros raros y manuscritos de Beinecke.

Castello Aragonese en Isquia (Italia)

“Dada su importancia cultural, parece existir un llamado legítimo para su regreso seguro a los italianos en su debido momento”, dice la Universidad de Bristol. “El sistema de escritura del manuscrito era evidentemente exclusivo de Ischia”, isla al sur de Italia.

Según el informe del académico, la reina María y el rey Alfonso se criaron y educaron en Castilla, España, pero deben haber “estado familiarizados con distintos idiomas y sistemas de escritura de su tierra natal, de Ischia y de Nápoles, todos ellos relacionados lingüísticamente, pero también claramente distintos. También estaban bien versados ​​en latín, ya que era el lenguaje escrito de la realeza en toda Europa”.

La Corona de Aragón se extendió desde la península ibérica y el sur de Francia en el oeste, hasta la península italiana en el este, con muchas islas en el medio, incluidas las Baleares, Córcega, Cerdeña, los flegreos, los eolios y Sicilia.

El manuscrito se reveló por primera vez al público en 1915 y de inmediato desató la imaginación de numerosos estudiosos de todo el mundo. Alan Turing y sus colegas en la secreta casa de Bletchley Park donde en la Segunda Guerra se descifraban los códigos secretos, así como FBI.

Las traducciones incompletas hasta ahora habían sugerido el manuscrito “es un compendio de remedios a base de hierbas, baños terapéuticos y lecturas astrológicas sobre asuntos de la mente y el cuerpo femeninos, de la reproducción y la crianza de los hijos, además del corazón, de acuerdo con lo católico y romano”, señala la Universidad.

Lo que dicen las imágenes en la nueva lectura

Según el autor, “muchas de las páginas del manuscrito tienen imágenes ingenuamente dibujadas con textos adjuntos (…)Hay temas, como el baño, las plantas y la astrología”, confirmando lo dicho anteriormente. La diferencia que ahora se puede leer correctamente.

Manuscrito de Vaynich, pagina 53 (Universidad de Bristol)

La figura anterior muestra las hojas de la planta Drosera originaria del norte de Italia e Iberia, que crece en pantanos y ciénagas. Contiene, segùn el informe, sustancias conocidas como flavonoides y quinonas, que tienen un efecto antibiótico, antiviral, antimicrobiano y antifúngico, por lo que hubieran ayudado a prevenir infecciones e infestaciones durante el embarazo.

En el texto medieval dice que ‘en el embarazo / es para adquirir el bebé un buen crecimiento en cuanto al parto normal’.  Algunas de sus palabras sobrevivieron en lenguas romances del gallego y portugués griego y francés antiguo además algunas en el latín.

Manuscrito de Vaynich, pagina 53 (Universidad de Bristol)

La figura anterior representa una planta del mar Mediterráneo (Eryngium bourgatii). La primera línea del texto que lo acompaña dice: “pésaut om eos é péor é péia t” (lo siento / disculpas, tienen la peor / de poderosa picadura).

La razón es que es una planta marina con defensas muy espinosas contra los herbívoros. La planta “contiene productos químicos defensivos volátiles llamados germacrenos, que son antimicrobianos e insecticidas, por lo que fue un antiséptico y repelente útil cuando se aplica a la piel”. Varias palabras usadas sobreviven en las lenguas romances posteriores y el latín.

Mapa en el manuscrito de Voynich

La Figura  A del mapa anterior ilustra el volcán en erupción que provocó una misión de rescate de la época y el dibujo del mapa. “Se levantó del fondo marino para crear una nueva isla con el nombre de Vulcanello, que más tarde se unió a la isla de Vulcano luego de otra erupción en 1550”.

La parte B representa el volcán de Ischia, la parte C muestra el islote de Castello Aragonese y la D Representa la isla de Lipari. La imágenes están “ingenuamente dibujadas y algo estilizadas, junto con anotaciones para explicar y agregar detalles”.

Erupción del volcán Volcanello en el manuscrito de Vaunich (Universidad de Bristol)

Entre las páginas de astrología del manuscrito, Cheshire sugiere que las anotaciones escritas en cursiva convencional hacen pensar que la propia reina María las agregó para las personas no iniciadas en el alfabeto proto -romance de Ischia.

Signo Piscis en el manuscrito de Vaunich (Universidad de Bristol)

La figura representa el signo del zodiaco Piscis con dos peces. “La palabra entre el pez es “mars”, escrita en cursiva convencional, que sobrevive para significar el mes de “marzo” en francés”.

Los peces mostrados son similares a la lubina mediterránea (Dicentrarchus labrax), ya que tiene el cuerpo escamoso con una cabeza suave y un labio ligeramente levantado.

“Marzo era antes el primer mes del calendario romano. El calendario gregoriano (partiendo de enero) fue introducido en 1582 por el papa Gregorio VIII, que después del manuscrito data unos 140 año”, señala Cheshire.

Se puede agregar que en la actualidad el 21 de marzo el Sol entra en la constelación de Piscis iniciando el ciclo anual de las 12 constelaciones. Unos 2000 años atrás en la misma fecha el Sol entraba en el siguiente signo, Aries, por lo que marzo en el pasado era mayormente del signo Piscis.

***

¿Sabía?

El libro chino más traducido en la historia se lee en 40 idiomas pero está prohibido en China

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS