Declaran culpable a adolescente por decapitar y cortar las manos a su compañero de clases por celos

Por Venus Upadhayaya - La Gran Época

Un adolescente de Massachusetts acusado de decapitar a su compañero de clases y cortarle las manos por celos en 2016 fue declarado culpable por el tribunal el 14 de mayo.

El fallo anunciado en el juicio condenó a Mathew Borges, de 18 años, por asesinato en primer grado del joven Lee Manuel Viloria Paulino, de 16 años.

La corte destacó que fue un acto de “premeditación deliberada con extrema atrocidad y crueldad”, informó WCVB.

La fiscalía presentó durante el juicio de ocho días 100 piezas de evidencia y muchos testigos. La familia de Viloria-Paulino rompió en llanto cuando se leyó el veredicto.

Borges fue juzgado como adulto, y su abogado le pidió al juez que desestimara el caso por falta de pruebas, pero el juez dijo que “no”.

Los veredictos de asesinato en primer grado en Massachusetts significan automáticamente una sentencia de por vida.

¿Qué pasó ese día?

Borges tenía 15 años cuando mató a Viloria Paulino un día del mes de noviembre de 2016. Estaba celoso de que su novia pasara el tiempo con él.

Ambos jóvenes eran estudiantes de segundo año en la Escuela Secundaria de Lawrence en el momento del crimen. Borges habñia roto con su novia meses antes, el 31 de agosto, después de acusarla de dormir con Viloria Paulino, según el medio Boston Herald.

El acusado fue duro por fuera pero inseguro por dentro“, dijo el fiscal adjunto de distrito Jay Gubitose en su discurso al jurado de nueve mujeres y siete hombres durante una de las audiencias, el 29 de abril, señala el reporte.

“Se puso celoso” cuando un día vio a la exnovia sentada con Viloria-Paulino en la cafetería de la escuela y “comenzó a gritarle“.

Los fiscales informaron al jurado que Borges envió un mensaje a la joven 24 horas antes de cometer el crimen que decía: “La próxima vez que me veas, mírame a los ojos porque será la última vez que estén así. Estarán muertos” .

En uno de sus mensajes anteriores, Borges le había escrito: “Pienso en matar a alguien y sonrío … Es en todo lo que pienso todos los días”.

Viloria-Paulino desapareció el 18 de noviembre de 2016, y su cuerpo decapitado con las manos cortadas
fue encontrado por un paseador de perros en la orilla del río Lawrence el 1 de diciembre. Su cabeza fue encontrada más tarde por un policía estatal, dentro de una bolsa en un lugar cercano.

Los médicos forenses registraron 76 heridas en el cuerpo del decapitado después de la autopsia, según WCVB. Con tantos traumas infligidoa al adolescente, el examinador no pudo determinar si Viloria Paulino estaba viva o muerto cuando le cortaron la cabeza.

Los fiscales dijeron que la casa de la víctima fue asaltada por Borges y algunos de sus amigos. Un video de vigilancia mostró a la víctima y al agresor saliendo de la casa juntos en dirección al río.

“Cuatro figuras giran alrededor de la casa (de Viloria-Paulino) y regresan con bolsas de lona”, dijo Gubitose.

“El acusado les dijo que lo apuñaló hasta la muerte y se le cortó la cabeza y las manos para que no pudiera ser identificado”, dijo Gubitose al jurado.

***

Mira a continuación:

Cómo los médicos en China se convierten en asesinos

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS