Ordenan desalojo de embajada de Venezuela en Washington ocupada por 4 activistas chavistas

Por VOA

​Cada tanto, uno de los activistas de Code Pink se asoma a la ventana de la embajada. Con una taza de café, dando los buenos días o mostrando el puño en alto, saludan a los venezolanos plantados día y noche fuera del edificio.

Y empiezan los gritos: “Váyanse”, “¿No tienen hambre? Acá tenemos comida”, “los van a mater a la cárcel”. También conocen sus nombres, que se han ido aprendiendo en estos días de extraña familiaridad.

“Margaret, ¿cómo estás hoy?”, grita uno de los manifestantes pro-Guaidó. La mujer que responde al nombre de Margaret sonríe.

Comienza el día en la embajada de Venezuela en Washington D.C. Después de una noche agitada, en la que autoridades federales emitieron una orden desalojo contra los activistas que ocupan desde hace más de un mes el edificio, la expectativa entre los venezolanos el martes es que desalojen el edificio.

“Espero que como en este país se cumple la ley y hay un estado de derecho, tengan que salir a la fuerza”, dijo a la Voz de América Cathy, una venezolana que pernoctó afuera de la embajada en la noche del lunes.

Dentro del edificio permanecen aún cuatro activistas del grupo Code Pink, el cual asegura estar habitando de manera legal el recinto, ya que tienen el permiso del régimen de Nicolás Maduro.

“Tenemos agua y comida por meses” , dijeron desde la ventana del edifico de ladrillo dos de los activistas a reporteros.

Sin embargo, el embajador del gobierno interino de Juan Guaidó en Estados Unidos, Carlos Vecchio, aseguró a través de su cuenta de Twitter que los habitantes de la embajada deben desalojar “inmediatamente” y que, si no lo hacen, serán “arrestados y procesados judicialmente”.

 

***

A continuación

Cómo el régimen comunista negó la responsabilidad de todas sus masacres



 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS