Hombre pasa 11 años yendo al trabajo nadando para evitar el tráfico

Por Daniel Holl - La Gran Época

Mientras que la mayoría de la gente conduce su coche o toma el transporte público para ir a trabajar, un hombre en China decidió tomar una ruta, o un río, menos transitado.

Durante los últimos 11 años de su vida laboral, Zhu Biwu, de 53 años, un hombre que vive en el centro de China, se ha desplazado a trabajar nadando de orilla a orilla a través del río Yangtsé, según el informe del medio de comunicación chinos “Un día, una vida”, publicado el 7 de mayo. Hasta octubre de 2018, Zhu hacía su viaje a su más que adecuado empleo como salvavidas en una piscina de la ciudad.

Zhu Biwu en su trabajo como guardavidas. (One Day One Life / qq.com)

Zhu tomó este medio de transporte para evitar el tráfico regular de ida y vuelta, y ya había nadado durante algún tiempo antes de hacer su primer intento de cruzar.

El río Yangtze, también conocido como Chang Jiang, que significa “río largo” en chino, es el tercero más largo del mundo. Comienza en la meseta tibetana occidental y viaja hacia el este hasta Shanghai y el Océano Pacífico.

Una embarcación navegando entre la niebla en el río Yangtze. (Andrew Wong/Getty Images)

El Yangtsé suministra agua a varias provincias, incluida la casa de Zhu en Hubei. En la ciudad de Wuhan, donde Zhu hacía su travesía diaria, el Yangtze tiene más de 1300 metros de ancho, cerca de una milla de largo.

El viaje acuático le tomaba a Zhu unos 30 minutos para completar cada trayecto. Todas las mañanas, a excepción de los días fríos del invierno o de aquellos con niebla desfavorable, Zhu estaba en la orilla sur del Yangtsé con una bolsa naranja inflable, lista para enfrentar las corrientes.

Ciudad de Wuhan con el río Yangtze al fondo. (AFP/Getty Images)

La bolsa contenía su ropa de trabajo y artículos personales, como un teléfono móvil y un reloj. También sirve de faro, avisando a los cargueros de su presencia en el río.

Zhu observaba el río para ver el tráfico de barcos de la misma manera que se observaba el tráfico de vehículos en la carretera. Sin embargo, Zhu dijo a “Un día, una vida” que los capitanes se familiarizaron con él, por lo que había poco con los barcos que pasaban.

Zhu atravezando el río Yangtze. (One Day One Life/qq.com)

Aparte de las enormes embarcaciones, Zhu también dijo que la fuerte corriente submarina del Yangtsé era otra preocupación para los nadadores. Para compensar la corriente, Zhu nada río arriba mientras cruza el río, y sigue un gran puente, llamado “Parrot Island”, para guiarse.

Hizo su primera travesía por el río con un grupo de entusiastas de la natación en 2008, pero ya había comenzado a nadar antes.

Zhu preparándose para cruzar el río. (One Day One Life/qq.com)

En 1999, a Zhu se le diagnosticó diabetes tipo 2, según se informa, ya que pasaba muchas de sus noches despierto hasta tarde jugando a las cartas y bebiendo. En 2003, su lugar de trabajo, un mercado de alimentos, tuvo que despedir a muchos empleados; la carga de trabajo de Zhu bajó a tres medias jornadas a la semana. Con su tiempo libre extra, comenzó a buscar opciones de vida más saludables, de acuerdo con “Un día, una vida”.

Zhu preparando su bolsa. (One Day One Life/qq.com)

Para 2006, había encontrado trabajo como salvavidas, dos años antes de su primer cruce del río. Sin embargo, el lugar de trabajo estaba en el lado norte del Yangtsé, mientras que su casa está en el lado sur. Después de su primera travesía en 2008, decidió tomar esta forma de viaje para ahorrar tiempo en comparación con los viajes regulares.

Esto continuó durante 11 años hasta que en octubre de 2018 se cerraron los centros de atletismo en los que trabajaba. Poco después, Zhu encontró trabajo en otra piscina. Sin embargo, ahora su trabajo está en el mismo lado de la orilla que su casa.

*****

Descubre a continuación:

Un genocidio oculto se realiza hoy en el país más poblado del planeta

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS