Dentistas hace 6.500 años rellenaban los dientes con cera de abejas

Por Belinda McCallum y Jack Phillips

Hay evidencias de que los dentistas trabajaron desde hace miles de años. En Europa del Este los arqueólogos descubrieron un relleno dental de hace 6.500 años compuesto de cera de abejas.

Un equipo de investigadores, en su mayoría italianos, estudió el año pasado una mandíbula humana, que se encuentra en Eslovenia, cerca de la frontera italiana, la que contiene un diente canino agrietado con un relleno de cera de abeja dentro.

Este hallazgo es quizás una de las evidencias más antigua de la odontología prehistórica en Europa y “es el primer ejemplo directo conocido de llenado dental terapéutico-paliativo hasta el momento”, dijo el líder investigador Federico Bernardini en el Centro Internacional Abdus Salam para Física Teórica en un comunicado de prensa.

Las evidencia de la odontología neolítica son extremadamente escasas. Por ejemplo, se encontraron varias coronas molares en Pakistán y se encontró un diente artificial en el cementerio egipcio de Gebel Ramlah.

El caso más antiguo de cirugía dental data corresponde a una lesión cariosa en un molar de un hombre de hace 14,000 años descubierto en 1988, en el Riparo Villabruna, las montañas Dolomitas del Véneto en Italia del Norte) por el equipo de la Universidad de Ferrara. “Varios análisis científicos confirmaron que la cavidad cariosa ha sido tratada intencionalmente, para limpiar el tejido infectado, mediante el uso de una punta microlítica”, informa la el Departamento de Bienes Culturales de Italia.

Los investigadores creen que en el ejemplo de Eslovenia la cera de abejas se aplicó poco antes o después de la muerte del hombre, ya que los bordes de la fractura del diente no están deteriorados. Si todavía estaba vivo, el relleno probablemente se usó para reducir la sensibilidad dental mientras se masticaba.

(Plos One)

Sin embargo, el desgaste severo del diente puede que no haya sido debido a la alimentación, sino a otras actividades como el tejido. Es posible que los dientes se utilizaron para sujetar y cortar el hilo.

En su artículo, los investigadores sugirieron que la miel pudo haber sido utilizada para aumentar las propiedades de unión de la cera. También señalaron el uso del propóleo, el producto resinoso hecho por las abejas, que tenía otros usos médicos en la prehistoria.

“El descubrimiento de que los pellet de propóleo bien preservados entre las tumbas en algunos enterramientos tardíos del Paleolítico Superior y Mesolítico del noreste de Italia testimonia que los cazadores-recolectores ya estaban utilizando productos de abejas aromáticas resinosas, aptos también para fines terapéuticos-paliativos”, concluyeron en su informe,

“Los productos de la abeja fueron largamente usados por las comunidades prehistóricas en gran medida con fines tecnológicos, artísticos y médicos, pero aquí informamos, por primera vez, su posible uso para el llenado dental terapéutico-paliativo”.

“En este momento no tenemos idea de si se trata de un caso aislado o si intervenciones similares se difundieron bastante en la Europa neolítica”, dijo Bernardini a LiveScience sobre el hallazgo. “En colaboración con nuestro equipo interdisciplinario, estamos planeando analizar otros dientes neolíticos para comprender cuán generalizados fueron estos tipos de intervenciones”.

Los hallazgos fueron publicados en PLoS ONE el 19 de septiembre de 2018.

***

¿Sabía?

Qué es Falun Dafa y por qué se propagó por todo el mundo

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS