Mujer distraída con su celular choca una puerta, rompe una reliquia familiar y exige compensación

Por Daniel Holl - La Gran Época

Una mujer que se estrelló contra la puerta de cristal de un comercio y rompió una reliquia familiar mientras usaba su teléfono celular, culpó al local y exigió que la compensen por los daños. El negocio no estuvo de acuerdo y en su lugar le dio un cupón, que fue aceptado por la mujer, según relata el medio de comunicación chino KNews.

La mujer llevaba una pulsera de jade que le había regalado su abuela cuando se casó. El incidente ocurrió el 16 de abril en la ciudad de Hangzhou, en la provincia de Zhejiang, pero recién ahora la policía publica imágenes de la investigación.

La mujer no fue identificada en el informe.

Cómo el brazalete chocó contra el vidrio

Las cámaras de circuito cerrado revelaron a la mujer saliendo del negocio con su amiga. En las imágenes, se la puede ver con la cabeza hacia abajo y el brazo levantado, como si sostuviera su teléfono celular.

La mujer muestra su brazalete de jade dañado. (KNews)

Llamó a la policía quejándose de que la puerta de un local comercial había dañado su brazalete.

“¿Estaba usando su teléfono?”, le preguntó el policía, según las imágenes de la cámara corporal del agente publicadas por KNews.

Momento en que la mujer choca la puerta de vidrio. (KNews)

“Sostenía mi teléfono”, respondió la mujer.

“Entonces, ¿lo estaba mirando o haciendo otra cosa?”, continuó interrogándola el policía.

“No lo estaba mirando”, dijo la mujer agitando la mano de una manera despectiva. “Era WeChat, llevaba el teléfono y lo escuchaba”. WeChat es la aplicación de mensajería más popular en China y tiene una función para enviar mensajes cortos de voz.

“No se dió cuenta de la puerta, ¿verdad?”, preguntó el policía.

La mujer dando explicaciones a la policía. (KNews)

“No es que no me diera cuenta de la puerta”, dijo la mujer mientras se giraba abruptamente para mirarla. “No estaba caminando hacia ese lado, pensé que el otro lado tenía una puerta”.

Más tarde, mientras la mujer y su amiga estaban de pie afuera del local hablando con un grupo de policías, les mostró el daño a su reliquia. “Recibí el brazalete cuando estaba casada, me lo regaló mi abuela”, se la escucha decir en la grabación. “Ahora ya no me atrevo a usarlo”.

“Les pedimos que lo arreglen”, dice la amiga en apoyo de la mujer. La dueña saca la pulsera de jade verde claro y blanco de una bolsa de plástico, que estaba envuelta en un pañuelo. Señala un lado del brazalete que tiene una grieta, pero que no es claramente visible debido a la iluminación.

La mujer culpó al negocio por no colocar ninguna señal de advertencia cerca de la puerta o por no poner una barandilla para evitar que la gente se tropezara con ella.

Según KNews, el local comercial no estaba dispuesto a pagar el costo de la reparación del brazalete de jade. Sin embargo, una persona a cargo le ofreció un cupón de 400 yuanes (60 dólares) como compensación.

Al final, la mujer aceptó la oferta del negocio.

***

A continuación:

¿Es posible que China tome el control de la economía global?

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS