Cada vez más migrantes ilegales se entregan a las autoridades en la frontera México-EE. UU. en Texas

Por La Gran Época

Cada vez más migrantes ilegales se están entregando a las autoridades de Estados Unidos en la zona fronteriza mexicana con la esperanza de que esto les permita una vía rápida para solicitar asilo, y el número de detenidos a lo largo de toda la frontera sur también se incrementó.

Sin embargo, para la Patrulla Fronteriza de EE. UU. esto está poniendo a prueba sus recursos que ya son limitados.

Tan sólo en el mes de marzo de este año, 103.492 inmigrantes indocumentados fueron detenidos a lo largo de la frontera sur o fueron rechazados, según Aduanas y Protección Fronteriza, (CBP, por sus siglas en inglés).

Provenientes en su mayoría de El Salvador, Honduras y Guatemala, están buscando asilo en EE. UU., lejos de los altos niveles de crímenes violentos y drogas ilegales en sus países. Complicando aún más el asunto, muchas de las personas que se entregan son familias con hijos.

Las instalaciones actuales en El Paso, Texas, no están diseñadas para familias con menores de edad. Aunque se está construyendo una nueva instalación para ayudar a procesar a los migrantes.

Kevin McAleenan, jefe en funciones del departamento de seguridad nacional de EE. UU., en una conferencia de prensa el 17 de abril llamó la atención sobre la gravedad de la crisis fronteriza, afirmando que un total de más de 4.800 inmigrantes ilegales cruzaron la frontera el 16 de abril, lo que describió como “un nuevo récord para la era moderna”.

Un agente de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos carga a los migrantes detenidos en una camioneta en la frontera entre ese país y México el 31 de marzo de 2019 en El Paso, Texas. Foto de Justin Sullivan/Getty Images.

“Casi 1.000 de ellos cruzaron en sólo tres grandes grupos. 375 personas en el más grande de esos grupos”, dijo.

A principios de este mes, CBP dijo que los agentes se encontraron con más de 103.000 personas en la frontera suroccidental en el mes de marzo. De ellas, 92.000 fueron detenidas por la patrulla fronteriza, lo que representa un aumento del 35 por ciento en comparación con febrero.

La agencia también dijo que durante la primera mitad del año fiscal 2019, los agentes arrestaron a más de 385.000 personas en la frontera suroeste, lo que es más del doble de las detenciones realizadas durante el mismo período del pasado año fiscal.

La cifra fue actualizada en abril y ascendió hasta las 418.000 detenciones, lo cual constituye otro número récord.

“418, 000 + APREHENSIONES. En 6,5 meses, el #BorderPatrol ha superado ya el total de aprensiones del ejercicio 2018. 414, 000 + aprehensiones a lo largo de la frontera suroeste hasta el presente año”, escribió en Twitter CBP.

El presidente de Donald Trump comparó la situación existente con una crisis, y para detener este flujo incontrolable de migrantes busca construir un muro a lo largo de la frontera.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump (C), muestra prototipos de muros fronterizos en San Diego, California, el 13 de marzo de 2018. Foto de leer MANDEL NGAN/AFP/Getty Images.

Trump amenazó repetidamente con cerrar la frontera durante sus dos años en el cargo debido al número de migrantes, pero no lo ha hecho.

Familias fraudulentas

Además de las familias con hijos que se entregan en la frontera también se detectaron caso de familias fraudulentas, y del uso de niños rentados para cruzar la frontera.

La Patrulla Fronteriza identificó más de 3.000 casos de unidades familiares fraudulentas en los últimos 6 meses, destacando la manera en que los carteles y contrabandistas se aprovechan de las deficiencias de la ley de inmigración de los Estados Unidos.

“Es muy claro que el cártel y los contrabandistas conocen las debilidades de nuestras leyes. Saben que las unidades familiares y los niños no acompañados serán liberados sin consecuencias por sus entradas ilegales”, dijo Kevin McAleenan, jefe en funciones del departamento de Seguridad Nacional, en una conferencia de prensa el 17 de abril.

McAleenan, quien asumió el cargo de jefe de departamento después de la renuncia de Kirstjen Nielsen, estaba visitando la frontera México-Estados Unidos cerca de McAllen, Texas. Dijo que los inmigrantes ilegales están haciendo todo lo posible por buscar asilo en Estados Unidos, participando en lo que él llamó “círculos de reciclaje de niños”.

“El mismo niño es llevado al otro lado de la frontera con un adulto varias veces para tratar de obtener esa liberación que las unidades familiares son requeridas bajo una orden judicial”, dijo McAleenan.

De acuerdo con Patrulla Fronteriza tan solo en el mes de marzo, los agentes del sector del valle del Río Grande detuvieron a más de 20. 900 unidades familiares y más de 3.700 niños no acompañados.

*********************************

Video relacionado:

Por qué los progresistas quieren más inmigración ilegal

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS