Ladrón entra a una casa a robar pero decide festejar y se queda dormido

Por La Gran Época

El diario Mendoza Sur de Argentina informó de un nuevo caso de un ladrón que se queda dormido en plena acción de su delito.

Este hecho insólito y divertido se ha repetido en diferentes ciudades y países. Al parecer el estado de los malvivientes no es el óptimo.

En este caso el ladrón entró a una propiedad de General Alvear y cuando el dueño de casa llegó lo encontró durmiendo en calzoncillos.

El ladrón “ingresó a la propiedad rompiendo una reja de la ventana trasera del domicilio, ubicado en avenida Alvear Este al 300 aproximadamente, revisó pertenencias de los moradores que no estaban, con la intención de robar, curiosamente, luego de ingerir alguna bebida alcohólica, se quedó en calzoncillos y se acostó a dormir”, escribió el diario mendocino.

Cuando el propietario se encontró este espectçaculo llamó al 911 y lo detuvieron.

El detenido quedó a disposición de la Unidad Fiscal, y según el reporte ya contaba con una extensa lista de causas.

El nuevo caso se encuentra en la comisaría 14º de General Alvear con una causa por daño y violación de domicilio.

Oficiales de policía armados y agentes de la Agencia de Control de Drogas (DEA) asegurando la entrada principal de un Hospital en Boston. (STAN HONDA/AFP/Getty Images)

Ladrón borracho en Trujillo

En otro caso en Trujillo, Perú, Ávalos Villacorta fue dispuesto a principios de abril ante la Fiscalía después que entró borracho a un domicilio y se quedó dormido en una de las camas,

Tras ser abordado por las autoridades, el sujeto, en evidente estado de ebriedad, “no supo explicar qué hacía durmiendo en una cama que no era la suya y qué había pasado con las cosas de la casa”, informó el 5 de abril Perú 21.

Un oficial de policía en la escena de un accidente (Romain Perrocheau/Getty Images)

Se queda dormido en una silla tras arduo trabajo

El 20 de noviembre la agencia rusa Ria reportó que un hombre de 36 años entró en un edificio de oficinas privadas en Sharlykskoye Road, en la ciudad de Orenburg, entrando por una pequeña ventana en el tercer piso y logró un botín de al menos 140.000 rublos, según Periodismo.

En lugar de salir del lugar encontró una cómoda silla en una oficina y se quedó dormido. Un guardia de seguridad lo vio durmiendo en una de las cámaras y llamó a la Guardia Nacional de Rusia, quienes al entrar en la habitación lo encontraron aún durmiendo.

El delincuente ya estaba en una lista federal de personas buscadas. Se supo más tarde que usó una gran variedad de herramientas para realizar el robo, entre ellas destornilladores, cortadores de alambre, un martillo, un extractor de clavos y un montón de llaves, para irrumpir en varias oficinas.

***

A continuación

¿Por qué China se comporta de forma contraria al resto del mundo?

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS