Cierran restaurante después de descubrir a empleados poniendo laxante en una pizza

Por Venus Upadhayaya - La Gran Época

Un restaurante en el norte de Texas fue forzado a cerrar temporalmente y su certificado de sanidad fue retirado después de que la policía descubrió que los empleados ponían laxantes en una pizza servida a otro empleado.

El incidente ocurrió en la noche del 19 de abril en la pizzería de la 417 East State Highway 199, informó CBS.

Un residente informó a la policía de Springtown que un empleado de Mr. Jim’s Pizza se jactaba en las redes sociales de añadir Miralax en secreto en la pizza de otro empleado.

Miralax es un remedio de venta libre que se utiliza para tratar el estreñimiento ocasional.

Durante una inspección de Mr. Jim’s Pizza en Springtown, la policía descubrió que la pizza que los tres empleados contaminaron fue comida sin saberlo por otro empleado, que ahora está enfermo.

Los tres empleados dijeron a la policía que no habían puesto ningún laxante en las pizzas vendidas a los clientes.

La policía convocó al inspector de salud de la ciudad para que acudiera a Sr. Jim y, tras una investigación, se retiró el certificado de sanidad de la pizzería y se cerró temporalmente.

El incidente está siendo investigado, y la policía dijo a CBS que los tres empleados enfrentarán cargos. El restaurante será inspeccionado de nuevo el lunes.

En otro incidente de salud relacionado con pizzas, una pizzería en Indiana fue cerrada en febrero del año pasado después de que se descubrieron excrementos de ratón horneados en la pizza.

El Indianapolis Star informó que la tienda estaba cerrada antes de que la reabrieran unos días después. El Departamento de Salud Pública del Condado de Marion cerró el establecimiento cuando un cliente encontró “numerosos excrementos de ratón” dentro de la corteza.

El cliente recogió una pizza de pepperoni Hot-N-Ready el martes en 2181 N. Meridian St. en el norte de Indianápolis. El supervisor del departamento de salud, Derek Trackwell, dijo que el cliente encontró los excrementos de ratón después de salir del restaurante.

“Afortunadamente, no consumieron nada de eso”, dijo Trackwell.

Se llevaron la pizza y llamaron a las autoridades locales. La policía se puso en contacto con los funcionarios del departamento de salud, quienes le preguntaron al cliente si había consumido algo de la pizza, según el Star.

“Había una buena cantidad. Era muy obvio que había muchos excrementos de ratón en la pizza”, dijo Trackwell sobre las pruebas. “No es muy común encontrar tanta evidencia de excrementos de ratón en un producto alimenticio”.

Johnathan McNeil fue identificado como el cliente que compró la pizza contaminada, según informó Fox5, pero fue su novia quien la recogió.

“Ella miró la pizza y se dio cuenta de que había cosas con aspecto de caca en ella”, dijo McNeil.

Cuando regresó, los empleados no entendieron de qué estaba hablando.

“Todos ellos miraban mi pizza atónitos como si no supieran lo que estaba pasando”, dijo McNeil, “Yo dije ‘Eso es caca de ratón en el fondo de mi pizza'”.

Cuando el departamento de salud investigó, encontraron excrementos de ratón en la tienda y “a lo largo de las paredes de toda la instalación”, informó el Star, pero nada en la masa ni en ningún otro alimento en los gabinetes.

“Uno pensaría que encontraríamos excrementos en el producto real, pero no se encontró ninguno”, dijo. “Esa ha sido una pregunta que todos nosotros teníamos, para ser honesto. Ese es probablemente el mayor misterio”.

La cadena fue inspeccionada y reabierta el miércoles.

“No quieren tener que estar en los medios de comunicación por las razones equivocadas, así que quieren entrar y ocuparse de las cosas lo más rápido posible”, dijo.

********************

Te puede interesar:

La historia de un maestro cocinero que llegó a la cima profesional y luego descubrió el verdadero éxito en la vida

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS