Filman el momento en que una leona ataca a un hombre que estaba acariciando a un león

Por Anastasia Gubin - La Gran Época

Un turista visitó un parque en Sudáfrica y una leona casi le arranca el antebrazo el pasado domingo, después que metió la mano dentro de su jaula. El hombre se encuentra en estado grave con un shock séptico.

Pieter Nortje, un mecánico de 55 años, perdió la razón y metió su brazo para acariciar un león durante una visita guiada de un albergue de caza en Virginia, Provincia del Estado Libre, Sudáfrica, informa Daily Mail el 12 de abril.

El macho adulto se mostró complacido y Nortje siguió acariciándolo por la espalda haciéndole cosquillas detrás de la oreja como si fuese un gato común. Olvidando que es un animal salvaje, le dice a su esposa: “Si me muerdes, te voy a morder de nuevo”.

Mientras esto sucede, una joven leona se acerca a la cerca y entonces el león se aleja. Nortje deja su brazo ondeando en el aire mientras dice: “Ven aquí cariño, deja que papi te acaricie”.

La leona no esperó un segundo, le atrapó el antebrazo y no lo soltó. Las imágenes fueron captadas por su esposa Ilze, antes de circular en línea.

Nortjé, un mecánico de de SA Truck Bodies en Bloemfontein en Sudáfrica, y su esposa, una recepcionista, estaban visitando Tikwe River Lodge el fin de semana como un regalo para celebrar su décimo aniversario de boda.

Leona en una imagen de archivo (Wikimedia)

Mientras la mujer gritaba ‘¡Lo está mordiendo, lo está mordiendo!’, la leona mantuvo la mordedura por al menos cinco segundos además de golpearlo con las garras de su pata izquierda, antes de soltarlo.

Se cree que los gritos de pánico de aquellos que observaban distrajeron a la leona durante el tiempo suficiente para que Pieter retirara su brazo ensangrentado al otro lado del cable o quizás el animal ya había comido.

Nortjé fue llevado al hospital Katleho en Virginia y luego trasladado al hospital Pelonomi en Bloemfontein, informó citando al medio Volksblad, informó News24.

El hombre se encuentra en un estado grave con un shock séptico, una infección masiva que tiene una tasa de mortalidad de entre el 25 y el 50 por ciento.

Tikwe River Lodge tiene alrededor de 30 cabañas con vistas al río Sand. Según Daily Mail, el portavoz afirmó que habían estado realizando las giras del recinto del león durante seis años sin ningún incidente.

“’Hay señales de advertencia en todas partes”, dijo el portavoz.

“Nortje pasó su mano por la cerca eléctrica para tocar a los leones -algo que estaba prohibido- y fue mordido”.

Varios comentaron el vídeo con palabras poco amables para Nortjé, no solo por su imprudencia máxima, sino porque estaba jugando con un animal enjaulado, que para muchos debía estar en libertad.

“En un viaje a Sudáfrica, piensa que es seguro acariciar a un león a través de la jaula mientras habla con el Rey como si fuera una mascota. La leona casi le come el brazo. Pregúntese: ¿Cree que quiere estar enjaulada?”, señala un comentario en Twitter.

Leona en una imagen de archivo (Wikimedia)

‘El hombre tuvo suerte de que la leona probablemente no tenía hambre o no estaba acostumbrada a matar presas vivas en el exterior”, comentó un guardabosques sudafricano de otro parque, de acuerdo a Daily Mail.

‘Los leones son animales de carga y cazan en equipo para que otros en el recinto fácilmente se hayan unido y, si lo hubieran hecho, lo hubieran matado, hubiera una valla entre ellos o no”, agregó.

‘Algunas personas nunca aprenden que cuando se trata de animales salvajes”, señaló otro.

Matthai, el león macho de 14 años, recibió ocho disparos después de haber matado a una trabajadora en el Centro de Conservación de Animales de Carolina del Norte el 30 de diciembre de 2018. (Centro de Conservadores)

Mike Hodge, de 72 años, propietario del Centro de Depredadores Marakele en Thabazimbi, al norte de Johannesburgo, en mayo del año pasado ingresó a una jaula de león y fue atacado, según News 24..

El león, llamado Shamba, debió ser abatido a tiros, para salvar al hombre quien fue operado de heridas en el cuello, el pecho y la espalda.

En la Reserva de Caza Dinokeng en Hammanskraal, el año pasado una mujer de 22 años salió a tomar fotos de la vida silvestre y un león le dio muerte.

***

A continuación

Dos gemelas meditaban en un parque cuando la policía china las separa de su madre

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS