Perrito rescatado duerme de pie por los maltratos que sufrió en la jaula en la que lo tenían

Por Jesús de León – La Gran Época

La historia de un pequeño poodle blanco que dormía de pie debido a su vida llena de maltratos, conmovió a su nueva dueña y a todas las personas en las redes sociales.

El pequeño can de 2 años llamado Jordan por su nueva dueña, Knightpor Melissa Lentz, de Alabama, Estados Unidos, narró que había sufrido tanto en su corta vida que ni siquiera era capaz de acostarse para dormir.

“No me di cuenta de lo que estaba haciendo al principio, tenía la cabeza inclinada y se mecía, lo que me pareció extraño”, relató Melissa Lentz, en Alabama, Estados Unidos, según el medio británico Metro.

“Me tomó un minuto y luego me di cuenta de que ‘oh Dios mío, él está durmiendo así’. Me rompió el alma verlo así”.

A través de su cuenta de Facebook la joven dio a conocer la historia del cachorro la que rápidamente se hizo viral, así como la evolución que tuvo desde que vive con su nueva familia.

“Está tan poco familiarizado con una casa y sus alrededores que vive como si todavía estuviera en esas jaulas apiladas encima de otros perros tratando de mantenerse vivo y sentirse cómodo de cualquier manera que tuviera que hacerlo”, escribió Melissa en Facebook apenas el can llegó a la casa.

Según relató su nueva dueña el can fue rescatado desde una granja de reproducción de animales conocida como el “agujero del infierno”.

En ese lugar vivió en el interior de una jaula abarrotada con otros perros, y donde el suelo estaba cubierto de heces.

Por esa razón, cuando el perro llegó a su casa tenía un comportamiento que realmente extrañó a Melissa, porque el perrito nunca se acostaba y dormía de pie.

La mujer no pudo contener las lágrimas cuando vio el trauma de su nuevo amigo que luchaba por mantenerse erguido pese a que ella le había creado un espacio propio con una esponjosa camita.

Aunque el video se volvió viral, la gente comenzó a preguntar por qué Melissa no acariciaba al perrito traumatizado.

“Es porque está aterrorizado de los humanos. Él huye de mí, para hacerlo requeriría que mi esposo y yo nos acercáramos a él por diferentes lados y lo ‘atrapáramos’ en un rincón, y que yo lo retuviera físicamente mientras él arañase en el suelo o arañase mi cuerpo para huir, lo cual solo lo traumatizaría más. Así que le estamos dando tiempo y espacio para que se relaje por su cuenta”.

Sin embargo, las cosas fueron cambiando para ambos. En una actualización sobre el estado del can su dueña señaló: “¡Este es mi (video) favorito! ¡Mira a Jordan aprendiendo a jugar!”

En el video se ve que durante los primeros minutos solo miró al otro perro con curiosidad, preguntándose por qué se movía, meneaba, se inclinaba y le ladraba. Pero después se integró al juego.

El 10 de marzo Jordan hizo otro progreso al subir el escalón de entrada de la casa por su cuenta.

Era la primera vez que entraba voluntariamente a la casa solo.

Finalmente, el martes pasado 12 de marzo Melissa compartió una foto con Jordan en su regazo.

La historia pasó de las redes sociales a los medios de comunicación y ahora es conocida por todos.

Es triste, pero es inspiradora y está cargada de amor y compasión. Melissa Lentz logró que Jordan recuperara su confianza en los seres humanos y en él mismo.

*******************************

Te puede interesar:

Esta talentosa artista de joyería con sede en Nueva York nos presenta ‘artesanía entre el cielo y el hombre’ en diseños brillantes

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS