Informe del Senado de EE.UU. revela que China dona millones en educación para difundir su agenda

Por Nicole Hao - La Gran Época

El régimen chino reveló recientemente su agenda para “modernizar” el sistema educativo para 2035, que incluía planes para abrir más Institutos Confucio (IC) en todo el mundo.

Pero al mismo tiempo, los controvertidos programas de educación financiados por Beijing reciben más y más escrutinio. El 10 de marzo, la Corporación de Radiodifusión Australiana citó a funcionarios locales diciendo que los IC están espiando a los países occidentales.

Esta conclusión coincide con lo que el gobierno de Estados Unidos encontró recientemente al respecto.

El subcomité de investigaciones del Senado de Estados Unidos publicó un estudio sobre los IC y encontró que desde 2006, el régimen chino otorgó aproximadamente 158 millones de dólares a unas cien universidades de Estados Unidos para programas educativos que enmascaran sus verdaderas intenciones de reprimir el discurso académico crítico contra Beijing.

“Piénsalo por un segundo: las universidades estadounidenses están aceptando cumplir con la ley china en sus propios campus”, dijo el senador estadounidense republicano por Ohio Rob Portman durante una audiencia en el Congreso sobre la influencia de China en el sistema educativo de Estados Unidos, celebrada el 28 de febrero. Portman también es miembro del subcomité de investigación.

Los Institutos Confucio promueven los intereses del régimen chino

En los papeles, el Instituto Confucio es un programa de intercambio cultural fundado por el Ministerio de Educación de China y operado por Hanban, o la Oficina del Consejo Internacional de la Lengua China, una oficina dentro del Ministerio.

El primer IC en Estados Unidos se inauguró en el campus de la Universidad de Maryland en noviembre de 2004.

Anteriores artículos de los medios de comunicación y análisis de expertos habían examinado la naturaleza subversiva de los IC, pero el informe del subcomité del Senado es un estudio poco común realizado por el gobierno de Estados Unidos a lo largo de ocho meses.

Según el informe del subcomité de investigación, los IC no solo se focalizan en la enseñanza del idioma chino y en la programación cultural, como afirma el régimen chino.

Los profesores de los IC deben firmar contratos en los que se comprometen a no perjudicar los intereses nacionales de China. “Tales limitaciones intentan exportar la censura china del debate político e impedir la discusión de temas potencialmente delicados desde el punto de vista político”, según el informe.

Cuando las escuelas estadounidenses firman contratos con el Hanban, los términos son igualmente restrictivos, incluyendo disposiciones que dicen que se aplican tanto las leyes chinas como las estadounidenses; la divulgación pública del contrato está restringida; y la terminación del contrato ocurrirá “si la escuela estadounidense toma medidas que ‘dañan gravemente la imagen o la reputación’ del Instituto Confucio”.

Un administrador escolar de Estados Unidos dijo a los investigadores que el tema de la independencia de Taiwán, la masacre de la Plaza de Tiananmen en 1989, y otros temas considerados tabú por el régimen chino están prohibidos en los IC y en las 519 Aulas Confucio de EE. UU. , que es un programa educativo parecido a la de la enseñanza del idioma y cultura china de los IC pero para estudiantes de jardín de infantes a 12º grado.

Transparencia

Antes de 2017, Hanban publicó su presupuesto para los IC en su informe anual.

Según sus informes anteriores, Hanban gastó más de 2000 millones de dólares en los programas de educación de los IC entre 2008 y 2016.

En Estados Unidos, el Departamento de Educación requiere que todas las escuelas postsecundarias reporten cualquier donación extranjera de 250.000 dólares o más que hayan recibido en un año calendario. El subcomité de investigación encontró que casi el 70 por ciento de los institutos de enseñanza de EE. UU. no informaron sobre los fondos de Hanban que cumplían con estos criterios.

El informe señala que además de los 158 millones de dólares para el financiamiento de los IC, el régimen chino también dio 113,42 millones de dólares en otros regalos a los institutos de EE. UU. entre enero de 2012 y junio de 2018, de los cuales solo 15,47 millones de dólares fueron informados.

La investigación también encontró que algunos docentes que trabajan en los IC pudieron haber cometido fraude de visa. Muchos de los profesores son ciudadanos chinos que solicitan visas estadounidenses para trabajar en el programa de educación de los IC, pero en realidad trabajaron para otros proyectos de Hanban en Estados Unidos. Esto llevó a la revocación de 31 visas para docentes chinos en Estados Unidos en 2018, según el informe. Se vieron obligados a abandonar el país y regresar a China.

Esto ocurrió ya en 2012. El periódico Diario del Pueblo, portavoz del régimen chino, informó el 24 de mayo de ese año que a algunos profesores chinos de los IC se les exigía que abandonaran Estados Unidos antes del 30 de junio.

Reprimenda internacional

En los últimos meses, muchas universidades de EE.UU. y sus pares europeos han cerrado los IC a raíz de las críticas públicas.

El 19 de febrero, la Universidad de Leiden de Holanda anunció que cerraría sus IC a finales de agosto.

El gobierno provincial canadiense de New Brunswick también está terminando los programas educativos de IC en 28 escuelas locales.

“El trabajo de los IC es crear una cara amistosa y alegre para un gobierno que es responsable de más muertes que casi cualquier otro en la historia de nuestra especie”, dijo el ministro de educación provincial Dominic Cardy a la Corporación de Radiodifusión de Canadá el 21 de febrero.

El grupo de expertos británico del Real Instituto de Servicios Unidos dijo lo mismo en un artículo de febrero: “La injerencia de Beijing representa un avance riguroso y despiadado de los intereses y valores de China a expensas de los de Occidente, incluso a través de acciones que fomentan la autocensura y las políticas autolimitadas”.

El Instituto Confucio es ‘peligroso’ y un ‘centro de espías’, dice un experto

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS