¿Se ve una guerra entre China y Taiwán en el horizonte?

¿Por qué el liderazgo de China esta tan preocupado por esta "provincia renegada" que es solo una fracción de su tamaño? La respuesta tiene varios niveles.

Por James Gorrie

La mayor amenaza para el Partido Comunista Chino (PCCh) no es la marina estadounidense, las armas nucleares norcoreanas, ni siquiera la recesión económica. Todos estos factores plantean serios desafíos al gobierno del PCCh en China, pero el centro de todos estos problemas es Taiwán.

Una alternativa real al PCCh

En el plano interno, Taiwán representa cada día una alternativa política y económica real frente al PCCh en el poder. Durante décadas, Taiwán ha logrado hacer crecer su economía a pesar de no tener al mando al PCCh. También disfruta de libertades mucho mayores que China continental.

Estos hechos dolorosos y muy obvios muestran al pueblo chino que la afirmación del PCCh de que su liderazgo es el único camino para el desarrollo económico del país es un fraude. Por eso la existencia misma de la “provincia renegada” es una amenaza para el régimen comunista de China.

A partir de 1979, el acuerdo tácito entre el PCCh y el pueblo chino ha sido que el Partido generará prosperidad económica y el pueblo no cuestionará el dominio de los comunistas sobre ellos. Como es bien sabido, el crecimiento económico es la principal forma de legitimidad política del PCCh.

Pero a medida que la economía china continúa desacelerándose, la legitimidad del PCCh se debilita para más gente.

Aumentan los problemas económicos de China

Independientemente de las cifras económicas “oficiales” sobre el crecimiento del PIB y la productividad que el Estado genera, la lenta economía china se esta ahogando en deuda, fraude, despilfarro y corrupción. Dada la guerra comercial con Estados Unidos y la entrada en recesión de la Eurozona, se espera que esta reciente tendencia a la baja continúe. Puede ser la peor economía de China en dos décadas. En algún momento, el PCCh podría enfrentarse a una crisis de legitimidad expresada en un creciente malestar civil, si es que ya no lo ha hecho.

En cualquier caso, el aumento de la supresión estatal en respuesta a los aranceles comerciales de Estados Unidos, da una idea clara de la mentalidad del liderazgo de China. Además, la salida de más de un billón de dólares de las garras del PCCh es otro indicador sólido de cuántos en China ven sus perspectivas a corto plazo. La confianza de los consumidores en la dirección del país es baja y está disminuyendo.

A medida que esta crisis de legitimidad se profundiza, el régimen, como muchos hacen a menudo, también buscará formas de desviar la atención de sus fracasos. Y de acuerdo con la doctrina del PCCh, poner a Taiwán bajo su control es una necesidad. El hecho de no hacerlo sigue siendo considerado por los dirigentes del PCCh como un fracaso tanto de la política interna como de la externa.

La “amenaza militar” de Taiwán

Militarmente, Taiwán no tiene ambiciones de invadir China. Pero su ubicación geográfica la sitúa a lo largo de los principales puertos de China. Junto con la estrecha cooperación militar de la nación insular con Estados Unidos, en caso de conflicto, los dos países podrían bloquear eficazmente la entrada de material y suministros a China continental hacia los principales puntos de entrada de China. Eso incluiría hasta el 86 por ciento de las importaciones de petróleo marítimo y más del 50 por ciento de su gas natural, lo que paralizaría la economía y el ejército de China.

Esta flagrante vulnerabilidad se mantendrá mientras Taiwán esté separado de China. Es más, los objetivos de China son empujar a Estados Unidos fuera de la región de Asia-Pacífico, tanto militar como económicamente. Pero para hacerlo, primero debe tomar el control de Taiwán.

Taiwán es el principal objetivo militar de China

Por eso, con el deterioro de las relaciones entre Estados Unidos y China, los líderes de Taiwán y Japón, junto con el sistema de defensa estadounidense, consideran que es probable que China se mude a Taiwán más pronto que tarde. La retórica del líder chino Xi Jinping ha subrayado ese punto en varias ocasiones recientes, diciendo:

“No prometemos renunciar al uso de la fuerza militar y reservamos la opción de tomar todos los medios necesarios contra las actividades separatistas taiwanesas y las ‘fuerzas externas’ que interfieren con la reunificación”.

Un reciente informe del Pentágono no solo confirma las intenciones de Xi, sino que añade que todo el desarrollo estratégico del ejército chino se ha centrado en poner a Taiwán bajo el control del PCCh. El llamamiento de Xi para que las tropas chinas se preparen para la batalla puede ser una fanfarronada en este momento, pero también es probable que sea una orden que sus generales sigan inmediatamente. Después de todo, ha anunciado públicamente que “la independencia de Taiwán es un callejón sin salida” y que China “debe y será reunificada”.

Taiwán y otros se toman en serio las amenazas de China

China ha intensificado su retórica y sus actividades militares dirigidas a Taiwán desde que la nación eligió a la política independentista Tsai Ing-wen para presidente en 2016. En respuesta, la presidente Tsai ha ordenado a los militares taiwaneses que aumenten los preparativos defensivos para contrarrestar un ataque de China que podría ocurrir en cualquier momento, señalando que Taiwán “debe estar preparado en todo momento”.

Pero la presidente de Taiwán no es la única líder que ve escrito en la pared el presagio de un ataque chino contra Taiwán. El excomandante de la Fuerza de Autodefensa Aérea de Japón, Orita Kunio, predijo en una entrevista reciente que un ataque chino contra Taiwán podría tener lugar en 2020. Además, anticipa que tal acción militar sería la primera de muchas que establecería el dominio chino en toda la región de Asia-Pacífico hasta Okinawa inclusive.

EE.UU. responde a las amenazas de China

La administración Trump tiene puntos de vista similares sobre la expansión militar de China y sus intenciones detrás de ella. La respuesta de Estados Unidos ha sido profundizar su relación militar y diplomática con Taiwán. Al mismo tiempo, ha seguido realizando patrullas navales en el estrecho de Taiwán y en otros lugares sensibles de la región contra las advertencias de China de no hacerlo. Además, el gasto de defensa estadounidense está aumentando en respuesta al creciente poder de China, y los planificadores de defensa están desplazando más peso hacia la región de Asia-Pacífico.

Por supuesto, la guerra comercial también juega un papel en las percepciones de China y quizás incluso en sus decisiones estratégicas.

¿Taiwán es tanto problema como solución?

En última instancia, Taiwán puede ser descrito por el liderazgo de China como la causa y la solución a sus problemas y objetivos a largo plazo. Ciertamente, señalan que el aumento de la presencia militar de Taiwán con la ayuda de Estados Unidos es una provocación y a la vez sus estrechos vínculos con Estados Unidos son un obstáculo para su propia relación con Norteamérica. Y como se ha señalado anteriormente, Taipei representa toda una serie de amenazas potenciales para la continuación del régimen del PCCh simplemente por su propia existencia.

La conclusión es que el PCCh debe tener control sobre todos los aspectos de la vida china si quiere permanecer en el poder; pero para mantener el control, el PCCh debe mantener su legitimidad a los ojos de una parte significativa de la sociedad china. Incluso el más comprometido de los ideólogos comunistas sabe que un partido de alrededor de 90 millones de miembros no puede gobernar una nación de 1400 millones de personas durante mucho tiempo sin legitimidad. Para el PCCh y Xi Jinping, la “provincia renegada” puede pronto proporcionar un adversario conveniente y necesario sobre el que ambos puedan depositar sus propios fracasos, así como un camino para “remediarlos” con el fin de retener su monopolio del poder.

James Gorrie es un escritor radicado en Texas. Es el autor de “La crisis China”.

Los puntos de vista expresados en este artículo son las opiniones del autor y no reflejan necesariamente los puntos de vista de La Gran Época.

**************************************************

Mira a continuación:

¿Por qué China se comporta de forma contraria al resto del mundo?

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS