Venezolanos llenan las calles para pedir el paso de la ayuda humanitaria

Por EFE

Las calles de San Antonio del Táchira, en la frontera con Colombia, se llenaron de gente junto a la mayoría de las ciudades del país para rendir un homenaje a los jóvenes venezolanos fallecidos en las manifestaciones opositoras y pedir que se permita la entrada de la ayuda humanitaria al país.

Con carteles y banderas de su país, los manifestantes se concentraron en el Centro Cívico de la ciudad y de ahí partieron en varias direcciones, incluido el puente internacional Simón Bolívar, que conecta a San Antonio con Cúcuta (Colombia).

Al grito de “militar escucha, únete a la lucha”, la muchedumbre mostró la urgencia que tienen de recibir medicinas y alimentos.

La manifestación estuvo encabezada, entre otros, por los médicos que el domingo pasado cruzaron la frontera por el puente de Tienditas para pedir que se permita el paso de la ayuda humanitaria que Estados Unidos y Colombia han reunido en Cúcuta y que el régimen de Nicolás Maduro no acepta porque considera que no es necesaria.

Sin embargo, en San Antonio personas de todas las edades, desde niños hasta ancianos, se sumaron a la concentración para clamar por esa asistencia y cargaron una enorme bandera venezolana, mientras que otros se sumaron a la marcha en caravanas de motociclistas.

Algunos de los carteles decían “No más muertes por falta de medicamentos” o “No podemos ser espectadores de una Venezuela que se cae a pedazos”.

En cercanías del puesto de control fronterizo miembros de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) seguían atentos el desarrollo de la manifestación, sin llegar a intervenir.

En esa zona, donde abundan los comercios de telefonía móvil, ventas ambulantes de comida y agencias de viajes, el ambiente se tensó por momentos y algunos que buscaban llegar a Colombia tuvieron que acelerar el paso.

La manifestación de San Antonio fue organizada por el movimiento Voluntariado por la Libertad de Venezuela y hace parte de la convocatoria hecha por el presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, de recordar en todo el país a las decenas de jóvenes que han muerto en las marchas contra el régimen de Maduro, así como para pedir el paso de la asistencia.

San Antonio, ciudad del estado Táchira que en el pasado fue el paraíso de las compras para los colombianos, tiene con la vecina Cúcuta, capital del departamento de Norte de Santander, el paso limítrofe más dinámico de los dos países que comparten una frontera terrestre de 2219 kilómetros.

Según datos de las autoridades colombianas, un promedio de 35.000 personas cruza a diario de San Antonio a Cúcuta por el puente Simón Bolívar para conseguir medicinas y alimentos, y muchos de ellos lo hacen para huir de la crisis política, social y económica que aqueja a su país.

 

***

Mira a continuación

Dos gemelas meditaban en un parque cuando la policía china las separa de su madre

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS