Labradores leales salvan la vida de su dueña mientras sufría un derrame cerebral

Por Tom Ozimek - La Gran Época

Dos perras leales salvaron la vida de una mujer de Florida al correr a la casa de un vecino en busca de ayuda después de que su dueña sufriera un derrame cerebral.

Maureen Hatcher se desmayó en su casa en St. John’s, Florida, el 3 de diciembre, mientras se duchaba.

“Lo siguiente que supe es que estaba en el piso y no podía moverme”, dijo Hatcher, de 62 años, al diario St. Agustine Record. “Y le dije a mis chicas (las perras): ‘Necesito ayuda'”.

Bella y Sadie -ambas Labrador retriever- corrieron a la puerta de al lado para pedirle a su vecina Alexandra Naspolini que socorriese a la afligida Hatcher.

Por una razón inexplicable, el día que tuvo el derrame, Hatcher se abstuvo de su práctica habitual de cerrar la puerta principal con cerrojo. De esta manera, los perros pudieron salir tirando del picaporte hacia abajo.

En el video puede escucharse el sonido de los ladridos, cuando los perros dan la alarma sobre lo que debieron sentir era una emergencia.

El video, obtenido por First Coast News, muestra el momento en que los dos perros salen por la puerta principal y doblan la esquina del garaje.

En otro inusual giro de acontecimientos, la vecina Naspolini dijo que también se había apartado de su rutina habitual y que estaba en casa.

“Normalmente soy muy rutinaria, pero ese día no hice lo de siempre”, dijo Naspolini. “Estaba sentada en el suelo tomando café y vi a una de las perras afuera.”

“Entonces oí ladrar a la otra perra de la casa de Hatcher.”

“¿Dónde está mamá?”

Unos cuantos fotogramas después en el video, Naspolini aparece frente a la cámara. Parece estar caminando encorvada, tal vez por sostener a los perros del collar, los cuales no pueden verse en cámara.

Naspolini abre la puerta de la casa de Hatcher con cautela y grita “con permiso” antes de tocar el timbre de la puerta. Las imágenes la muestran entrando.

“Le preguntaba a la perra: ‘¿Dónde está mamá? ¿Dónde está mamá?” dijo Naspolini.

Naspolini dijo a los reporteros de First Coast News que las perras la llevaron a Hatcher, quien había perdido el conocimiento y estaba acostada en una cama.

Según el Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares citado por Medline Plus, un accidente cerebrovascular isquémico -que es la afección que más tarde se descubrió que había afectado a Hatcher- es causado por un coágulo de sangre que bloquea los vasos sanguíneos del cerebro. Los síntomas pueden incluir entumecimiento o debilidad repentina de la cara, brazos o la piernas, especialmente en un lado del cuerpo. A las personas que sufren un accidente cerebrovascular isquémico se les aconseja buscar atención médica urgente.

Los síntomas de Hatcher incluían confusión, dificultad para hablar y debilidad en un lado del cuerpo. Naspolini llamó inmediatamente al 911 y, según el St. Augustine Record, los paramédicos llegaron unos 10 minutos después.

El video muestra a dos paramédicos que sacan a Hatcher en una camilla y la llevan a la ambulancia.

Naspolini les dijo a los reporteros que mientras el personal del Cuerpo de Bomberos del Condado de St. Johns cargaba a Hatcher en la ambulancia, ambas perras todavía mostraban signos de angustia.

“Son muy protectoras con ella”, dijo Naspolini, y agregó que alzó a las perras para que pudieran ver a su dueña.

Los que respondieron a la emergencia llevaron a Hatcher al Centro Médico Bautista de Jacksonville, donde la neuróloga intervencionista Nima Amim Aghaebrahim realizó un procedimiento crucial.

“Cuando el cerebro se ve privado de sangre, las células mueren y se puede producir una lesión cerebral permanente. El tiempo lo es todo”, dijo Aghaebrahim, señalando que habían pasado unas cinco horas desde la caída inicial de Hatcher en la ducha. “Uno de los factores más importantes que puede llevar a un buen resultado para los pacientes en estas situaciones es abrir el vaso sanguíneo rápida y exitosamente”.

Tres días después, Hatcher había recobrado sus fuerzas y estaba de vuelta en casa, con sus cachorras.

“Me siento bendecida de no tener ningún efecto residual, y atribuyo eso a la Dra. Nima y a lo que el personal allí hizo por mí”, dijo Hatcher mientras decía que se siente bendecida de que sus “ángeles,” Bella y Sadie, estuvieran allí para salvarla.

Accidente cerebrovascular: una emergencia médica

El Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares  (NINDS, por sus siglas en inglés) describe los accidentes cerebrovasculares como una emergencia médica.

“Los accidentes cerebrovasculares ocurren cuando el flujo de sangre al cerebro se detiene. En pocos minutos, las células cerebrales empiezan a morir”.

El NINDS indica que el tipo más común de accidente cerebrovascular es el isquémico, que es causado por un coágulo de sangre que bloquea u obstruye un vaso sanguíneo en el cerebro.

El tipo menos común se denomina accidente cerebrovascular hemorrágico. Este es causado por un vaso sanguíneo que se rompe y sangra en el cerebro.

Las terapias de estos accidentes agudos intentan detener el accidente cerebrovascular mientras se produce, disolviendo rápidamente el coágulo de sangre o deteniendo el sangrado.

Te puede interesar:

El secreto de una mujer alemana para una vida armoniosa y feliz

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS