Shen Yun me lleva a un “lugar más elevado”, dice la actriz Marthe Villalonga

Shen Yun me lleva a un “lugar más elevado”, dice la actriz Marthe Villalonga

Marthe Villalonga, una actriz francesa de 87 años, vio Shen Yun Performing Arts en París el 17 de enero. (Captura de pantalla | NTD)

2019/02/05

Marthe Villalonga, una actriz francesa de 87 años, mejor conocida por sus papeles en el popular programa de televisión francés “Maguy”, y en la película de los 70  “Todos iremos al cielo o Un elefante se equivoca enormemente”, vio Shen Yun Performing Arts en París el 17 de enero.

“Es suntuoso, es hermoso”, dijo la Sra. Villalonga. “Los trajes, la orquesta, la música… estamos encantados. De verdad”.

La Sra. Villalonga ha pasado más de la mitad de su vida desde 1958 en el teatro y la industria de la televisión. Cuando se trata de actuación y teatro, ella sabe mucho sobre presentación y profesionalismo.

“Realmente me gustaron los colores, realmente me gustaron, todo combinado de esta manera”, dijo la Sra. Villalonga. “Así que realmente me veo atraída. Oh sí, automáticamente encuentro que nosotros, nosotros mismos, ¡Iremos más alto! Aquí, subimos, nos elevamos, vamos al cielo, encontramos cosas bonitas”.

Según su sitio web, la compañía sigue las huellas de las culturas antiguas y mira a lo divino en busca de inspiración. Pascale Pouzadoux, actriz y directora, vio Shen Yun el mismo día y dijo que disfrutó viendo sobre el escenario el legado cultural de China y sus antiguas creencias.

“Creo que es maravilloso, creo que nos hace soñar, creo que nos permite conocer una cultura que conocemos más o menos, pero no lo suficiente, y es una forma de querer descubrir China de una manera diferente, desde su lado maravilloso y antiguo”, dijo Pouzadoux. El espectáculo en sí lo encuentro muy profesional, encuentro que los bailarines son extremadamente dinámicos, es hermoso, ellos realmente hacen que quieras seguir la historia y también encuentro hermosos los escenarios, los colores y los vestuarios, y creo que está muy bien explicado por la bailarina que nos explica la historia, y que sigamos bien el proceso y que hay ambos, humor y belleza. Creo que es perfecto para verlo en París en invierno, y todo el mundo debería ir a verlos, en todo el mundo.

“Como la presentadora nos explicó que en efecto estaba inspirado por lo divino, seguí su indicación cuando vi a los bailarines, y encontré especialmente que era algo muy libre y muy rico, como si estuvieran inspirados por algo muy antiguo y que trataban de traernos una especie de serenidad, de quietud, como una meditación, sobre la vida, sobre el paisaje, sobre la existencia y sobre todo, sobre los siglos que se describen por medio de trajes, personalidades, decorados, sí que encontré que había algo maravilloso”.