Encuentra bebé recién nacida envuelta solo por una toalla en la helada noche de Londres

Estaba congelándose

Por La Gran Época

Una mujer paseaba su perro en un parque al este de Londres a las 22 horas el jueves 31 de enero y encontró una bebé recién nacida en una bolsa de compras, envuelta en una toalla y en estado de congelamiento.

La mujer sintió un rumor y llamó asustada a su hijo para ver juntos de qué se trataba.

“Mi mamá, a las 10 de la noche, ella caminaba con el perro y escuchó un ruido que salía de la bolsa. Me llamó porque estaba demasiado asustada para acercarse a la bolsa y yo vine, y acabé por encontrar un bebé en la bolsa. Llamamos a la ambulancia y a la policía”, dijo Ovidijus Zvaliauskas a Reuters.

Es terrible. Por supuesto, esto es terrible. Es irreal”, agregó el hijo.

La bolsa con la bebé estaba junto a un banco en un parque de la calle Roman en Newham, al este de Londres. La madre la dejó ahí a la intemperie en una de las noches más frías del año por lo que los rescatistas la llamaron Roman.

Evening Standard reportó viernes que la menor se encontraba en el hospital, estable, pese a que las imágenes muestran que fue conectada a un goteo intravenoso.


Scotland Yard advirtió que la madre que dió a luz podría necesitar atención médica urgente y la instó a ponerse en contacto con los funcionarios o con el servicio de ambulancia, informó Evening Standard.

“Le insto a que se ponga en contacto con la policía, el hospital local o la cirugía de médico de cabecera”, dijo el inspector Shane Clarke, de la Unidad de Comando del Noreste, según Evening Standard.


“Es muy importante que sepamos que estás a salvo. También instaría a cualquier persona que tenga información que pueda ayudarnos a reunir a este bebé con su madre para que avancemos”, agregó Clarke.

Historias de convicción

Trabajó para la mafia y fue un adicto durante décadas, al fin se libera con ayuda de la meditación>

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS