9 alimentos que nunca deberías comprar de China

Por Elisabeth Li - La Gran Época

1. Perlas de Tapioca

La tapioca en vaso de plástico sobre fondo de madera. (Karl Tapales/Getty Images)

El té de burbujas o perlas goza de gran popularidad, pero es mejor evitar las bebidas que contienen perlas de tapioca importadas de China.

En 2012, investigadores de Alemania encontraron bifenilos policlorados en las perlas de tapioca. Estos productos químicos son peligrosos en un amplio espectro de formas. Se sabe que causan cáncer, afectan el sistema nervioso, el sistema reproductivo, el sistema inmunológico y el sistema endocrino.

En un caso, un reportero de una estación de televisión de Shandong descubrió que, al someterse a una tomografía computarizada, las perlas de tapioca extremadamente gomosas estaban sin digerir en su estómago, en forma de una sustancia “altamente pegajosa”. Tras las investigaciones, un confiado dueño de una tienda de té de burbujas reveló el secreto: las “perlas” fueron hechas en una fábrica de productos químicos a partir de neumáticos viejos y suelas de zapatos de cuero.

2. Camarones

Camarones en un mercado en Beijing, China. (Teh Eng Koon/AFP/Getty Images)

El problema de los camarones adulterados persiste desde hace más de una década, y regularmente surgen nuevos casos. Estos camarones son inyectados con gel antes de ser vendidos para añadirles peso y así obtener una mayor ganancia.

Algunos de los primeros casos más notorios de camarones inyectados en gel aparecieron en 2005.

En 2012, se examinaron muestras de camarones comprados en treinta tiendas de comestibles en los Estados Unidos. Se encontró que contenían altas cantidades de antibióticos que están prohibidos en los Estados Unidos, tales como nitrofurazona y cloranfenicol, que son cancerígenos.

3. Arroz 

(DigiPub/Getty Images)

El arroz falsificado de China parece auténtico, y en los últimos años se importaron al menos 9 millones de toneladas a los Estados Unidos.

Contiene un material similar al plástico y, según informes, se fabrica mezclando resina industrial sintética con patatas, lo que puede tener resultados mortales.

Para identificar el arroz falso, si se disuelve en aceite hirviendo, ahí ya lo tienes.

4. Carne vacuna

Hombre cortando huesos de res en la calle Huimin, Xi’an. (wulingyun/Getty Images)

La abundancia de carne de cerdo en China llevó a vendedores sin escrúpulos a fingir que su carne de cerdo es carne de res. Al alterar químicamente la carne de cerdo con un extracto, y luego glasearla para que parezca carne de res, los vendedores causan que los consumidores no sepan nada.

Su consumo con el tiempo puede causar envenenamiento, deformidad y cáncer.

5. Cordero

Carne cruda preparada para una comida. (Michael Saechang/Flickr)

De manera similar, los vendedores deshonestos que no encuentran mucho beneficio en la venta de carne de cordero real están disfrazando la carne de rata, visón y zorro con productos químicos, y la promocionan como carne de cordero.

En 2013 esta práctica estaba tan extendida que la policía incautó 20.000 toneladas de cordero falsificado y arrestó a más de 900 personas, todo en un plazo de tres meses.

6. Vinos

Vino tinto. (F Delventhal/Flickr)

Según se informa, el 70 por ciento de los vinos producidos en China son falsificados. Los incautos turistas son un blanco especialmente fácil para los vendedores deshonestos de vinos falsificados que llevan etiquetas estampadas que los hacen parecer artículos de lujo.

Estos vinos se elaboran normalmente con jugo de fruta barato.

7. Sal de mesa

Pilas de sal marina. (somnuk krobkum/Getty Images)

Se descubrió que casi el 91 por ciento de la sal de mesa que sale de China contenía rastros de metales pesados que aumentan el riesgo de ataque cardiaco, accidente cerebrovascular, hipertensión y alta presión arterial.

Estas sales se producen originalmente para fines industriales.

8. Leche de fórmula para bebés

El 9 de febrero de 2010, agentes chinos comprobaron las fechas de las latas de leche en polvo en una tienda de Tongzi, en la región de Guizhou, en el suroeste de China, ya que los productos lácteos que contienen melamina, un producto químico industrial, volvieron a aparecer en las tiendas de comestibles. (AFP/Getty Images)

La leche de fórmula de China es barata, pero ¿a qué precio?

En 2008, seis bebés murieron y más de 300.000 se enfermaron debido a leche en polvo para bebés que contenía melamina, un compuesto químico utilizado en la producción de plásticos y fertilizantes.

A pesar del aumento de las regulaciones, las fórmulas falsificadas llegaron a los Estados Unidos en 2015, y fueron revendidas usando marcas reconocidas.

A principios de este año, una revisión de seguridad de la industria resultó en la eliminación de 1400 productos de la venta. La nueva normativa exigía que los productos de fórmula para bebés estuvieran registrados en la Administración de Alimentos y Medicamentos de China y que pasaran las inspecciones de seguridad.

9. Tofu

Tofu antes del envasado. (Ivan/Getty Images)

Este popular producto de soja se considera un alimento básico de las dietas vegetarianas.

En 2012, se informó que inspectores de seguridad alimentaria de la provincia de Hunan descubrieron que algunos fabricantes utilizaban ganado, sulfato de hierro e incluso heces humanas para acelerar el proceso de fermentación.

Campesinos drenan el agua contaminada cerca de la mina de cobre Zijin en Shanghang, después de que la contaminación de la mina contaminara el río Ting, un importante vía fluvial en la provincia de Fujian, en el sudeste de China, el 13 de julio de 2010. (STR/AFP/Getty Images)

Otros alimentos potencialmente dañinos para los consumidores incluyen el ajo, el pollo y el pescado que han estado expuestos a las contaminadas vías fluviales de China como resultado del agua que vierten los sitios industriales y los centros de tratamiento de desechos, la contaminación del aire y las enfermedades transmitidas por los alimentos como la gripe aviar.

***

A continuación

Cómo el comunismo busca destruir la humanidad

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS