El plan de una “mafia internacional” encabezada por Cuba para ocupar Venezuela

Por Jesús de León – La Gran Época

Luego de que el presidente de la Asamblea Nacional venezolana, Juan Guaidó, asumiera el pasado miércoles como presidente encargado del Ejecutivo frente a la “usurpación” de Maduro, de inmediato también fue denunciada la presencia interventora del régimen cubano en ese país.

“Seamos sumamente claros: la potencia extranjera que actualmente está interviniendo en Venezuela es Cuba. Cuba ha empeorado directamente la situación”, dijo ayer el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo en la reunión del Consejo de Seguridad de la ONU.

La presencia de los cubanos en Venezuela data de la época de Hugo Chávez. Se consolidó durante los años en que de conjunto con el Foro de San Pablo diseminaban por todo el continente su llamado socialismo del Siglo XXI.

El exiliado presidente de la Corte Suprema de Justicia de Venezuela, el juez Miguel Ángel Martín, dijo a La Gran Época que esta “mafia internacional” se aprovechó de Venezuela.

“Una mafia internacional –me refiero a Cuba, a Brasil en la época de Lula da Silva, a toda esa izquierda distraída de la región– y ha venido ocupando, no solo Venezuela, ocupó durante tiempo Brasil, Argentina, tiene ocupada Bolivia, creando una hegemonía de poder, un control de poder político, a través del dinero del narcotráfico y del producto de la corrupción también”.

“Hablamos de una corrupción muy compleja, aquí hablamos de organizaciones criminales transnacionales. Todo esto originó que Venezuela fuera ocupada en cada una de las áreas”, aseguró el juez Martín.

Fidel Castro y el expresidente de Venezuela, Hugo Chávez, conversan en Cuba, en la Escuela Latinoamericana de Medicina, el 20 de agosto de 2005. (Foto de ENRIQUE DE LA OSA/AFP/Getty Images)

“Le escribieron planes a Chávez, que él fue ejecutando con el régimen cubano. Fue un plan para ocupar todas y cada una de las áreas del país, tanto públicas como privadas. La institución militar, el poder judicial, el poder legislativo, las televisoras, los periódicos, las radios, las empresas de ventas de alimentos; fue una ocupación completa”, agregó.

La presencia de miembros del régimen cubano en puestos importantes pasó a ser una cuestión clave en medio del proceso que vive actualmente Venezuela, mientras el presidente encargado Guaidó trata de llevar adelante la democratización del país y la recuperación de la soberanía nacional.

“Es hora que salga Cuba de las Fuerzas Armadas. Es hora que salgan los cubanos y se retiren de los puestos de decisión (…) ¡Fuera de las Fuerzas Armadas, y fuera de los puestos de decisión! Soberanía, respeto a la toma de decisiones”, expresó Guaidó.

Ejército cubano de ocupación

El pasado 7 de diciembre de 2018, Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), denunció que el régimen de Cuba exporta descaradamente su mecánica operativa de represión a países de la región como Venezuela.

Almagro señaló que se estima que a través de los años, por los menos 22.000 cubanos se infiltraron en el régimen venezolano y ocupan cargos importantes en varios organismos gubernamentales, principalmente en los servicios de seguridad e inteligencia.

En recientes declaraciones, Almagro estimó que son “46.000 personas [cubanas]”, “una fuerza de ocupación, que enseña a torturar, a reprimir, que hace tareas de inteligencia”.

En el mismo sentido, se pronunció ayer el secretario de Estado Mike Pompeo.

“Por años, los matones de seguridad e inteligencia cubanos, invitados a Venezuela por el mismo Maduro y su entorno, han apoyado a este régimen ilegítimo”, añadió. “Ellos han entrenado a los secuaces de seguridad e inteligencia de Maduro en las peores prácticas de Cuba. Hasta los encargados de la seguridad personal del expresidente Maduro los provee el Ministerio del Interior de Cuba”.

La presencia de los militares cubanos abarca la intromisión directa en los mandos de las Fuerzas Armadas venezolanas y en los organismos claves del gobierno de ese país.

Ya en el año 2012, la diputada María Corina Machado había denunciado la presencia del régimen cubano dando órdenes al ejército venezolano.

“Los oficiales cubanos les dan órdenes a los oficiales venezolanos”, afirmó según Noticiero Digital.

Se trataba del Grupo de Cooperación y Enlace de la Fuerza Armada Revolucionaria de Cuba (Gruce), al mando del general de división, Ermio Hernández Rodríguez.

Desde ese momento el sistema de intervención se amplió y perfeccionó.

De acuerdo con Cubanet, el control cubano va desde el Palacio de Miraflores, sede del Gobierno de Venezuela, donde está establecido el jefe de la mesa situacional que es un general cubano.

Desde ahí, los militares cubanos controlan el servicio de inteligencia venezolano, conocido como SEBIN, comandados por oficiales cubanos,que también reciben instrucciones desde Cuba del ministro del Interior.

Agentes de la Contra Inteligencia Militar de Cuba (CIM) controlan las instalaciones militares en el Ministerio de Defensa, en el Estado Mayor y, además, están ubicados en los altos mandos de la Guardia Nacional, el Ejercito, la Fuerza Aérea y la Marina venezolana.

Además, existen unos 3700 agentes de la seguridad del Estado de Cuba, de los cuales 150 están asignados a la seguridad personal del dictador Maduro.

En la principal base militar de Caracas, el Fuerte Tiuna, está acantonado un destacamento de 4500 soldados cubanos.

A ello se suman otras tropas cubanas localizadas en distintos puntos estratégicos a lo largo y ancho de Venezuela.

El estimado de efectivos del ejército cubano es de decenas de miles de soldados, a lo cual se suma una potencial reserva disfrazada de “técnicos” en las distintas ramas (deportistas, ingenieros, médicos, etc.), quienes están disponibles para, en caso de necesidad, ser llamados al servicio activo.

“Estamos totalmente invadidos, los cubanos están en todas partes, en nuestra industria petrolera, en puertos, aeropuertos, ministerios y demás dependencias del estado; están en nuestra Fuerza Armada Nacional con posiciones de poder sobre los venezolanos; están en escuelas, clínicas, hospitales y en el campo”, denunció el general venezolano Henry Vives.

Miembros del Servicio Bolivariano de Inteligencia (SEBIN) patrullan las calles de Caracas, el 15 de enero de 2018. (Foto de JUAN BARRETO/AFP/Getty Images)

Además de eso, Hugo Chávez, y luego Maduro, también les entregaron a los cubanos el sistema electoral, sobre el cual ya está montada una gigantesca trampa que ha estado robándole los votos a los venezolanos para sostener al régimen.

Narco regímenes socialistas

El 1º de enero de este año, Almagro publicó un video con motivo del 60º aniversario de la Revolución Cubana, en el que señaló que fue la dictadura cubana fue la primera en el Continente que se introdujo en el narcotráfico y en el crimen organizado, como demostró el fusilamiento del general Ochoa en 1989.

Su influencia sobre el régimen chavista llevó a Venezuela a involucrarse de lleno en ese negocio.

Los vínculos del chavismo con el narco aparecen mediados por la Cuba castrista.

En un artículo publicado el año pasado, titulado “Cómo Cuba ayudó a convertir a Venezuela en un estado mafia”, The Daily Beast se cuenta cómo en los años 90, antes de la asunción de Chávez en el 99, “los servicios de inteligencia cubanos comenzaron a acercarse a redes que se convertirían en los mayores proveedores mundiales de cocaína: las narcoguerrillas comunistas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y las fuerzas de seguridad venezolanas”.

“La contrainteligencia cubana instruyó a los espías venezolanos, nacionales y extranjeros, y ayudó a organizarlos para erradicar la oposición al régimen de Hugo Chávez. De hecho, los cubanos les enseñaron a hacer lo que fuera necesario para sobrevivir”, señala la publicación.

En estos años, una de las principales figuras del chavismo fue señalada por Estados Unidos como importante narcotraficante internacional.

Se trata de Tareck El Aissami, exvicepresidente de la nación, a quien el Departamento de Estado sancionó congelando sus bienes en suelo norteamericano por haber facilitado el “envío de narcóticos desde Venezuela”.

“El Aissami supervisó en múltiples ocasiones embarques de narcóticos de más de mil kilogramos desde Venezuela, incluyendo embarques a México y a los Estados Unidos. Además de sus propias actividades directas de narcotráfico, El Aissami facilitó, coordinó y protegió a otros narcotraficantes nacionales y extranjeros que operaban en Venezuela”, comunicó el Departamento de Estado.

Recientemente, luego de que la DEA detuviera en el aeropuerto de Haití a dos sobrinos de Nicolás Maduro y Cilia Flores por estar traficando cocaína, estos fueron condenados a 18 años de prisión en EE. UU.

Durante el proceso judicial las autoridades norteamericanas llegaron a la conclusión de que Efraín Antonio Campo Flores y Franqui Flores actuaron con total aval del dictador chavista.

Demás, Diosdado Cabello, número dos del chavismo, es considerado por varios países como el líder del Cártel de los Soles.

Parasitismo petrolero

“En un momento en que los venezolanos están viviendo la mayor crisis humanitaria que este continente ha sufrido en el lapso de nuestras vidas, una escasez de alimentos y medicamentos sin precedentes, Maduro continúa enviando millones de barriles de petróleo crudo, subsidiados, a sus jefes políticos en Cuba, en lugar de utilizar esos recursos para alimentar a su población”, denunció Almagro en la ONU.

Desde el año 2000, Cuba se vio beneficiada por el constante envío de barriles de petróleo por parte del régimen de Venezuela.

A cambio de la presencia en ese país de los médicos cubanos, y otros profesionales, Caracas envía a La Habana petróleo a precios subsidiados.

En Venezuela han trabajado más de 140.000 médicos y técnicos cubanos, de acuerdo con Efecto Cocuyo, que también indica que para diciembre de 2018, sumarían 21.700 los colaboradores del régimen que prestan servicios en Venezuela entre médicos y profesionales de otros perfiles.

Según Reuters, en septiembre de 2018, Venezuela reanudó el suministro de crudo mediano a Cuba, en momentos en que el procesamiento de petróleo en las refinerías del país sudamericano continúa cayendo.

De junio a agosto, los envíos totalizaron 4,19 millones de barriles de crudo venezolano Mesa 30. Desde enero, PDVSA suministró a Cuba 11,74 millones de barriles (unos 49.000 barriles por día) de crudo.

En 2018 llegaron 2000 médicos más a Venezuela desde Brasil.

Salieron de Brasil porque el nuevo presidente Jair Bolsonaro se negó a ser parte del “trabajo esclavo” al que el régimen de La Habana somete a sus profesionales de la salud, que les paga solo una cuarta parte de lo que deben ganar por su trabajo, además de otras muchas limitaciones que tienen. El régimen cubano recibe el 75% de sus salarios.

Los centros de salud dirigidos por médicos cubanos fueron parte de un programa clave de Chávez. Venezuela pagó a Cuba los servicios médicos con envíos de petróleo.

Recuperar la soberanía

Refiriéndose a la ocupación del país por parte del régimen cubano, el presidente encargado de Venezuela lo dijo claro.

“No tiene nada que ver con nuestro hermano pueblo de Cuba, que somos solidarios también con su lucha por democracia y libertad. Tiene que ver con soberanía, con la toma de decisiones, con el ejército libertario de Venezuela”, indicó Guaidó.

Venezolanos realizan una manifestación en Bogotá, Colombia, en apoyo al presidente encardado Juan Guaidó, el 23 de enero de 2019. (Foto de JUAN BARRETO/AFP/Getty Images)

De la misma manera, el juez Miguel Ángel Martín mencionó que Cuba es el mayor responsable de esta tragedia que vive el pueblo venezolano.

“Sí, el régimen cubano es uno de los laboratorios más perfectos que ha originado estos grupos de daño terribles para la región”.

“Yo creo que una vez que recuperemos el territorio de Venezuela, y Venezuela vuelva a ser ese país alegre (…), y nosotros nos encarguemos de recuperar nuestra tranquilidad y estado de bienestar, volver a ser el país que éramos antes”.

“Y que sirva de ejemplo para que en ningún otro país ocurra esto”, afirmó.

*********************************

A continuación:

¿Por qué el comunismo no es tan odiado como el fascismo?

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS