Estaba cazando patos cuando un perro le dispara y lo deja sin una pierna

Por Jesús de León – La Gran Época

Matt Branch, un exjugador de fútbol americano de la Universidad Estatal de Luisiana, sufrió la amputación de una pierna tras recibir el disparo accidental de un perro mientras estaba cazando patos junto a cuatro amigos.

El accidente ocurrió el 28 de diciembre de 2018 cerca del lago Eagle Lake, en Misisipi.

Aproximadamente a las 9:40 a.m., Matt había dejado su arma en la cama del guardabosques. La escopeta de calibre 12 estaba cargada con un proyectil.

“Matt había dejado su escopeta. […] El perro saltó preparándose para salir y pisó el arma empujando el seguro al tiempo que apretaba el gatillo, lo que provocó que el arma se disparara”, explicó en Facebook Micah Heckford, que acompañaba en ese momento a Matt en la cacería.

La bala golpeó a Matt en la parte superior interna de su muslo izquierdo, aproximadamente a 5 o 7 cm de su ingle. “Matt gritó y cayó al suelo”, contó Micah.

En su publicación narró que fue una “experiencia absolutamente traumática”.

Los amigos de Matt llamaron al numero de emergencias, y al mismo tiempo lo sacaron en auto de la zona de caza hasta donde pudiera recogerlo una ambulancia.

A los 5-7 minutos dos socorristas llegaron con algunos suministros médicos.

Luego arribó la ambulancia probablemente 10-15 minutos después de la llegada de los voluntarios. Una vez que llegó la ambulancia, se le hizo un torniquete en la pierna y lo cargaron en la camilla.

La ambulancia lo llevó de inmediato a River Regional en Vicksburg, Misisipi.

Desde entonces Branch tuvo que someterse a distintas cirugías, entre ellas la amputación de su extremidad inferior izquierda, pero en este momento se encuentra en situación estable y su vida no corre peligro.

Historias de convicción:

Trabajó para la mafia y fue un adicto durante décadas, al fin se libera con ayuda de la meditación>

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS