En discurso a la nación, Trump aboga por el muro fronterizo para acabar con “el ciclo de sufrimiento humano”

Por Charlotte Cuthberston y Petr Svab

WASHINGTON – En un discurso de ocho minutos, el presidente Donald Trump habló a la nación el 8 de enero sobre la creciente crisis en la frontera suroeste.

“A lo largo de los años, miles de estadounidenses han sido brutalmente asesinados por aquellos que entraron ilegalmente a nuestro país y miles de vidas más se perderán si no actuamos ahora mismo”, dijo Trump. “Esta es una crisis humanitaria. Una crisis del corazón y una crisis del alma”.

En una transmisión desde el Salón Oval, el Presidente transmitió estadísticas sombrías recopiladas por el Departamento de Seguridad Nacional, incluyendo el aumento en las incautaciones de drogas, las detenciones y deportaciones de miles de miembros de pandillas, y las agresiones sexuales generalizadas a hombres y mujeres migrantes en su viaje hacia el norte.

Donald Trump también se refirió al “ciclo del sufrimiento humano que estoy decidido a terminar” para justificar el muro fronterizo.

“Las mujeres y los niños son las mayores víctimas, por mucho, de nuestro sistema de inmigración roto”, dijo Trump, y agregó que al menos una de cada tres mujeres es violada en el viaje hacia el norte.

El discurso de Trump se produjo después de que los demócratas en el Congreso bloquearan su solicitud de 5600 millones de dólares para construir un muro en la frontera, lo que provocó un cierre parcial del gobierno que comenzó a medianoche del 21 de diciembre. Un equipo encabezado por el vicepresidente Mike Pence pasó el fin de semana del 5 de enero negociando con los demócratas, pero no se llegó a ningún acuerdo.

El 8 de enero, Trump dijo que quiere otros 3500 millones de dólares en asignaciones de Seguridad Nacional en el proyecto de ley de gastos. Los fondos adicionales se destinarían a más espacio de detención, agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas y de la Patrulla Fronteriza, jueces de inmigración y otros recursos, como equipo de escaneo de drogas en los puertos de entrada.

Trump también dijo que la financiación del muro, que modificó a 5700 millones de dólares, sería suficiente para pagar 234 millas (376 km) de una nueva barrera de acero. Las consignaciones adicionales elevaron la solicitud total del paquete de seguridad fronteriza a 12.720 millones de dólares.

“Esta barrera es absolutamente crucial para la seguridad fronteriza. También es lo que nuestros profesionales en la frontera quieren y necesitan”, dijo Trump. “Esto es simplemente sentido común. El muro fronterizo se amortizaría muy rápidamente. El costo de las drogas ilegales supera los 500.000 millones de dólares al año, mucho más que los 5700 millones que hemos pedido al Congreso”.

Frontera entre EE. UU. y México donde la cerca termina en la ladera de una montaña rocosa en el desierto cerca de Yuma, Arizona, el 25 de mayo de 2018. Estados Unidos está en el lado derecho de la cerca. (Samira Bouaou / La Gran Época)

Sobrepasado

Más de un millón de personas que cruzan ilegalmente la frontera desde el triángulo del norte de América Central –El Salvador, Honduras y Guatemala– han desbordado la infraestructura de inmigración y de seguridad fronteriza en los últimos años. La afluencia se ve facilitada por varias lagunas legales, que permiten a los extranjeros evitar la deportación mediante la solicitud de asilo, a pesar de que a más del 90 por ciento de ellos finalmente se les niega el asilo.

Las cortes de inmigración están tan sobrepasadas, con unos 800.000 casos pendientes, que el 98 por ciento de las familias y de los menores no acompañados en el sistema nunca llegan al punto de deportación.

La situación se ha intensificado aún más en los últimos meses. Las detenciones de la Patrulla Fronteriza aumentaron más del 30 por ciento en octubre y noviembre combinados, en comparación con los dos meses anteriores combinados.

Argumentos para un muro

El muro fronterizo fue la promesa central de la campaña de Trump. Los funcionarios de seguridad fronteriza apoyan la idea.

“El Presidente tiene razón, el Presidente del Consejo de la Patrulla Fronteriza [Nacional] tiene razón”, dijo a Fox News Mark Morgan, quien dirigió la Patrulla Fronteriza durante los últimos años de la administración Obama. “Cuando ellos (…) dijeron: ‘El muro funciona’, tienen razón. Y no se basa en una ideología personal y política. Eso se basa en datos históricos y hechos que pueden ser demostrados”.

A Morgan se le pidió que se fuera poco después de que Trump asumiera el cargo.

“Así que Donald Trump te quitó de tu puesto, ¿pero estás aquí para decirnos que de todos modos un muro tiene sentido?”, preguntó Carlson.

“Correcto”, contestó Morgan.

Los líderes demócratas han dicho que el proyecto del muro es ineficaz y costoso, aunque en el pasado muchos han apoyado múltiples proyectos de ley que proponían barreras fronterizas similares a las que Trump está pidiendo.

Solicitantes de asilo se entregan a un agente de la Patrulla Fronteriza después de cruzarse desde México a los Estados Unidos cerca de Mission, Texas, el 7 de noviembre de 2018. (John Moore/Getty Images)

Crisis humanitaria

Trump calificó a la situación fronteriza de crisis humanitaria y de seguridad nacional.

Más de 50.000 menores y más de 100.000 unidades familiares fueron atrapados en la frontera en el año fiscal 2018, que terminó en septiembre –un aumento de más del 34 por ciento con respecto al año anterior, según el Servicio de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP).

Siete de cada diez migrantes son víctimas de la violencia en su viaje hacia el norte, según un informe para el Congreso preparado por el Gobierno. Más del 30 por ciento de las mujeres migrantes y el 17 por ciento de los hombres son abusados sexualmente en el camino.

Muchos de los migrantes se enferman para cuando llegan a la frontera. Cada día, las autoridades remiten a un promedio de 50 de ellos para que reciban servicios médicos, según el informe. Unas 4300 personas en peligro son rescatadas cada año por el CBP.

Los que se benefician del sufrimiento en la frontera son los contrabandistas, que cobran miles por cabeza para escoltar a los migrantes a través de la frontera México-Estados Unidos a través de rutas de contrabando controladas por el cártel. Las organizaciones criminales ganan 2500 millones de dólares al año en el negocio del contrabando de personas, según el informe.

Trump envió el informe a todos los miembros del Congreso el 4 de enero, después de que la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, no pudo presentarlo durante una reunión en la Casa Blanca con los principales legisladores demócratas, el senador Chuck Schumer (demócrata por Nueva York) y la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (demócrata por California).

“Algunos de los presentes no quisieron escuchar la presentación en ese momento”, dijo Trump en una carta a los legisladores del 4 de enero.

Seguridad Nacional

Casi 3800 terroristas conocidos o sospechosos fueron bloqueados por el Departamento de Seguridad Nacional para que no pudieran entrar en el país en 2017, aunque lo más probable es que solo una fracción de ellos fueran detenidos en la frontera sur.

Sin embargo, el riesgo para la seguridad nacional va más allá del terrorismo.

El CBP y los agentes fronterizos arrestaron a unos 17.000 criminales convictos y el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas retiró a casi 6000 miembros de pandillas conocidos o sospechosos en el año fiscal 2018.

“Cuando él dice que se trata de un problema de seguridad nacional, tiene toda la razón”, dijo Morgan. “Y eso no viene solo de mí. Eso viene de los profesionales que han estado haciendo esto durante toda su vida adulta, sirviendo al país en la frontera, protegiendo a los ciudadanos”.

Migrantes se abren camino por la cerca fronteriza de EE. UU. justo donde termina la entrada peatonal este del cruce de San Ysidro en Tijuana, Mexico, el noviembre 25 de 2018. (Charlotte Cuthbertson/La Gran Época)

Crisis de drogas

La frontera porosa también permite a los cárteles alimentar la epidemia de drogas que se cobró la vida de casi 71.000 estadounidenses en 2017.

El CBP incautó o ayudó a incautar 1,7 millones de libras (771.000 kg) de narcóticos en el año fiscal 2018, incluyendo 282.000 libras (128.000 kg) de cocaína, 248.000 libras (112.000 kg) de metanfetamina (un aumento del 38 por ciento con respecto a 2017), 6500 libras (3000 kg) de heroína (un aumento del 22 por ciento) y 2400 libras (1100 kg) de fentanilo especialmente letal (un aumento del 73 por ciento).

La mayoría de las drogas llegan a través de los puertos de entrada, donde el CBP escanea menos del 20 por ciento de los vehículos que pasan por allí. Trump ha pedido al Congreso que autorice 675 millones de dólares “para disuadir y detectar narcóticos, armas y otros materiales que representan una amenaza para Estados Unidos”. El dinero pagaría más perros rastreadores, nuevos equipos de detección y otros apoyos en los puertos de entrada.

El 25 de noviembre de 2018, los migrantes se apresuran a pasar frente a la policía antidisturbios al pie de un puente que conduce desde el campamento de migrantes hasta la entrada peatonal de El Chaparral, en el cruce fronterizo de San Ysidro, en Tijuana, México. (Charlotte Cuthbertson/La Gran Época)

Emergencia Nacional

Trump todavía tiene la opción de declarar una emergencia nacional, lo que le daría poderes adicionales para controlar los recursos de la nación, pero no es ilimitado. Hay varios estatutos federales que especifican lo que el Presidente puede hacer, explicó Will Chamberlain, abogado del Competitive Enterprise Institute, un centro de estudios libertario clásico, en una serie de mensajes de Twitter el 6 de enero.

Bajo la ley federal, el Secretario de Defensa tiene la autoridad de emergencia para tomar “fondos, personal y equipo” de otros proyectos de obras civiles “para construir o ayudar en la construcción, operación, mantenimiento y reparación de obras civiles autorizadas (…) esenciales para la defensa nacional”.

El estatuto le da a Trump la autoridad para usar los fondos de obras civiles (unos 4800 millones de dólares en el año fiscal 2019) para la construcción del muro, dijo Chamberlain. La construcción de la barrera fronteriza ya ha sido autorizada bajo la Ley de Cerca Segura de 2006, que debería ser suficiente para satisfacer el lenguaje del estatuto, argumentó. Lo único que queda es que Trump justifique la construcción como “esencial para la defensa nacional”.

Un estatuto diferente autoriza al Secretario de Defensa a redirigir el dinero para proyectos de construcción militar, aunque Chamberlain reconoce que sería “una exageración” llamar al muro un proyecto de construcción militar.

Otros expertos han dado explicaciones contradictorias sobre si Trump puede o no usar el dinero del Departamento de Defensa para el muro. Actualmente hay 31 emergencias nacionales activas, incluyendo 11 declaradas por el predecesor de Trump, Barack Obama, según un recuento de la CNN. El Congreso puede bloquear una emergencia nacional con una resolución conjunta, pero necesitaría reunir dos tercios de las mayorías para superar el poder de veto de Trump, dijo Chamberlain.

Siga a Charlotte en Twitter: @charlottecuthbo

***

¿Sabías esto?

36 occidentales se reúnen en China para una foto grupal: en 20 segundos llega la policía

Se sentaron a meditar en la principal plaza de Beijing. Su mensaje simple sorprendió a todos y su presencia sin precedentes pronto se convirtió en una noticia internacional.

 

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS