Xi Jinping bajo presión para llegar a un acuerdo con EE.UU. en la reunión del G-20 en Argentina, dicen los expertos

A pesar de la resistencia de Beijing, la administración Trump tiene al régimen comunista en un aprieto

Por Nicole Hao - La Gran Época

Los expertos sobre China dicen que frente a los aranceles agobiantes y otras restricciones que la administración Trump impuso a Beijing, el régimen comunista está bajo una inmensa presión para ceder ante algunas demandas.

Sin embargo, un exprofesor de la universidad de Beijing, que ahora vive en Washington, mencionó a un alto funcionario chino que comentó que el mandatario chino Xi Jinping no retrocederá en la guerra comercial.

Qiao Mu emigró a Estados Unidos con su familia después de renunciar a su puesto en la Universidad de Estudios Extranjeros en marzo de 2017, como consecuencia de las críticas recibidas por escribir un artículo políticamente sensible. En un reciente tuit, expresó que Xi no se sometería a las demandas de Estados Unidos, incluso si Washington impone más castigos económicos.

“No tuvimos miedo del embargo general y las sanciones tras las protestas de 1989 en la Plaza de Tiananmen, ¿por qué deberíamos preocuparnos ahora por los aranceles? En el pasado, las relaciones con Estados Unidos eran nuestra primera prioridad, pero ahora tenemos el proyecto ‘Un Cinturón y Una Ruta’, así como los mercados de todo el mundo, en África y América Latina”, citó Qiao al funcionario.

Sin embargo, el analista Xia Xiaoqiang, radicado en EE. UU., dice que el Partido Comunista Chino (PCCh) está en crisis y que “el golpe a la economía china es fatal” para el PCCh.

“La única legitimidad que tiene el PCCh para controlar a China es asegurar el crecimiento económico. [Mientras esto suceda,] no teme las críticas a los derechos humanos o sobre otros asuntos”, escribió Xia en un artículo publicado el 21 de noviembre en la edición en chino de La Gran Época.

“Una vez que pierde el control de la economía china, el régimen del PCCh está acabado”, escribió Xia.

Según Xia, los aranceles de Trump sobre los productos de exportación chinos que ingresan a los Estados Unidos afectaron a Beijing, con repercusiones que incluyen que compañías extranjeras hayan trasladado su producción y capital fuera de China, aumentando el desempleo y el descontento social.

Tang Jingyuan, otro observador de China, describió que Xi y otros líderes del PCCh están trabajando muy duro para llegar a un acuerdo con Estados Unidos.

“La administración de Xi está tratando de negociar con Trump, pero con varias condiciones previas”, observó Tang. Cree que Xi quiere proteger su plan ‘Made in China 2025’, diseñado para tener ventaja en la industria de alta tecnología.

“[El PCCh] no está mencionando el plan ahora, pero el destino del PCCh depende de si puede aplicar el plan ‘Made in China 2025’”.

Tang detalló que hay algunos rumores de que el PCCh se está preparando para el peor de los casos, como por ejemplo, cortar por completo las relaciones con Estados Unidos, como sugirió Qiao en su Twitter, aunque el cierre del país sería más fácil de decir que de hacer.

“La sociedad china es totalmente diferente de la que existía en 1989”, dijo Tang. “¿Cómo puede el PCCh usar el mismo modelo para controlar a la gente? Algunos dicen que el PCCh puede ampliar los métodos que utiliza con los uigures de Xinjiang para cubrir a toda la población china si las negociaciones van mal, pero no creo que sea posible. Setecientos millones de chinos tienen acceso a Internet. La información se difunde demasiado rápido, y será difícil controlar a todo el mundo de esta manera”.

Tang señaló que el régimen chino depende de las reservas de dólares estadounidenses para su comercio internacional. Si Beijing vende sus bonos del Tesoro estadounidense, sus bancos centrales perderán gran parte de sus activos y la influencia mundial del régimen chino se reduciría drásticamente. “El PCCh no puede sobrevivir sin el dólar estadounidense”, enfatizó Tang.

Aunque tanto Xia como Tang coinciden en que las autoridades chinas están deseosas de llegar a un acuerdo con los Estados Unidos para poner fin a la guerra comercial, el proceso real estaría plagado de dificultades.

“Estados Unidos quiere que el PCCh implemente una reforma comercial integral, sin embargo la condición fundamental para la supervivencia del PCCh es que tiene que romper las reglas internacionales y robar la propiedad intelectual. Si el PCCh acordara una reforma genuina, China desarrollaría una economía de mercado, lo que significa que el PCCh perdería su dominio económico”, dijo Xia.

El PCCh puede aplicar una estrategia dilatoria combinada con trucos turbios aceptando algunas demandas, pero luego renegando de ellas.

“La presidencia de Trump está limitada por la duración de su mandato. Tiene seis años más [a partir de ahora] si gana las elecciones en 2020”, señaló Tang. “El PCCh puede utilizar la estrategia de Kim Jong Un en la Cumbre Trump-Kim, que consistió en acordar aplicar las reformas por etapas, y luego no cumplir con la promesa o implementarla lentamente”.

***

Descubre

¿Por qué China tiene un organismo estilo Gestapo?

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS