Oumuamua: el curioso objeto interestelar que viaja como no debería, tiene nueva hipótesis de la NASA

Por Anastasia Gubin - La Gran Época

Oumuamua, el primer cuerpo interestelar confirmado en nuestro Sistema Solar sigue despertando curiosidad por su trayectoria ajena a las fuerzas gravitacionales, que algunos simplemente atribuyen a una nave alienígena.

Nuevas hipótesis explican un posible causa. Después de su máximo acercamiento al Sol en 2017, dos meses después Oumuamua supuestamente se disparó tan lejos que no pudo ser revelada por el telescopio Espacial Spitzer. Este hecho llevó a los científicos del laboratorio de propulsión de la NASA  a plantearse hipótesis sobre el origen de este extraño comportamiento.

“La trayectoria de Oumuamua muestra aceleraciones no gravitacionales que son sensibles al tamaño y probablemente causadas por la emisión de gases”, dice el estudio publicado el 15 de noviembre en la revista Astronomical Journal. El objeto no siguió las reglas de los otros cometas y asteroides al pasar cerca del Sol.

“Sugerimos que Oumuamua puede haber experimentado emisiones volátiles post-perihelio“, dice el documento al referirse al tiempo después del acercamiento máximo a nuestra estrella.

Esta ilustración muestra a Oumuamua saliendo de nuestro sistema solar. Su compleja rotación dificulta saber qué podría ser. (NASA/ESA/STScI)

Los científicos además explican que estas emisiones volátiles serían “de bajo nivel”, y que “produjeron un manto fresco, brillante y helado”.

Sobre el tipo de gases, dados los límites de CO y CO2 medidos, “sería otra especie de gas, probablemente H2O, que explicaría la aceleración no gravitacional observada”.

“Nuestros resultados extienden el misterio del origen y evolución de ‘Oumuamua”, concluye el estudio basado en las observaciones de Oumuamua hechas con el Telescopio Espacial Spitzer el 21 y 22 de noviembre de 2017.

Spitzer registró a Oumuamua con dimensiones 6 por 1, que sugieren cifras de 240 por 40.341 por 57, y de 1080 por 180 metros, con cierta cantidad de polvo, CO y CO2.


Las nuevas dimensiones son compatibles a las conclusiones de un estudio anterior publicado por la NASA en junio de 2018, que explica cómo los rápidos cambios de la velocidad de Oumuamua podrían ser atribuidos a expulsiones de gas, que impulsan al objeto interestelar. Sin embargo esta hipótesis se explica más claramente si este cometa fuera el más pequeño de los cometas del Sistema Solar.

Oumuamua fue visto por primera vez en octubre de 2017 en los telescopios de Hawái Pan Starrs 1. Las amplias fluctuaciones de la luz que reflejaba permitieron suponer a los científicos que tiene una forma de cigarro de unos 800 metros de largo aproximados.

El problema de las observaciones publicadas hoy, es que el telescopio Spitzer solo registró la imagen de la luz infrarroja de Oumuamua, por lo que aún faltan los datos de una observación con un telescopio óptico de luz visible.

Aún no se puede descartar que el objeto misterioso sea esférico, entre 98 y 440 metros.

A continuación

Qué es Falun Dafa y por qué se propagó por todo el mundo

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS