Las alertas sobre los ingresos de Alibaba señalan una economía china debilitada

Por Fan Yu - La Gran Época

Análisis

El Grupo Alibaba espera tiempos difíciles, ya que las acciones de la compañía de comercio electrónico más grande de China, que un tiempo volaban muy alto, se han visto afectadas en los últimos meses por la caída del 30 por ciento desde que alcanzó su máximo histórico el 14 de junio.

El 2 de noviembre, la empresa alarmó a los inversionistas al recortar sus estimaciones de crecimiento de ingresos para el resto del año fiscal, que terminará en marzo de 2019. Las empresas públicas periódicamente envían informes actualizados a los analistas e inversores sobre las proyecciones financieras futuras; los cambios negativos en las previsiones a futuro suelen hacer bajar las cotizaciones de las acciones.

En el último trimestre, los ingresos de Alibaba fueron de 12.400 millones de dólares, un 54 por ciento más que en el mismo período del año pasado, pero menos de lo que esperaban los analistas de Wall Street. Los márgenes de ganancia fueron estrechos, ya que la empresa aumentó sus desembolsos de capital en las ventas por menor, la computación en la nube y la infraestructura de transporte.

Las menores previsiones de ingresos se debieron a la decisión de no “rentabilizar el inventario progresivo generado por nuestros crecientes usuarios y contactos”, declaró el CEO Daniel Zhang a los analistas de Wall Street en su informe trimestral de ganancias del 2 de noviembre. En otras palabras, Alibaba decidió no aumentar la colocación de anuncios pagos, a pesar del creciente número de usuarios.

Fue una actualización decepcionante para los inversores, que hicieron que las acciones de Alibaba cotizadas en la bolsa de Nueva York bajaran un 2,4 por ciento ese día.

Taobao Marketplace y Tmall, ambas de Alibaba y con sede en Hangzhou, son las tiendas en línea más populares de China. En los últimos años, la compañía también se expandió a nuevos rubros como entretenimiento, computación en la nube y servicios financieros.

Los resultados de Alibaba suelen ser vistos por los inversores como un medidor del gasto del consumidor chino y un importante indicador de la economía nacional. El minorista en línea celebrará su importante evento de compras el ‘Día del Soltero’ el 11 de noviembre, cuando Alibaba espera alcanzar un número récord de pedidos, incluyendo la participación de comerciantes y consumidores extranjeros.

Preocupaciones sobre la economía nacional

Los problemas existentes de Alibaba tienen poco que ver con la guerra comercial entre China y Estados Unidos, en cambio, tiene mucho que ver con la intensificación de la competencia y la desaceleración de la economía dentro de China.

Maggie Wu, directora de finanzas de Alibaba, afirmó a los analistas en su informe trimestral de ganancias que “los comerciantes se enfrentan a tiempos difíciles”. Zhang agregó: “La economía mundial está en un estado de incertidumbre”.

Este año fue poco amigable para Alibaba, ya que la retirada aún pendiente del fundador y presidente Jack Ma, y la disminución de los márgenes incidieron negativamente sobre el valor de sus acciones.

Las recientes preocupaciones sobre la economía china y el gasto de los consumidores tendrán efectos más duraderos para la empresa y el sector.

En las pasadas crisis bursátiles, los consumidores chinos fueron un permanente aspecto positivo. Cientos de millones de personas se incorporaron a la clase media en la última década y utilizaron su creciente poder adquisitivo en automóviles, indumentaria, electrónica y productos alimenticios de calidad. Pero recientemente, los compradores chinos estuvieron ajustando sus presupuestos. Los ejecutivos de Alibaba señalaron en sus informes trimestrales que las ventas de productos electrónicos, electrodomésticos y artículos de gran valor estaban disminuyendo.

Las débiles perspectivas de ventas de la compañía sugieren que la recesión económica está empezando a afectar a los sectores no financieros de la economía china, incluidos los consumidores de la clase media del país.

¿Qué está causando este estado de ánimo deteriorado entre los consumidores chinos? En China existen pocos indicadores fiables de la confianza de los consumidores, pero las noticias negativas en torno a la guerra comercial aumentaron el nivel de temor entre la clase media.

Las recientes medidas enérgicas contra los bancos en la sombra –desde productos de seguros hasta los préstamos entre pares– probablemente mermaron los ingresos de los consumidores. El aumento de la competencia en el comercio electrónico y un comportamiento de compra más sofisticado también hicieron que sea más difícil para las empresas luchar por mantener su cuota de mercado.

Pero hay más. Los efectos de los aranceles de EE.UU. se sentirán en el futuro cercano: las fábricas están reduciendo su producción y ya hay algunos fabricantes que trasladaron su producción al sur de Asia. Esto provocará la pérdida de puestos de trabajo y una disminución del gasto minorista de la clase media china.

La cúpula del Partido Comunista parece estar consciente de los nubarrones que se van acumulando. El 1 de noviembre, los principales responsables políticos de China celebraron un simposio de alto nivel con empresarios del sector privado, en el que los líderes prometieron más apoyo a las empresas, incluyendo un menor IVA y un mejor acceso a la financiación.

“Esto, junto con la reunión trimestral del Politburó a finales de octubre, confirma nuestra opinión de una mayor flexibilización de las políticas para aumentar la confianza de las empresas y detener los riesgos para el crecimiento”, escribieron los analistas de Morgan Stanley en una nota de investigación.

Otras medidas de flexibilización en desarrollo incluyen propuestas potenciales para reducir a la mitad el impuesto sobre la compra de automóviles al 5 por ciento, y reducir el impuesto sobre la renta de las personas físicas, según un informe de Bloomberg.

Competencia feroz

La reducción del gasto de los consumidores no es el único viento en contra que enfrenta Alibaba. La competencia más dura de su mayor rival nacional, JD.com, y los competidores emergentes como Pinduoduo y Meituan Dianping también presentan desafíos.

JD.com, cuyos ingresos aumentaron más del 300 por ciento desde 2014, es el competidor más temible de Alibaba. El mes pasado, JD.com desplegó su propia red logística en Shanghai, Guangzhou y Beijing, permitiendo a los consumidores y a las empresas enviar paquetes utilizando su portal dentro de la aplicación de mensajería WeChat.

JD.com tiene un modelo de negocio muy diferente al de Alibaba. Mientras que Alibaba generalmente vende productos de comerciantes afiliados, JD.com controla su propio inventario e infraestructura de entrega, de manera similar a Amazon.com.

Las acciones de la compañía que cotizan en el Nasdaq también se vieron afectadas este año, cayendo más del 50 por ciento, a 24,05 dólares, desde el máximo de 50,50 dólares alcanzado a finales de enero.

Pinduoduo, que combina ventas con descuento en línea y redes sociales, recibió nuevo capital después de recaudar 1600 millones de dólares en una oferta pública inicial en Nueva York en julio. Pinduoduo, que ha estado creciendo muy rápidamente, tiene alrededor de 195 millones de usuarios mensuales, según TechNode, un sitio web de tecnología con sede en China.

Con respecto a este año, Alibaba tiene la mayor participación en el mercado de comercio electrónico, con un 58 por ciento, según eMarketer. JD.com ocupa el segundo lugar con un 16,3 por ciento, mientras que Pinduoduo ocupa un distante tercer lugar con un 5,2 por ciento. Curiosamente, tanto JD.com como Pinduoduo están respaldados por Tencent, una de las mayores empresas de Internet de China.

“Una competencia más dura significa que Alibaba enfrenta algunas decisiones difíciles”, escribió Tim Culpan de Bloomberg en un editorial del 2 de noviembre. “Podría seguir presionando a los comerciantes a comprar anuncios –lo que, a su vez, estimula a otros comerciantes a comprar anuncios para mantenerse en carrera– y arriesgarse a que algunos vendedores abandonen el barco. O podría retomar esa competencia feroz y hacer que los vendedores en línea se queden con ellos”.

La decisión de la gerencia de no maximizar sus anuncios significó que “optó por esto último, apostando a que tendrá la oportunidad de llegar a ellos más tarde”, escribió Culpan.

Por ahora, todos los ojos estarán puestos en el Día del Soltero. Sin presiones, Alibaba.

***

Mira a continuación

¿Por qué China se comporta de forma contraria al resto del mundo?

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS