Cinco toneladas de enormes municiones alemanas descubren y retiran del río Mosa en Francia

Por La Gran Época

El 18 de noviembre se conmemoran 100 años del fin de la Primera Guerra Mundial, y los expertos franceses aún están desenterrando municiones.

En Vilosnes-Haraumont, donde el río Mosa serpentea al norte y al oeste de Verdún en Francia; en un solo día de octubre, dos buzos sacaron cinco toneladas de bombas sin explotar, una cifra extraordinaria considerando que en un año se recolectan 45 a 50 toneladas de artillería, reportó Reuters.

El vídeo principal muestra como los expertos extrajeron las peligrosas municiones.

El ejército alemán arrojó miles de proyectiles de artillería a las aguas del río después de la batalla de Le Mort Homme en 1916. Fueron días de los temibles combates cuerpo a cuerpo. Los alemanes capturaron Bois des Corbeaux tomando el bosque y una gran cantidad de prisioneros franceses. Más tarde la lucha en la orilla derecha del río Mosa fue más dura para los alemanes, quienes movilizaban una gran cantidad de proyectiles para devastar la zona con sus intensos bombardeos de la artillería.

Primera Guerra Mundia.l (Wikimedia)

Guy Mumper, especialista en despeje de bombas, dijo que las municiones encontradas en el río Mosa había que sacarlas de inmediato. “Aquí estamos en un sitio relativamente ‘estable’, porque estos son proyectiles que no se han disparado. (…) No es como un proyectil que ha sido disparado donde se ha eliminado el sistema de seguridad, entonces… en este caso son relativamente estables. Nosotros sabemos que podemos manejarlos un poco”.

Trincheras francesas de la batalla de Verdun en 1916. (Wikimedia)

Sin embargo advirtió que “nunca estamos 100 por ciento seguros que no se dispararán, pero tenemos suficiente espacio para maniobrar”.

En Vilosnes-Haraumont, donde el río Mosa serpentea al norte y al oeste de Verdún, en Francia, en un solo día de octubre dos buzos sacaron cinco toneladas de bombas sin explotar. (Captura de vídeo Reuters)

Las municiones recolectadas son muy pesadas, hasta 120 kilogramos. “Eso es mucho. Nunca estamos a salvo, por lo que desde el momento en que se informa de una munición, salimos y la recogemos. Es una cuestión de principios”, agregó Mumper.

Soldados franceses contra alemanes durante la Primera Guerra Mundial. (Wikimedia)

Los especialistas relataron además que “hay frecuentes accidentes que involucran a personas que se creen expertos en eliminación de bombas que van demasiado lejos y lamentablemente les cuesta la vida en el peor de los casos”.

Primera Guerra Mundial. Fábrica alemana de morteros. (Wikimedia)

La Primera Guerra Mundial ocurrió en gran parte en suelo francés y belga, y se combatió en las trincheras excavadas en el suelo a lo largo de las fronteras de ambos países y de Alemania. De una parte, la coalisión entre Alemania, Austria, Hungría e Italia, y del otro Francia, el Reino Unido y Rusia.

Primera Guerra Mundial. Almacén de municiones en el Reino Unido. (Wikimedia)

Más de 10 millones de soldados, incluyendo 1,4 millones de franceses, murieron en el dramático conflicto que abrió la puerta a las revoluciones.

A continuación

Cómo los médicos en China se convierten en asesinos

El excirujano chino Enver Tohti dijo que fue convertido en un “”robot”” asesino mientras pensaba que estaba trabajando para “”una gran causa””.”

0

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS